La base espacial de Elon Musk vista por dentro por primera vez
  1. Tecnología
  2. Novaceno
Y el cohete más grande de la historia

La base espacial de Elon Musk vista por dentro por primera vez

Elon Musk hace un recorrido exclusivo por la 'Starbase' de SpaceX, donde acaban de montar el cohete más grande de la historia

Foto: Elon Musk en Starbase. (Everyday Astronaut)
Elon Musk en Starbase. (Everyday Astronaut)

Elon Musk ha ofrecido el primer recorrido a su Starbase, un lugar que hasta ahora estaba vedado a la mayoría del público y que solo se podía ver de lejos. Es un lugar impresionante. En el tour también ofrece explicaciones sobre detalles técnicos del Starship y su primera fase, el Super Heavy Booster, así como otros pensamientos interesantes sobre la seguridad y la próxima misión de SpaceX.

Foto: Una nueva herramienta para evitar la contaminación de uranio en el agua potable. (REUTERS)

La base es aún más impresionante cuando sabes que todavía está en estado embrionario: según Musk, en un mes habrá cambiado y seguirá creciendo y evolucionando hasta probablemente convertirse en el mayor espaciopuerto del mundo.

placeholder El ensamblaje de Starship y Super Heavy Booster. (SpaceX)
El ensamblaje de Starship y Super Heavy Booster. (SpaceX)

El tour coincide con el primer ensamblaje del Super Heavy Booster 4 y el Starship SN20, como se puede ver en el vídeo bajo estas líneas y las impresionantes fotografías facilitadas por el propio Musk.

El Starship y el Super Heavy Booster fase unidos por primera vez en su prueba de ensamblaje

La nave completa estuvo sobre la plataforma de despegue durante una hora para comprobar que las dos partes encajaban correctamente. En ese momento se convirtió en el cohete más grande y potente de la historia. Mucho más potente que el Saturno V que llevó al ser humano a la Luna. Luego las volvieron a separar.

placeholder El ensamblaje de Starship y Super Heavy Booster. (SpaceX)
El ensamblaje de Starship y Super Heavy Booster. (SpaceX)

Solo la primera fase del cohete —que es totalmente reutilizable, como el resto de cohetes de SpaceX— mide algo más de 69 metros de altura. Junto con el Starship, su altura total aproximada es de 120 metros.

placeholder Operarios de SpaceX controlando el ensamblaje. (SpaceX)
Operarios de SpaceX controlando el ensamblaje. (SpaceX)

El 69 es otro de los números mágicos que se repiten mágicamente en todos los proyectos de Musk. El fundador de SpaceX explica en la segunda parte del tour que tanto los 69 metros del cohete —la postura sexual como el 420 del Super Heavy Booster 4 y Starship SN20 —el código de la marihuana— han surgido totalmente al azar.

La primera parte del tour

El tour comienza en la gran bahía de ensamblaje, donde se puede ver el Super Heavy Booster 4 que ahora está en la rampa de lanzamiento.

Primera parte del tour de Starbase

Musk también ofrece un vistazo al montaje de las aletas que el Super Heavy Booster utilizará para maniobrar en su retorno a la Tierra y, si sale todo bien, amerizar suavemente sobre el Atlántico.

placeholder Una de las aletas de maniobra del Super Heavy Booster. (Everyday Astronaut)
Una de las aletas de maniobra del Super Heavy Booster. (Everyday Astronaut)

Musk también habla del motor Raptor. 29 de estos motores de última generación han sido instalados en esta primera fase del cohete, convirtiéndola en la más potente de la historia, con 70 meganewtons de fuerza.

placeholder Inicio del ensamblaje de Starship y Super Heavy Booster. (SpaceX)
Inicio del ensamblaje de Starship y Super Heavy Booster. (SpaceX)

En total, esos 29 motores le darán el doble de empuje de los cinco motores principales del Saturno V —el legendario Rocketdyne F-1— que ofrecían una fuerza total de 35 meganewtons.

placeholder Los 29 motores Raptor del Super Heavy Booster. (SpaceX)
Los 29 motores Raptor del Super Heavy Booster. (SpaceX)

La primera parte del tour también nos lleva a un prototipo parcial del la versión lunar del Starship y una explicación de cómo funciona la separación de las fases y los motores superiores de gas caliente de esta versión especial que será fabricada para las misiones Artemis de la NASA.

La segunda parte del tour

En la segunda parte se puede ver el resto de instalaciones de la Starbase. El primer hangar están los motores Raptors ya ensamblados, esperando nuevas naves para su montaje.

La segunda parte del tour de Starbase

En el segundo hangar, SpaceX ensambla y almacena los depósitos de combustible. En el tercer hangar ensamblan los conos del Starship, que es la parte habitable de la nave. Aquí añaden los azulejos térmicos que protegerán a Starship contra la fricción de la reentrada a la atmósfera terrestre (o marciana).

placeholder La impresionante vista del sistema de tuberías de combustible que alimenta a los motores Raptor. (SpaceX)
La impresionante vista del sistema de tuberías de combustible que alimenta a los motores Raptor. (SpaceX)

De hecho, se puede ver de cerca el escudo térmico del S20 que volará en el primer test orbital (del que habla más aquí). El material parece mucho más fino que los azulejos térmicos del transbordador espacial, del que Musk habla en referencia a los fallos que tuvo la NASA.

placeholder El escudo térmico del SN20. (Everyday Astronaut)
El escudo térmico del SN20. (Everyday Astronaut)

Según Musk, esas dos catástrofes —la del anillo de uno de los cohetes de combustible sólido del Challenger y la del material de aislamiento que dañó los azulejos térmicos del Columbia— fueron producto de defectos conocidos por la NASA, que prefirió mirar para otra parte misión tras misión hasta que ambos problemas técnicos resultaron fatales.

El fallo es aceptable, pero solo a veces

Sobre el tema de los fallos, Musk ofrece su particular visión. En sus naves tripuladas Dragon, dice, sus estándares de seguridad son los máximos posibles. No hay lugar para el fallo, asegura. La tolerancia es cero.

placeholder Los motores en el Starship N20. (SpaceX)
Los motores en el Starship N20. (SpaceX)

Para sus cohetes Falcon, sin embargo, la tolerancia es algo mayor. "Si alguno se estrella al aterrizar", apunta, "no pasa nada. Es asumible". Finalmente, está Starship. Ahora mismo, los fallos en Starship son totalmente admisibles porque están en fase de pruebas rápidas. Su objetivo es iterar lo más rápidamente posible para "crear el primer cohete totalmente reutilizable de la historia", afirma Musk.

placeholder La plataforma de lanzamiento casi acabada. (SpaceX)
La plataforma de lanzamiento casi acabada. (SpaceX)

El ingeniero jefe de SpaceX también explica en el tour que no le preocupa este primer lanzamiento de prueba y que, como objetivo, se conforma con que no estalle en la plataforma de despegue. Según él, esto sería "un inconveniente" porque dañaría la monstruosa plataforma de hormigón armado y la gran torre, que son lo más caro de construir y a las que denomina Fase 0. La primera fase —el Super Heavy Booster— es "fácilmente reemplazable".

Si los test que van a hacer en los próximos meses salen bien, SpaceX espera lanzar el SN20 en su primer vuelo orbital antes de fin de año. Será algo muy parecido a la visualización que podéis ver sobre estas líneas. Sin duda, un día para la historia.

Elon Musk SpaceX Espacio
El redactor recomienda