A LA VENTA EN JUNIO DESDE 127.450 EUROS

Mercedes Clase G, el rey del todoterreno se moderniza

Interior moderno y los últimos avances tecnológicos en materia de seguridad llegan a un coche único en el mercado, la referencia del mundo todoterreno, el Mercedes Clase G

Foto: La nueva Clase G es la puesta al día de un modelo mítico en el mundo del todoterreno desde su lanzamiento en 1979.
La nueva Clase G es la puesta al día de un modelo mítico en el mundo del todoterreno desde su lanzamiento en 1979.

Mercedes lanza al mercado una nueva generación de su modelo de referencia en el mundo del todoterreno, el Clase G. Un vehículo completamente nuevo, con un interior mucho más moderno que incluye la doble pantalla del cuadro de instrumentos y de la consola central, con la máxima tecnología en cuanto a sistemas de ayuda a la conducción… Pero que al mismo tiempo se mantiene inalterado en un aspecto clave, sus posibilidades de uso 'off-road' más extremo para lo que mantiene sus bloqueos de diferencial, el elemento clave de la Clase G que ningún otro modelo del mercado ofrece de serie.

Cuando en el año 1979 se lanzó al mercado, el primer Clase G fue un coche revolucionario que basaba todo su éxito en ser imparable fuera del asfalto. Para ello tenía la experiencia acumulada por la marca alemana en el modelo Unimog, otro paso por encima del Clase G en cuanto a sistemas de tracción y de conducción 'off-road'.

Ahora, tras vender más de 300.000 unidades de un modelo incomparable en el mercado, llega esta nueva generación que, manteniendo las claves del vehículo, aporta los últimos avances en cuanto a confort, lujo o clase, sistemas de ayuda a la conducción o conectividad. Es decir, que el nuevo Clase G es el mismo coche de siempre, con una estética muy parecida, con el sistema de tracción más eficaz, pero en un coche moderno.

Interior del G63 AMG.
Interior del G63 AMG.

El nuevo Clase G es el mejor G de la historia. El desarrollo del nuevo modelo ha sido un verdadero reto porque suponía combinar el empleo de un chasis de travesaños con los últimos avances tecnológicos de ayudas a la conducción. Aporta muchas novedades como los faros de LED, los sistemas de asistencia a la conducción o el nuevo tren de rodaje. Pero también mantiene algunos elementos emblemáticos como el asidero de la puerta y el típico sonido al cerrarla, los robustos listones protectores exteriores, la posición de la rueda de repuesto en la puerta posterior y los llamativos intermitentes. La nueva Clase G es 53 milímetros más larga y 64 milímetros más ancha, lo que acentúa su presencia sobre el asfalto o fuera de las vías compactadas.

Opcionalmente, se ofrece un cuadro completamente digital que se asocia con otra pantalla encima de la consola central. En conjunto, dos pantallas de 12,3 pulgadas cada una, completamente configurables y unidas que permiten un puesto de conducción moderno. El conductor puede determinar el estilo básico de los indicadores eligiendo entre las tres opciones «Clásico», «Deportivo» o «Progresivo», y seleccionar las informaciones y vistas que considere relevantes para sus hábitos al volante.

Un objetivo claro para su desarrollo ha sido el de redefinir las propiedades de marcha del vehículo, tanto en carretera como en todoterreno. Conserva su bastidor de travesaños y sus tres bloqueos de diferencial junto a su caja transfer con marchas reductoras. Y su altura libre al suelo aumenta hasta los 27 centímetros.

Otro aspecto clave es el nuevo 'G-Mode'. El nuevo modelo activa el modo 'G-Mode' en el momento en que se activa un bloqueo de diferencial o las marchas reductoras. El sistema adapta la amortiguación regulable del tren de rodaje y la dirección, la curva característica del acelerador, inhibe cambios innecesarios de marcha y asegura el mejor control para la conducción todo terreno. Con ello, su comportamiento 'off-road' se mantiene como la referencia.

La misma estética, actualizada.
La misma estética, actualizada.

Por otra parte, para mejorar su comportamiento en carretera se ha desarrollado una nueva suspensión independiente delante junto a un eje trasero rígido. Además, y gracias al sistema Dynamic select, los conductores pueden elegir entre cuatro modos de conducción, Eco, Confort, Sport e Individual.

En cuanto a su motor, la versión de acceso es el 500 G que incorpora un nuevo V8 biturbo de 4,0 litros que desarrolla 422 CV con un par máximo de 620 Nm disponible desde las 2.000 vueltas. Un motor asociado a un cambio automático de nueve marchas, el 9G-Tronic. Y cuenta con una nueva dirección de cremallera con asistencia electromecánica, que permite que la gestión de la dirección sea diferente según el modo de conducción seleccionado.

La gama del nuevo Clase G se completa con una versión firmada por AMG. En este caso encontramos un coche aún más espectacular e inaccesible. Su grupo motriz es también un V8 biturbo pero con la cilindrada aumentada hasta los 5,5 litros, con lo que su potencia también se dispara hasta los 585 caballos. Su capacidad de aceleración es brutal, pasando de 0 a 100 km/h es de solo 4,5 segundos, en un coche de más de dos toneladas.

El precio, con los impuestos incluidos de la variante de acceso, por llamarla de alguna manera, es de 127.450 euros, mientras que el tope de gama, el G 63 AMG alcanza los 173.750 euros.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios