PONE UN LÍMITE DE VELOCIDAD DE 180 KM/H

El sistema de Volvo que controla al conductor (y te prohíbe ir borracho o drogado)

Los nuevos modelos de Volvo llevarán un sistema de cámaras para determinar si el conductor ha bebido o va drogado y, entonces, no podrá conducir el coche

Foto: Además de seguridad activa y pasiva, Volvo incorporará en sus vehículos control para los conductores desde 2021.
Además de seguridad activa y pasiva, Volvo incorporará en sus vehículos control para los conductores desde 2021.

Volvo lleva años apostando por la seguridad como argumento fundamental en su estrategia de venta de coches. Como un paso más en su objetivo de acabar con los accidentes de tráfico, Volvo va a instalar en todos sus modelos cámaras interiores para luchar contra las distracciones en la conducción y el consumo de drogas y alcohol. Al mismo tiempo, va a limitar la velocidad máxima de todos sus vehículos a 180 km/h desde 2021. También va a posibilitar que sea el conductor el que limite la velocidad de su vehículo para poder compartirlo con seguridad con otras personas, hijos o amigos.

El exceso de velocidad, las distracciones y el consumo de drogas y alcohol son las causas de la mayoría de los accidentes de carretera. Ahora, estas nuevas tecnologías desarrolladas por Volvo vienen a unirse a los sistemas activos de ayuda a la conducción y de seguridad pasiva ya existentes desde hace años en los modelos de la marca.

Volvo Cars cree que el mejor modo de luchar contra algunas conductas de los conductores, como la distracción y el consumo de drogas y alcohol, es instalar cámaras y sensores en el interior del vehículo. Esta tecnología detectará un comportamiento del conductor fuera de lo normal. En tal caso, el propio sistema podría intervenir para evitar un accidente si el conductor no atiende a las advertencias del sistema. Si esta circunstancia se produce, el propio vehículo podría limitar la velocidad, alertar al servicio de asistencia Volvo onCall, e incluso podría llegar a aminorar la marcha y estacionar el vehículo de un modo seguro.

Los comportamientos vigilados

Entre los comportamientos vigilados por el sistema se encuentran, por ejemplo, la ausencia total de manejo de la dirección durante un tiempo prolongado, mantener los ojos cerrados o la mirada apartada de la carretera, cambios de carril exagerados o tiempos de reacción excesivamente lentos. La introducción de estas cámaras en todos los modelos de Volvo comenzará a partir de la próxima generación de la plataforma SPA2, a principios de la década de 2020, empezando por el nuevo XC90.

Asimismo, Volvo ha anunciado ya que va a limitar la velocidad máxima de todos sus vehículos a 180 km/h a partir de 2021. Esta es una acción encaminada a enviar un mensaje inequívoco a la sociedad sobre los peligros del exceso de velocidad.

Sistema de monitorización por cámaras en un vehículo de pruebas.
Sistema de monitorización por cámaras en un vehículo de pruebas.

Igualmente, y también a partir de 2021, todos los modelos del fabricante sueco incluirán el sistema Care Key, una tecnología que permite a los propietarios de un Volvo establecer personalmente un límite de velocidad para el propio conductor o para otras personas que utilicen el vehículo. De esta manera, el propietario de un Volvo puede limitar la velocidad máxima de su vehículo antes de prestárselo a un familiar o a un conductor joven o inexperto, por ejemplo.

El director ejecutivo de Volvo Cars, Håkan Samuelsson, destacó en la presentación de esta nueva estrategia que la marca sueca quiere abrir un debate en la sociedad sobre si los fabricantes de automóviles tienen el derecho o, incluso, la obligación, de instalar en los vehículos sistemas tecnológicos que modifiquen el comportamiento de sus propietarios, cuando estos no sean los adecuados.

Por otra parte, Volvo cree que estas dos funciones, la autolimitación de velocidad y el Care Key, puedan aportar ventajas económicas a los propietarios de un vehículo de su marca. En este sentido, la marca sueca está invitando a las compañías de seguros a ofrecer pólizas más ventajosas para los modelos que dispongan de estas tecnologías cuyo objetivo es reducir drásticamente la siniestralidad.

La función Care Key, las cámaras de vigilancia, la limitación de la velocidad y los sistemas de asistencia al conductor, ya existentes en todos los modelos de la marca sueca, tienen todos un mismo fin, el de lograr que la conducción sea más segura.

Compartir conocimientos

En esta misma línea, Volvo va a facilitar sus conocimientos sobre seguridad logrados durante muchos años de investigación, a través de una biblioteca digital central que invita a la industria automovilística a utilizarla para hacer de la carretera un lugar más seguro. Este anuncio coincide con el 60 aniversario del que quizá sea el invento más importante en la historia de la seguridad del automóvil, el cinturón de seguridad de tres puntos de anclaje.

Se calcula que el cinturón, que fue introducido por Volvo Cars en el año 1959, ha salvado ya más de un millón de vidas en todo el mundo, gracias a la decisión de la compañía sueca de compartir su invento para mejorar la seguridad vial.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios