Prueba Subaru Outback 2.5 Lineartronic

Subaru Outback, el todoterreno que circula como si fuera por raíles

Incorpora el mejor sistema de tracción, con un reparto del 50% del par sobre cada eje y el de ayuda a la conducción EyeSight

El Subaru Outback, como todos los modelos de la marca japonesa, combina tres aspectos importantes en lo que a seguridad se refiere. El primero es un sistema de tracción permanente a las cuatro ruedas que reparte el 50% del par sobre cada eje, lo que hace que el coche circule como sobre raíles en todo tipo de terrenos. El segundo es un motor de cilindros opuestos, lo que hace que el centro de gravedad del coche esté más bajo que en el resto de los vehículos.

A todo ello se suma otro aspecto importante denominado EyeSight, en el que se incluyen los sistemas de ayuda a la conducción más habituales del mercado, entre ellos el control de crucero adaptativo que funciona hasta 180 km/h, el asistente de cambio de carril o de ángulo muerto y el freno de emergencia. Todo ello hace del vehículo uno de los modelos más seguros del mercado. En el vídeo que acompaña a esta información tienen más información de este interesante modelo japonés.

Tengo que reconocer que todos los modelos de Subaru me gustan mucho, precisamente por esa combinación que transmite al conductor una sensación de seguridad máxima. Rodar por una carretera sabiendo que las cuatro ruedas motrices están funcionando permanentemente es una garantía. Esta sensación se amplía mucho más si estamos circulando por una carretera mojada, o nevada, o incluso si se trata de rodar por un camino. Lo mejor es que estas mismas sensaciones se tienen si circulamos al volante de un XV, el modelo todocamino más pequeño de la marca, o del Forester, el vehículo que inventó el concepto del modelo familiar todocamino en los años noventa.

Este modelo es un vehículo ideal para circular por pistas forestales, es un todocamino de verdad, para los que necesitan rodar por terrenos complicados. Ofrece mucha más seguridad que el resto de modelos que básicamente ofrecen mucho aspecto campero, incluso más que el de este Subaru con su aspecto familiar, precisamente por esa tracción y por ese centro de gravedad tan bajo.

Selector del modo X-Mode.
Selector del modo X-Mode.

La versión que hemos probado incorpora un motor de gasolina de 175 caballos que mueve este modelo con bastante alegría, y quizás el único pero destacable sea su consumo. No es exagerado, porque tiene un valor homologado de siete litros, pero esto hace que con una conducción normal no sea fácil bajar de los ocho litros. A cambio, lo que sí tenemos es un coche perfecto para viajar seguro por todo lo que les he comentado anteriormente, pero también muy confortable y con un generoso maletero, que supera los 500 litros.

Además, ofrece un sistema, el X-Mode, que se activa mediante una tecla junto a la palanca de cambios, que permite conectar el modo fuera de carretera, por definirlo de alguna manera. Con este modo activado, el sistema de tracción actúa de manera diferente, entendiendo el vehículo que se evoluciona por una pista o un terreno deslizante, y también se activa el control de descenso para hacer más seguros los descensos pronunciados sobre terrenos resbaladizos.

Ficha técnica

Motor: cuatro cilindros en línea.

Potencia máxima: 175 CV a 5.800 rpm.

Par máximo: 235 Nm a 4.000rpm.

Cilindrada: 2.498 cc.

Combustible: gasolina.

Velocidad máxima: 198 km/h.

Aceleración de 0 a 100 km/h, 10,2 segundos.

Tracción: 4x4 permanente.

Consumos homologados (urbano/ extraurbano/ mixto): 8,7/ 6,0/ 7,0 litros.

Dimensiones (longitud/anchura/altura), 4,81 x 1,84 x 1,60.

Capacidad maletero: 515 litros.

Peso en vacío: 1.640 kg.

Precio: desde 30.500 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios