PRUEBA de BMW i3 94 Ah

BMW i3, la deportividad de BMW en un coche eléctrico urbano

El BMW i3 es un modelo muy innovador de cuatro plazas, construido en fibra de carbono y con puertas traseras que abren hacia atrás

BMW lleva años apostando por la movilidad eléctrica. En el año 2014 lanzó la primera generación del i3, un modelo muy innovador. Está pensado para un uso eminentemente urbano por su carácter de coche eléctrico, pero sin renunciar a la filosofía de BMW de hacer coches deportivos. Además, ofrece una variante aún más deportiva, el i3s, que tiene 14 caballos más y un estilo de conducción aún más ágil y por ello más BMW. El otro aspecto que le hace único es que hay una variante, denominada REX, que cuenta con un motor de gasolina de dos tiempos adicional para producir energía eléctrica, lo que aumenta en hasta 150 kilómetros su autonomía.

En el vídeo que acompaña esta información pueden ver todos los detalles de este modelo tan rompedor de BMW, con su interior minimalista y completamente distinto a lo que la marca bávara ofrece en el resto de sus modelos. Su habitáculo diáfano, de tipo monovolumen, con esas puertas traseras que abren hacia atrás pero que por seguridad solo se abren con las puertas delanteras abiertas.

Es un vehículo perfecto para moverse en ciudad. Su conducción es muy sencilla. Solo requiere poner la palanca situada a la derecha del volante en la posición D y acelerar o frenar. En la misma palanca está el botón de arranque y parada del coche. Sorprende su magnífica agilidad en el tráfico de la ciudad y también sus desplazamientos sin ruido. Y su etiqueta 'CERO' de la Direccción General de Tráfico es una garantía de movilidad urbana.

Un detalle clave de este coche, sobre todo en la versión que hemos probado que no contaba con el sistema de autonomía extendida REX, es su medidor de autonomía. El cuadro de instrumentos es realmente sencillo, solo un velocímetro, importante por el tema de las multas en ciudad, y un indicador con los kilómetros restantes. Este medidor funciona con bastante precisión y salvo que hagamos algún exceso por carretera, rodando deprisa, es fiable. La autonomía haciendo una conducción normal se sitúa en torno a los 200 kilómetros, pero circulando despacio en zona urbana podemos superar esta cantidad.

Su precio es caro, sobre todo sin las ayudas a la compra de vehículos eléctricos que hay en otros países. Cuesta 38.250 euros, mientras que la variante de autonomía extendida sube su precio otros 4.500 euros pero es una garantía de no quedarse sin batería y de poder usar el coche para hacer recorridos más largos. La versión i3s, con 14 caballos más, supone un sobrecoste de 3.500 euros. Hay alternativas más baratas entre los coches eléctricos a la venta, pero no son BMW.

Ficha técnica

  • Motor: trasero transversal.
  • Potencia máxima: 170 CV.
  • Par máximo: 250 Nm.
  • Combustible: electricidad.
  • Velocidad máxima: 150 km/h.
  • Aceleración de 0 a 100 km/h: 7,3 segundos.
  • Tracción: trasera.
  • Consumo homologado mixto: 13,1 kWh a los 100 km.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,01 x 1,77 x 1,60 metros.
  • Capacidad maletero: 260 litros.
  • Peso en vacío: 1.320 kg.
  • Precio: desde 38.250 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios