Renault trabaja en un Plan Revival con los R5 y '4 latas' eléctricos
  1. Motor
PODRÍA FABRICARSE EN ESPAÑA

Renault trabaja en un Plan Revival con los R5 y '4 latas' eléctricos

Serían dos modelos modernos, 100% eléctricos y tecnológicos, pero con la imagen de dos coches icono de la marca

placeholder Foto: Prototipo del nuevo R5 presentado en enero pasado junto a un ejemplar del clásico.
Prototipo del nuevo R5 presentado en enero pasado junto a un ejemplar del clásico.

Tras el anuncio hace unas semanas de sus peores resultados en 2020, con unas pérdidas de 8.000 millones de euros, el grupo Renault prepara su renacimiento con una nueva gama de modelos completamente adaptados a los nuevos gustos de los usuarios y sobre todo electrificados. Dentro de este plan se habla con intensidad desde hace semanas de la opción de poner en marcha un plan Revival para transformar algunos de los modelos icónicos de Renault, como el R5 o el R4, en los nuevos modelos de la marca.

Renault anunció hace unas semanas sus resultados de 2020 con una cifra muy mala, peor de lo previsto inicialmente por los analistas, lo que llevó a una caída en bolsa de más de un 4 % ese día. Más de 8.000 millones de euros perdidos en un año que ha sido difícil para todo el sector del automóvil, pero en el que Renault ha sufrido especialmente. Luca de Meo, presidente del grupo francés, lleva muchos meses trabajando en una completa reestructuración de la compañía para volver rápidamente a los beneficios.

Sin duda una de las claves de esta gran caída de Renault se debe a la gama de modelos demasiado grande que tiene a la venta en este momento. Una familia de vehículos que no se adaptan a lo que el mercado demanda. Sin embargo tiene otros muy buenos, que están funcionando muy bien y que demuestran el potencial que siempre tiene la marca francesa.

Por ejemplo, el éxito que tiene el Captur, su modelo todocamino pequeño fabricado en España, es muy grande no solo en España y Europa sino en todo el mundo. También tienen un buen volumen de ventas el Kadjar o el Clio. Sin embargo, otros modelos como el Scenic o el Gran Scenic o incluso el Espace, tienen unas ventas más limitadas.

placeholder EN SITUATION
EN SITUATION

Luca de Meo, el presidente del grupo Renault, puso las claves de la nueva Renault cuando el pasado 14 de enero anunció su plan Renaulution, un ambicioso proyecto para devolver a la rentabilidad a la marca francesa y a todo el grupo que dirige en los próximos años. Sin duda, uno de los aspectos clave es la renovación de la gama, que incluye el adiós a una gran cantidad de modelos que han quedado obsoletos y que no tienen demanda en el mercado. En su lugar todo el grupo Renault, con sus marcas Dacia, Renault, Alpine y Lada, lanzará hasta 24 modelos en los próximos años, de los que muchos serán electrificados.

Foto: Luca de Meo durante su exposición de la nueva estrategia Renaulution a través de internet.

Dentro de este ambicioso plan se incluye un plan "revival", en el que se podrían incluir dos vehículos muy modernos pero basados en el pasado de la marca. Se trata de dos vehículos legendarios que forman parte de la historia de Renault en Europa como son el R5 y el R4, también conocido como 4L o "cuatro latas".

Durante la presentación del plan Renaulution por parte de De Meo, se presentó también un interesante prototipo que hereda el nombre de uno de los vehículos clave de la historia de Renault, el R5. Un coche que fue fundamental para la motorización de España. El prototipo R5 cuenta con un estilo parecido al del clásico, con líneas que recuerdan fácilmente al origina. Pero por supuesto es mucho más moderno, más tecnológico y, eso sí, 100 % eléctrico.

El ejecutivo italiano habló entonces de eliminar coches en segmentos de mercado con poco margen comercial. Sin duda uno de los vehículos que podría verse afectado por este plan sería el Renault Twingo. Este modelo, recientemente se ha adaptado de ser un coche de gasolina urbano a un eléctrico puro, pero igualmente de enfoque 100% urbano. Sin embargo Renault Twingo tendría poco sentido si la marca lanza también un R5 solo un poco mayor y 100 % eléctrico, más moderno y algo más amplio. Este modelo también vendría a reemplazar al Zoe, centralizando la oferta eléctrica pequeña.

placeholder Radiografía del R-4 para comprobar su sencillez mecánica y su gran versatilidad interior.
Radiografía del R-4 para comprobar su sencillez mecánica y su gran versatilidad interior.

Pero sin duda la gran novedad podría venir de otro modelo si cabe aún más icónico que el R5, y hablamos del Renault 4L. Seguro que algunos de ustedes se acuerdan de ese coche. Era un vehículo con su parte trasera muy cuadrada, con un gran portón y con un interior muy versátil que permitía adaptarse a todo tipo de usuarios. Pero por encima de todo un coche mecánicamente muy sencillo y que daba unas posibilidades de utilización casi interminables.

Este modelo, que ahora cumple 60 años de vida desde su presentación oficial, podría perfectamente convertirse en un todocamino moderno, muy funcional y barato, pero sobre todo 100 % eléctrico. Solo con levantarle ligeramente la altura libre al suelo ya tendríamos un modelo todocamino. Pero eso sí, con una gran personalidad, con un interior amplio y muy modulable y con una historia por detrás que ningún otro modelo de este mercado de vehículos con cierto aire campero tiene.

Sin luz verde

Aún no es seguro que Renault vaya a sacar al mercado este vehículo, todavía hay que planificar muchas cosas, analizar dónde se podría fabricar, los costes de su electrificación, su seguridad. Pero es una alternativa que se maneja en el grupo Renault. Lo que sí es seguro es que la marca Renault prevé lanzar 14 modelos nuevos en los próximos 7 años, de los que la mitad serán 100% eléctricos como anunció De Meo en su intervención durante el pasado mes de enero. Este Plan Revival tendría todo el sentido en la situación actual que vive Renault, muy necesitada de hacer muchos cambios de forma rápida. Serían modelos que no necesitarían una gran campaña de imagen, porque ya la tienen de sus antecesores.

Y además la estrategia de un plan basado en relanzar un modelo mítico ya le dio un magnífico resultado a De Meo en su etapa en el Grupo Fiat. Fue el ejecutivo italiano el que puso en marcha, junto a Marchionne, el nuevo Fiat 500, como el sucesor de uno de los coches míticos de mediados del siglo pasado en toda Europa. Este coche ha mantenido en pie durante los últimos años a la marca turinesa.

Coches
El redactor recomienda