PRUEBA TESLA MODEL S100D

Por qué el Tesla Model S es el coche del futuro para viajar (y se puede comprar ya)

La versión S 100D del Tesla Model S ofrece una potencia combinada de 612 caballos y una autonomía homologada de 632 kilómetros. La versión de acceso se sitúa en 87.000 euros

El Tesla Model S, como cualquier otro modelo de la marca norteamericana, es algo diferente a todo lo que ofrece el mercado del automóvil. No hay en el mercado otro vehículo eléctrico, y por ello cero emisiones en su utilización, que pueda anunciar una autonomía homologada de 632 kilómetros según el ciclo NEDC. Eso significa que si partimos con las baterías completamente cargadas, podremos recorrer más de 500 kilómetros reales sin tener que recargarlas. Y este es el primer punto importante de este modelo, que no es ya un coche urbano eléctrico, como la mayor parte de sus rivales, sino que en este caso es un coche de carretera con el que poder hacer largos viajes.

Tiene un paquete de baterías muy grande, de 100 kWh de capacidad, lo que hace que para poder hacer un viaje así necesitemos un punto de recarga de alta capacidad. De lo contrario, si queremos enchufarlo en nuestra casa, con una red doméstica, y partimos de una batería completamente descargada, tendremos que tener el coche varios días enchufado. Pero para eso ya comienza a haber puntos de recarga, como los supercargadores que Tesla está instalando por todo el mundo y que hacen viable el uso diario de un coche como este.

El coche eléctrico siempre crea una gran sensación de ansiedad a su conductor. Por muy bien calculado que esté nuestro recorrido diario o nuestro destino eventual, siempre veremos que el indicador de la autonomía baja más rápido de lo que esperamos. Y que poco a poco se acerca el fin de la batería. Con este coche pasa mucho menos, porque partir para nuestro recorrido con más de 500 kilómetros de autonomía, con la batería cargada al 100%, da mucha tranquilidad.

En cualquier caso, el coche calcula a la perfección nuestra autonomía y en caso necesario nos calculará el camino a realizar para llegar a un supercargador de la red de Tesla. Y una vez enchufado, tendremos una inyección de 250 kilómetros adicionales con solo 20 minutos en el enchufe.

No solo por ser un vehículo eléctrico, el Tesla Model S es algo diferente. También lo es por su interior, con esa pantalla inmensa que va posicionada en sentido vertical en la consola central. Es la más grande del mercado, con diferencia, con 17 pulgadas, o su equivalente de 43 centímetros de diagonal. En esa pantalla podremos tener información de todo tipo, datos del navegador, una imagen de Google Streetview donde se ve perfectamente todo lo que rodea al coche, las casas y las calles próximas. Se puede acceder a internet y tener información de un medio de comunicación, o gestionar las cuentas de las redes sociales. Esta pantalla se puede dividir en dos partes.

El Model S, como el resto de vehículos de Tesla, y a la espera de conocer el precio definitivo para España del Model 3 y de cuándo va a llegar al mercado, es caro. En el caso del Model S 100D, son 150.000 euros, pero es que la versión de acceso de este modelo se sitúa en 87.000 euros de punto de partida.

Este Model S100D que hemos probado es el más completo de la gama, tanto por su equipo de baterías, el elemento más caro y clave de cualquier modelo eléctrico, como por su equipo motriz. En este, incorpora dos motores —el más potente en el eje trasero y otro en el delantero— que proporcionan una potencia combinada de 612 caballos. Este equipo de motores dispara este vehículo con las prestaciones de un gran deportivo. Su capacidad de aceleración de cero a 100 km/h es de solo 4,5 segundos, un tiempo realmente bajo, similar al de un Porsche y cercano al de un Ferrari.

Pero los dos últimos son coches muy deportivos, mientras que en este caso del Tesla no se trata de un modelo que busque la deportividad. Es más un modelo pensado para ofrecer confort a sus ocupantes y un viaje placentero con la máxima comodidad posible. En este sentido, hay que destacar que este modelo ofrece de serie de elementos como el sistema de navegación, la conexión a internet, cámara trasera o sensor aparcamiento, a lo que se añade una suscripción al servicio Spotify Premium.

