Volvo Trucks despliega una amplísima gama de camiones eléctricos
  1. Motor
  2. Eléctricos
Autonomía hasta 300 kilómetros

Volvo Trucks despliega una amplísima gama de camiones eléctricos

Emplean la misma plataforma de los camiones diesel y emplean una caja de cambios que combina los tres motores eléctrico con hasta 666 CV que incluye marchas reductoras

Foto: Con los FH, FM y FMX, Volvo Trucks completará a principios de 2023 una amplia oferta eléctrica.
Con los FH, FM y FMX, Volvo Trucks completará a principios de 2023 una amplia oferta eléctrica.

La compañía sueca Volvo sigue adelante con el plan de electrificación de su gama, pero no solo la división Volvo Cars de turismos sino también la de camiones. En la segunda mitad de 2022 tiene previsto lanzar al mercado tres nuevos modelos mientras que la gama eléctrica de camiones estará completa a principios de 2023 con la llegada de su oferta completa de vehículos pesados para transporte de larga distancia y de hasta 44 toneladas. Un ambicioso plan para reducir drásticamente las emisiones en el transporte.

La electrificación avanza con una gran rapidez en el sector de automoción, cada día se habla más del coche eléctrico o electrificado y poco a poco las infraestructuras siguen creciendo, aunque en unos países más rápido que en otros. Pero el anuncio de tres nuevos vehículos eléctricos de la gama intermedia de camiones de Volvo, los FH, FM y FM X que ya están a la venta, y la llegada de los más grandes a principios de 2023 es un gran paso adelante.

Ahora comienza la venta de tres modelos importantes para la electrificación del transporte de la mano de Volvo Trucks, con los FH, FM y FMX. Estos modelos están basados en la tecnología más vanguardista, con plataformas compartidas, lo que permite que sean modelos adecuados para una amplia gama de transportes. Y suponen un primer paso para que las empresas de transporte comiencen su trayectoria eléctrica.

placeholder La gama eléctrica también incluye vehículos específicos de obra.
La gama eléctrica también incluye vehículos específicos de obra.

Con la llegada de estos tres modelos, ya son cinco los que componen la gama de vehículos eléctricos de Volvo en Europa. Su producción comenzará con las unidades tractoras a lo largo de la segunda mitad de 2022 para continuar con las unidades rígidas desde principios de 2023. Estos nuevos camiones pesados para el transporte por carretera y de construcción regional tienen un peso máximo autorizado de hasta 44 toneladas. Se ofrecen con una amplia gama de configuraciones, con dos alturas de chasis, dos distancias entre ejes y la opción de 2, 3 o 4 ejes.

Uno de los puntos clave de esta nueva familia de camiones eléctricos es que están construidos sobre la misma plataforma que sus equivalentes diesel o de gas natural licuado. Esto permite una reducción en el coste de desarrollo. También ofrecen una gran flexibilidad para adaptarse a los diferentes trabajos y poder así satisfacer una amplia gama de necesidades en el mundo del transporte a nivel europeo.

Foto: El Volvo C40 Recharge es el primer modelo solo eléctrico de Volvo que llegará al mercado a finales de año.

Por lo que se refiere a su esquema mecánico estos vehículos emplean un sistema con tres motores eléctricos que se combinan con la caja de cambios i-Shift de Volvo Trucks. Esta caja tiene una estrategia única de cambio de marcha, que ha sido optimizada para su funcionamiento con un vehículo eléctrico. Con ello estos vehículos ofrecen una cadena cinemática de propulsión eléctrica con hasta 666 caballos de potencia y con una caja de cambios capaz de aguantar un par de hasta 28.000 Nm.

Esta caja permite arrancar en la marcha más alta posible, para ahorrar energía de la batería y lograr la mejor eficiencia energética. Pero al mismo tiempo también ofrece marchas más bajas para una utilización en carreteras más empinadas o para situaciones de arranque que requieren un par motor adicional. Y en función de las necesidades específicas por el tipo de trabajo al que se dedique el camión, se ofrecerán diferentes tomas de fuerza.

Sin duda la clave de cualquier vehículo eléctrico es su batería y en este caso se utiliza la última generación de baterías de iones de litio de alta densidad. Un camión eléctrico con seis módulos de baterías tiene una capacidad nominal de 540 kWh, lo que permite una autonomía de hasta 300 km.

placeholder Permiten cargar hasta 250 kW con corriente continua y 43 kW con alterna.
Permiten cargar hasta 250 kW con corriente continua y 43 kW con alterna.

En cuanto a la recarga, ofrecerá dos posibilidades con corriente alterna o corriente continua como ocurre también con los turismos. Pero en este caso la toma de corriente alterna puede alcanzar los 43 kW, lo que resulta ideal para cargar durante la noche. También ofrece la posibilidad de carga ultrarrápida con corriente continua, en la que la potencia máxima de recarga es de 250 kW. Esta última es la más útil cuando se circula en un camión con dos turnos o cuando se necesita una recarga mientras se hace la parada para la comida, lo que aporta un plus de autonomía. Con un cargador de 250 kW se puede recargar el 80 % de la batería en menos de 90 minutos.

Con el lanzamiento de estos nuevos vehículos Volvo ofrecerá desde mediados del año que viene una amplia gama de camiones eléctricos para el mercado europeo. El punto de partida será el FH Electric para el transporte regional interurbano. Por encima el FM Electric, un camión versátil para transporte local pesado y para distribución regional. Un escalón superior es para el FM X Electric, enfocado hacia un transporte para la construcción más limpio y silencioso. Para la distribución local y urbana, así como para utilizaciones específicas como el transporte de residuos, se ofrecerán los FE Electric y FL Electric.

Transporte
El redactor recomienda