LA DGT CONSIDERA QUE SON PELIGROSAS

¡Se acabó! Quieren prohibir las aplicaciones que avisan dónde hay un control de Policía

Muchos conductores aprovechan aplicaciones móviles para informarse de dónde hay controles policiales: a partir de ahora, está práctica está mucho más cerca de acabarse

Foto: Varios agentes revisan un vehículo en un control policial. (EFE)
Varios agentes revisan un vehículo en un control policial. (EFE)

El sistema de navegación se ha convertido en uno de los acompañantes básicos en la conducción. Muchos usuarios realizan sus desplazamientos diarios acompañados de aplicaciones que nos permiten saber el camino más corto, evitando así los temidos atascos. Pero muchas de ellas no solo detectan dónde hay más coches, sino que también incluyen opciones como avisos de radares o, incluso, dónde hay un control de la Policía. Ahora, la DGT quiere acabar con ello.

La Dirección General de Tráfico quiere acabar con los avisos que sirven para confirmar dónde están los agentes de seguridad realizando controles. El organismo dirigido por Pere Navarro considera que este tipo de conductas termina por perjudicar al propio conductor, al considerar que, alertando de las ubicaciones, se permite que otros usuarios no tan bien intencionados sean capaces de huir, poniendo en peligro al resto de usuarios de las vías.

Desde hace unos años, la DGT trabaja con la intención de poder regular estas conductas. No en vano, desde hace algún tiempo están prohibidos y son motivo de multa (80 euros) los típicos avisos entre conductores alternando las luces de cruce con las de carretera, para alertar de un radar móvil o de un control policial. Ahora, la DGT quiere ir un paso más allá y que las aplicaciones móviles que nos ofrecen este aviso no puedan hacerlo por ley.

"Estamos trabajando para erradicar de la carretera las conductas que avisan de la presencia de controles y las informaciones que lo promueven. Los controles están ahí para proteger y preservar la seguridad de todos. No juegues en tu contra", indicaba escasos días atrás la DGT en sus redes sociales. Y es que el organismo ha solicitado a la Abogacía del Estado un informe para estudiar de qué manera se pueden frenar las alertas de estas aplicaciones.

Pero ¿por qué quieren acabar con ello? La DGT y los cuerpos de seguridad del Estado consideran que es muy peligroso que cualquier usuario tenga acceso a los puntos donde se encuentran los controles de carretera. Entienden que este hecho no tiene demasiado beneficio para un usuario normal, pero que sí ayuda a delincuentes a evitar problemas: desde alguien bebido al volante que ponga en peligro al resto de conductores a delitos mayores, como un robo o un secuestro.

"Vacío legal"

Además de las multas por 'dar las largas' para avisar, a día de hoy el único motivo que existe para que los conductores puedan ser multados si localizan la posición de un control policial es si comparten una fotografía en la que se pueda reconocer a los agentes de los controles. Si ninguno de estos dos preceptos se produce, las autoridades no tienen ningún motivo legal para multar a quien avise de un control de policía, aunque sea masivamente a través de una 'app'.

"Hay que acabar con este vacío legal que facilita las cosas a conductores que son un peligro para la vida de los demás o a delincuentes y terroristas", señaló Navarro al respecto hace unos meses. Mientras se consigue la prohibición efectiva de este tipo de avisos, las autoridades trabajan con un nuevo 'modus operandi': patrullas móviles que detienen vehículos al azar sin estar en un punto fijo que permita localizarlas con mucha mayor facilidad.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
24 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios