El Audi Q5 se convierte en un SUV con etiqueta eco
  1. Motor
CON TECNOLOGÍA MILD HYBRID

El Audi Q5 se convierte en un SUV con etiqueta eco

Al volante de la variante 40TDi de 204 CV la más interesante hasta la llegada de las variantes híbridas enchufables

Foto: Estéticamente incluye pocos cambios pero ahora todos los Audi Q5 son híbridos con etiqueta "eco".
Estéticamente incluye pocos cambios pero ahora todos los Audi Q5 son híbridos con etiqueta "eco".

Audi ha renovado dos de sus modelos clave en el mercado todocamino, por un lado el Q2 de acceso, del que nuestros lectores tuvieron una primera toma de contacto el pasado mes de diciembre, y el Q5. Aporta interesantes cambios, como todas sus mecánicas híbridas, su nueva pantalla táctil de la consola central o sus acabados, aún más cuidados. Pero sin duda la novedad principal es que en solo unos meses llegará al mercado una nueva carrocería Sportback con la que el modelo cambia para ofrecer un aspecto más dinámico.

El Audi Q5 sin duda es el punto fuerte de la gama todocamino de Audi y con esta renovación se pone al día. Y lo hace consiguiendo que todos sus modelos estén equipados con tecnología mild hybrid con lo que tienen etiqueta "eco". Con ello, más allá de sus buenas capacidades ruteras, también ven facilitada su utilización en el interior de la ciudad, con menos restricciones en el centro urbano.

La gama del nuevo Q5 cuenta inicialmente con tres versiones de motor diferentes. Se trata de una variante de gasolina, el 45 TFSI con un motor de 265 caballos, siempre asociado con la tracción a las cuatro ruedas. En cuanto a vARIANTes diesel, dos opciones diferentes: la de acceso el 35 TDI con un motor de 163 caballos asociado con la tracción delantera y como tope de gama el 40 TDI de 204 caballos, siempre con la tracción Quattro. Y todos los modelos incluyen el cambio STronic de doble embrague y siete marchas.

Es decir, que el nuevo Q5 solo se ofrece con cambio automático y con una variante de acceso de tracción delantera con el diesel de 163 caballos. Y todos ellos con tecnología mild hybrid y con etiqueta "eco" de la DGT. En cuanto a su acabado exterior, el vehículo se ofrece con tres aspectos diferentes: el básico, una versión Advanced y por encima el S Line con un estilo más dinámico, a las que se añade una versión aún más exclusiva, el Black Line, con un acabado en el que destacan numerosos detalles en color negro.

placeholder Mayor calidad percibida en el interior del nuevo Audi Q5.
Mayor calidad percibida en el interior del nuevo Audi Q5.

En cuanto a su Abanico de precios, la versión de acceso se ofrece desde 47.610 euros, por encima encontramos el acabado Advanced que supone un sobreprecio de 3.600 euros, mientras que el S Line son otros 2.500 euros adicionales con respecto al Advanced.

A estas versiones ya disponibles en el mercado se añadirán en los próximos meses interesantes opciones. Por un lado una versión tope de gama de estilo muy deportivo, el SQ5 y por otro las versiones híbridas enchufables. Hablando del SQ5, destacar que tendrá una potencia de 341 caballos y un equipamiento muy completo. También incluirá un sistema mild hybrid, por lo que también dispondrá de su etiqueta "eco" de la DGT.

Foto: El Audi e-tron comparte plataforma eléctrica con el Porsche Taycan.

Por lo que se refiere a las variantes híbridas enchufables, se ofrecerán dos opciones diferentes, en ambos casos con más de 50 km de autonomía eléctrica y por ello contarán con su etiqueta "0 emisiones". Estos dos nuevos modelos forman parte de la amplia ofensiva que el grupo Volkswagen, y Audi en concreto, han hecho por la electrificación y por las versiones híbridas enchufables.

Con el nuevo Audi Q5 hemos podido hacer una primera toma de contacto por las carreteras de la sierra madrileña. El comportamiento dinámico del nuevo Q5 es excelente, proporciona una sensación de seguridad destacable y un confort de marcha propio de la marca de los cuatro aros. Con ello, se posiciona como un gran viajero por su dinámica de marcha y por sus dimensiones interiores.

placeholder Sin cambios en su habitáculo, con un asiento trasero corredizo y reclinable opcional.
Sin cambios en su habitáculo, con un asiento trasero corredizo y reclinable opcional.

En este sentido, no hay cambios respecto a la anterior generación, lanzada al mercado en 2017, y ofrece un amplio habitáculo con una buena versatilidad de uso. Su banqueta trasera desplazable longitudinalmente permite adaptar en todo momento el espacio disponible a las necesidades del vehículo. Es un elemento opcional. Y su capacidad de maletero parte de los 550 litros, sin duda una ventaja más para hacer de este modelo un buen coche para hacer grandes viajes.

En su habitáculo destaca la gran calidad percibida, que se aprecia en todos los detalles de su terminación, aunque sin duda lo más llamativo es la nueva pantalla de 10,1 pulgadas que además es táctil. Con ello se han eliminado algunos botones, lo que permite un puesto de conducción más diáfano.

Pero sin duda lo mejor del Audi Q5, sin excesivos cambios con respecto a su antecesor, es en lo que se refiere a su comportamiento dinámico. Tiene unas suspensiones muy bien estudiadas para ofrecer un buen confort de marcha sin por ello reducir la estabilidad. Los balanceos de carrocería están limitados al mínimo y su comportamiento es muy bueno en todo tipo de trazados. Incluso en carreteras muy viradas, donde los movimientos de carrocería están muy limitados.

Foto: Audi e-scooter el patinete eléctrico premium para moverse por la ciudad.

Eso sí, para los que quieran jugar con un coche un poco más deportivo, el Audi Q5 ofrece hasta cuatro opciones diferentes de suspensión. Desde la versión de serie, de muelles, hasta una con suspensiones de muelles neumáticos, pasando por una más firme y deportiva o una de amortiguadores con dureza ajustable por el conductor. En cualquiera de todos los casos, incluso en la básica, ofrece un buen funcionamiento. Si yo tuviera que decantarme por una suspensión, elegiría la deportiva que es sencilla y mejora el dinamismo del vehículo.

La versión que hemos tenido la oportunidad de probar es la variante 40 TDi, la más potente con mecánica diesel. No es un motor muy deportivo, no permite fuertes aceleraciones, pero tampoco es el objetivo de esta versión. Para los que buscan sensaciones más deportivas siempre está la variante SQ5, que cuenta con un potente motor turbodiesel de 341 caballos. Esta versión llegará al mercado en primavera y también contará con tecnología mild hybrid y etiqueta "eco". Sin embargo, y contrariamente al resto de la gama Q5, que tiene esta tecnología combinada con una batería de 12 voltios, en el caso del SQ5 se recurrirá a una de 48 voltios.

En el caso del 40 TDi que hemos probado es un vehículo muy equilibrado, rápido pero sin excesos. Gracias a la combinación de su tracción a las cuatro ruedas Quattro y al cambio automático S-Tronic de doble embrague permite desplazarse con agilidad en todo tipo de terrenos, con una conducción muy fácil y con los máximos niveles de seguridad.

placeholder Ofrece buena estabilidad sin renunciar a un destacado confort de marcha.
Ofrece buena estabilidad sin renunciar a un destacado confort de marcha.

Este vehículo ofrece diferentes modos de conducción, incluyendo dos opciones de uso fuera del asfalto, "allroad" para un uso más por pistas forestales con buen firme y terreno más deslizante y una opción más extrema, el "offroad". Para los que busquen un coche con más opciones camperas, sin duda la suspensión ideal es la neumática, ya que permite regular la altura de la carrocería en función de la situación.

Un último aspecto destacable es el de los sistemas de ayuda a la conducción en lo que esta evolución de la segunda generación del Q5 incorpora interesantes mejoras. Sin duda la mayor rapidez de gestión de los datos de los diferentes sensores pero sobre todo la posibilidad de activar el asistente de crucero adaptativo. Gracias a este sistema el conductor verá facilitado su trabajo al volante, ya que controla tanto la aceleración como la frenada y el mantenimiento en el centro del carril sin que su conductor tenga que estar gestionando estos sistemas de modo manual.

El punto de partida de la gama del nuevo Audi Q5 es el equipado con el motor 35TDi de 163 caballos con tracción delantera, cuyo precio es de 47.610 euros. Pero sin duda la variante más interesante para aquellos que hacen muchos kilómetros es el 40 TDi que hemos probado en esta primera toma de contacto que parte de los 51.890 euros, igualmente con el acabado básico. Tiene de serie tracción a las cuatro ruedas, cambio S-Tronic de doble embrague y se puede optar sin coste por la suspensión deportiva.

El redactor recomienda