Y es que este coche está pensado para una utilización tranquila y relajada, lo que entronca perfectamente con la mentalidad de los clientes de vehículos eléctricos. Ofrece una buena estabilidad, pero no tiene el comportamiento de un coche muy deportivo, no tiene unas suspensiones sofisticadas que vayan pidiendo guerra en una zona de curvas. Lo que pide, de vez en cuando, es algún acelerón a la salida de un semáforo para quitarse de encima a algunos mirones, o para hacer un adelantamiento con la máxima seguridad, pero poco más.

Como es un buen coche para viajar, aunque sea un eléctrico, tiene una gran capacidad de maletero. Sin duda es la mayor del mercado, ya que a los espectaculares 750 litros del maletero trasero se suman otros 59 litros que tiene el delantero… Sus baterías van situadas bajo el piso, lo que proporciona una mejor estabilidad al tener un centro de gravedad muy bajo.

Conducción autónoma

El sistema 'autopilot' merece un comentario. Es la forma con la que Tesla denomina a la conducción autónoma, o el acercamiento que de momento se puede hacer a este sistema, que pronto empezará a ofrecerse en los coches. De momento, en España solo se ofrece el nivel 2 de autonomía, que es el único legal por ahora. Un conductor no puede levantar las manos del volante porque si le pilla una cámara de tráfico, le multará. Pero el 'autopilot' de Tesla ofrece dos detalles que me parecen muy importantes: el primero de todos ellos es que se actualiza automáticamente. Cuando hay una actualización del 'software', es decir, del sistema operativo del vehículo, y es algo que ocurre aproximadamente cada seis meses, solo hay que autorizar la descarga y el coche se 'moderniza' con los últimos avances.

El otro aspecto destacado es lo bien que funciona este sistema 'autopilot', que de momento es un poco 'alegal' por no estar permitido expresamente. He recorrido muchos kilómetros por carreteras sin tráfico con este coche, carreteras de doble sentido, y el sistema funciona muy bien, toma las curvas por sí solo siempre que las rayas de la carretera estén bien, va circulando siempre por el centro del carril, e incluso calcula cuándo tiene que frenar porque la curva es más cerrada de lo que parece. Y, por supuesto, ajusta la velocidad a los límites de cada tramo en la carretera, aunque esto se puede anular.

Sin embargo, el 'autopilot' está especialmente optimizado para circular en autopista y autovía, donde permite cambiar de carril automáticamente sin tocar el volante, solo activando el intermitente. Ahora mismo, el 'autopilot' consta del control de crucero que adapta la velocidad al tráfico, del Autosteer o asistente de dirección que mantiene las rayas de la carretera, el sistema que cambia de carril en autopista solo con accionar el intermitente, el sistema Autopark, que aparca solo el vehículo, y el denominado Summon, que permite mover el coche con el 'smartphone' desde la 'app' del coche. Y lo mejor, que cada cambio que se incorpora al sistema de funcionamiento del vehículo se incluye en la actualización de 'software', que es gratuita.

Diría que el Tesla Model S es un coche ideal para personas a las que no les gusta demasiado conducir, que buscan un modelo para desplazarse de manera cómoda y segura, que quieren apostar por un vehículo cero emisiones y que buscan diferenciarse del resto. En el lado negativo, su precio, caro desde la versión de acceso y muy caro en el caso del 100D que hemos probado. Es el precio que hay pagar para ser muy diferente al resto.

Ficha técnica

  • Motor delantero: 262 CV.
  • Motor trasero: 510 CV.
  • Potencia combinada: 612 CV.
  • Par máximo combinado: 965 Nm.
  • Velocidad máxima: 250 km/h.
  • Aceleración de cero a 100 km/h: 4,5 segundos.
  • Tracción: cuatro ruedas.
  • Dimensiones (longitud/anchura/altura): 4,97 x 1,96 x 1,50.
  • Capacidad maletero trasero: 750 litros.
  • Capacidad maletero delantero: 59 litros.
  • Peso en vacío: 2.250 kg.
  • Precio: 154.000 euros.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios