Análisis del interior del nuevo mazda3

Asientos, visibilidad... Los cuatro elementos que combaten el síndrome del viaje largo

Los asientos, el puesto de conducción, la ergonomía y visibilidad del vehículo son claves para conseguir el confort necesario en trayectos prolongados

Foto:
Autor
Tiempo de lectura6 min

Viajar es un placer, pero hacerlo en un coche durante un periodo prolongado hace que tu cuerpo se resienta. Fatiga, dolor de espalda, mareos… Son solo algunos de los síntomas que presenta el denominado ‘síndrome del turista’, causado por la limitación de movimiento en un espacio cerrado durante un trayecto largo. La industria de la automoción es consciente de este hándicap y, por ello, la comodidad en el habitáculo se ha convertido en una prioridad en la fabricación de los nuevos modelos.

Los asientos, el puesto de conducción, la ergonomía y la visibilidad son los cuatro aspectos que influyen en el confort del vehículo. El nuevo Mazda3, precisamente, cuida su diseño con el fin de conseguir una experiencia de conducción lo más cómoda posible. Ya sea en su interior o en el exterior, ‘el alma del movimiento’ de su filosofía KODO se encuentra presente en cada detalle del nuevo modelo. Te explicamos los elementos que necesita tu coche para acabar con el 'síndrome del viaje largo'.

Asientos para reducir el cansancio

Una posición sentada natural que no obliga al conductor a adoptar una postura incómoda reduce el cansancio, sobre todo en los viajes largos. Para evitar las molestias lumbares y cervicales, es primordial que los asientos mantengan la curvatura natural de la columna en forma de S; la misma que las personas adoptan cuando caminan.

Los asientos del Mazda3, con el cojín y el refuerzo lumbar del respaldo, sujetan las partes inferior y superior de la pelvis, además de los muslos. De este modo, la pelvis se mantiene recta y sirve de apoyo a la parte inferior de la curva en 'S'. Por otro lado, la parte superior del respaldo da apoyo al centro de gravedad de la caja torácica y, de nuevo, contribuye a mantener la curvatura en 'S' de la sección superior de la columna. Todo ello, posible gracias al mecanismo de inclinación que reduce la holgura o la presión sobre los muslos.

Diseño del puesto de conducción

La comodidad y la confianza empiezan por una postura de conducción correcta. Ésta debe ser lo más natural posible, además de relajada, con el fin de minimizar la carga sobre los músculos del conductor. Esa reducción de la carga disminuye, a su vez, la fatiga.

Un meticuloso estudio sobre la estructura de los asientos y la disposición y funcionamiento de los pedales han dado lugar al puesto de conducción del vehículo de la marca nipona, que proporciona una experiencia natural y placentera para todo tipo de conductores. Destaca la disposición de la consola central, diseñada para evitar cualquier sensación de estrechez o incomodidad durante el uso. Así, la altura de los conductores deja de ser un problema. Mientras que los de menor estatura pueden ajustar el volante de modo que quede un poco más alejado; los más altos pueden acercárselo a su posición. Todo ello, gracias a un intervalo de ajuste al volante de 70 mm, con 10 mm de desplazamiento adicionales por cada lado, para facilitar la posición de conducción perfecta.

El nuevo aspecto y ubicación de los indicadores, la claridad de las pantallas y su tacto, la coherencia de los mandos y controles, además del desplazamiento de los posavasos del Mazda3, al alcance de la vista del conductor, facilitan su uso y evitan distracciones innecesarias. El tacto del volante, el acceso a la palanca de cambios y el aumento de la longuitud de los reposabrazos también son acciones naturales que transmiten la sensación adecuada de inmediato.

Mayor visibilidad frontal

Otro factor importante para la seguridad y la confianza del conductor es la visibilidad a través del parabrisas. El modo en que el conductor percibe las distancias y la velocidad, sobre todo, si es elevada o monótona, son elementos que forman parte del campo de visión.

En el modelo japonés, el diseño del intervalo de ajuste de la posición de conducción proporciona a los conductores un campo de visión óptimo. Basándose en dos capacidades innatas del ser humano -la habilidad para ver un objeto con cualquiera de los dos ojos y sintetizar en el cerebro la imagen, haciéndola reconocible; y recordar una serie de imágenes estáticas y combinarlas en una imagen en movimiento continua-, el diseño del nueva generación reduce el espacio que queda oculto y permite al conductor ver mejor los objetos que están delante ya sea con el ojo izquierdo o el derecho, para después combinar estas imágenes en un movimiento constante que puede seguir observando.

Por tanto, al estar la visión del conductor más limitada que cuando camina en un espacio abierto, el vehículo trata de compensar este inconveniente ayudando al conductor a percibir buena parte de lo que, en realidad, no puede ver.

Otros aspectos a destacar en este punto son, por un lado, la nueva versión de los faros led adaptativos (ALH) que facilita la detección de los peatones y otros objetos, incrementando la seguridad y confianza en la conducción nocturna y/o condiciones adversas. Y por otro, los limpiaparabrisas. Estos despejan el campo de visión de manera rápida y eficiente, ya que incluyen una zona de barrido más amplia y un nuevo método de pulverización de líquido lavaparabrisas.

Ergonomía interior

Un espacio interior con los elementos necesarios, dispuestos de modo que no incidan en la conducción, crea un ambiente favorable y permite que el conductor se sienta cómodo al volante, ya sea durante 50 ó 600 kilómetros.

El objetivo del diseño del nuevo Mazda3 ha sido la sencillez absoluta, conforme a una estética de 'menos es más' con el fin de reforzar la conexión entre el coche y el conductor. Todos los elementos del puesto de conducción están organizados con una simetría horizontal y, al mismo tiempo, cada elemento se ha diseñado para que mire directamente al conductor. El uso deliberado de espacios entre componentes como el cuadro de mandos, los paneles de las puertas y la consola central introduce esta idea. De este modo, se crea la impresión de un espacio más abierto con un concepto más minimalista.

Otro de los notables cambios en el interior del nuevo modelo ha sido la calidad de los materiales usados. La textura de los elementos interiores con distintas formas y profundidades en diferentes puntos están diseñados para reproducir la riqueza y calidez de la piel auténtica.

Motor

El redactor recomienda