SE PRESENTARÁ EN EL PRÓXIMO SALÓN DE FRÁNCFORT

La saga del BMW M5 llega a los 600 caballos en su sexta generación

Emplea un motor V8 con doble turbocompresor asociado con un cambio automático M Steptronic de ocho marchas y tracción M xDrive que permite rodar solo con propulsión

Este es el nuevo BMW M5, el máximo exponente de la deportividad de automóvil, un vehículo que permite una utilización familiar por carreteras abiertas al tráfico, pero que esconde un vehículo capaz de rodar en un circuito con un piloto a sus mandos y hacerlo como un buen coche de carreras. Una máquina de cuatro ruedas que estará a la venta la próxima primavera.

Cuando se habla de deportividad del automóvil, hay que hablar de los BMW M3 y M5, auténticas leyendas de la competición, pero este nuevo M5 lleva el dinamismo de conducción a otra dimensión. Como novedad, en esta sexta generación de esta berlina de altas prestaciones encontramos un sistema de tracción a las cuatro ruedas específico desarrollado por la división 'M' el M xDrive. Este sistema permite en el modo más radical la conducción solo con propulsión trasera y con los sistemas de ayuda a la conducción desconectados. .

Este sistema de tracción no solo le permite al BMW M5 alcanzar nuevas cotas de rendimiento dinámico, sino que además destaca por su practicidad en el día a día y proporciona un perfecto equilibrio en todas las situaciones de conducción, desde el uso familiar tranquilo y relajado a la conducción al límite en un circuito. Desde BMW se habla igualmente de que el coche podrá deleitar a los conductores con su estabilidad direccional y su capacidad de control muy mejoradas con respecto a su antecesor. Con ello se podrá conducir al límite de sus prestaciones en condiciones adversas como en mojado o nieve.

Esta tracción M xDrive proporciona por primera vez la posibilidad de una conducción al límite con propulsión trasera. El coche, al ponerlo en marcha, funciona como un vehículo con tracción 4x4 y con el control de estabilidad activado. El conductor puede entonces modificar las características de manejo del BMW M5 activando diferentes modos de conducción dinámica, entre los que destaca como gran novedad un modo de propulsión trasera sin el control de estabilidad activado. Con ello, proporciona a los conductores más expertos el máximo placer de conducir.

Puesto de conducción del M5.
Puesto de conducción del M5.

Aspecto clave

El otro aspecto clave del nuevo M5 es su motor. Se trata de un V8 con doble turbocompresor, por lo que mantiene el mismo esquema técnico de su antecesor, pero en el que los técnicos han conseguido darle una nueva vuelta de tuerca para lograr 600 caballos de potencia y un motor de 750 Nm que está disponible desde solo 1.800 rpm. Con estas cifras, el nuevo M5 ofrece unas prestaciones como las del mejor deportivo: 0 a 100 km/h en solo 3,4 segundos. Y de 0 a 200 km/h en tan solo 11,1 segundos.

Además, se puede modificar la configuración del motor con solo pulsar un botón desde el ajuste básico Efficient hasta el modo Sport o Sport Plus, lo que da como resultado, una respuesta aún más rápida a los movimientos del acelerador. Para conseguir el incremento de potencia se ha aumentado la presión de inyección máxima hasta los 350 bares. Así se consigue una mejor atomización del combustible en la cámara de combustión para lograr una respuesta más ágil del motor. También se han mejorado los sistemas de lubricación y refrigeración, con un nuevo cárter de aceite que incluye un pequeño depósito delantero y un sistema de refrigeración de aire.

Hay una novedad importante en el cambio de marchas y es que el de doble embrague de la anterior generación, de siete marchas, pasa a ser en este caso uno de ocho marchas automático de tipo Steptronic con convertidor de par. Este cambio también ha sido específicamente desarrollado por los ingenieros de la división M que han buscado la difícil dualidad de un cambio cómodo y suave en un uso normal del vehículo, pero al mismo tiempo convertirlo en un cambio de carreras cuando el conductor decide estrujar al máximo la mecánica de su M5.

Botón de arranque.
Botón de arranque.

Para carretera y circuito

La configuración de la transmisión se puede modificar usando el interruptor Drivelogic situado en la palanca de cambio. El modo Drivelogic 1 corresponde a una conducción eficiente. El modo 2 se presta a una conducción rápida con unos tiempos de cambio acortados. Y el modo Drivelogic 3 está optimizado para la conducción deportiva en el circuito gracias a sus tiempos de cambio extremadamente cortos.

Esta nueva máquina para carretera y circuito estará a la venta la próxima primavera, sus puntos clave son un motor V8 twin turbo potenciado hasta los 600 caballos, un sistema de tracción M xDrive con tracción a las cuatro ruedas pero que permite utilizar un modo de propulsión trasera para la máxima deportividad y diversión al volante, y un cambio automático de ocho marchas de convertidor de par, el M Steptronic. Y todo ello firmado por la división 'BMW M' especialista en construir coches de competición y de altas prestaciones.

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios