BMW M4 CS el retorno de unas siglas legendarias
  1. Motor
NUEVA SERIE LIMITADA CON 460 CABALLOS

BMW M4 CS el retorno de unas siglas legendarias

Se sitúa como un paso intermedio entre el modelo deportivo M4 y el vehículo de competición derivado de éste, el M4 GTS

placeholder Foto: Nuevo BMW M4 CS, entre el deportivo M4 y el radical M4 GTS
Nuevo BMW M4 CS, entre el deportivo M4 y el radical M4 GTS

BMW lanza al mercado en forma de serie limitada un nuevo modelo, el M4 CS, que se sitúa a mitad de camino entre el ya muy deportivo M4 y el M4 GTS que es un coche pensado para la competición. Gracias a su motor de seis cilindros con 460 caballos se convierte en un gran deportivo y un vehículo exclusivo por su producción en serie limitada.

La división M de BMW se caracteriza por hacer vehículos muy deportivos, capaces de rodar en un circuito pero pensados básicamente para ser utilizados en las carreteras abiertas al tráfico. Todo nació de aquel primer M3 que ya es un verdadero icono, ese vehículo con sus pasos de rueda ensanchados que a mediados de los años ochenta marcó una nueva forma de entender la deportividad.

Poco a poco, el concepto M ha ido llegando a los diferentes modelos de la gama, desde los pequeños Serie 1 y Serie 2 hasta los todocamino grandes como el X6. Pero sin duda el más emblemático es el M3 y su sucesor por denominación, el M4. Este modelo es el que ahora recibe esta nueva versión que supone un cambio importante ya que se trata de una serie limitada y de una versión aún más radical que los modelos M.

Este nuevo modelo de BMW estrena una denominación que llegará más adelante a otros vehículos de la gama, pero que tiene una larga tradición en la marca bávara. Las siglas CS, que durante años fueron la esencia de la deportividad de BMW con modelos legendarios como el 3.0 CS o el 635 CSi, vuelven a formar parte de la oferta comercial de BMW.

Un punto clave de este nuevo modelo es su motor, el ya conocidos 6 cilindros de 3 litros cuya potencia aumenta hasta los 460 caballos (10 más que en el M4 con el kit Competition), mientras que su par motor aumenta en 50 Nm hasta alcanzar los 600 Nm. Y asociado con este motor solo se ofrece un cambio de doble embrague de siete marchas.

Gracias a este potente motor con doble turbocompresor, el M4 CS acelera de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos. En cuanto a la velocidad máxima, de serie con el paquete M Driver se limita electrónicamente a 280 km/h. Y en cuanto a su consumo medio homologado es de 8,4 litros.

La suspensión del nuevo BMW M4 CS se parece en gran medida a la utilizada en el BMW M4 equipado con el paquete de competición. Los soportes de las ruedas y los brazos de los ejes están construidos en aluminio forjado para ofrecer la máxima ligereza. También incluye de serie una suspensión M adaptativa de geometría adaptada para proporcionar el máximo rendimiento tanto en carretera como en circuito. O el diferencial M activo que mejora notablemente la velocidad de paso por curva.

En este modelo se pueden seleccionar tres modos de conducción, el Comfort en el que pese a sus elevadas prestaciones se busca un compromiso entre confort de marcha y estabilidad, un modo Sport en el que prima estabilidad y comportamiento en carretera, y el modo Sport+. En este último se ajustan todos los sistemas para proporcionar el máximo dinamismo posible.

Completan este modelo unas llantas de 19 pulgadas delante y de 20 detrás terminadas en color gris que van combinadas con unos neumáticos semi-slick de Michelin que aseguran un agarre imbatible y una gran estabilidad lateral en su uso en un circuito. Opcionalmente se ofrecen sin coste adicional para el cliente unos neumáticos que hacen al coche más confortable, más pensados para el uso diario.

El interior del nuevo BMW M4 CS destaca por su atmósfera deportiva, con los asientos de tipo bacquet M con cuero y Alcantara en un habitáculo acogedor de carácter deportivo pero sin renunciar a la elegancia. Y por supuesto se ofrecen todos los detalles de confort y de ayudas a la conducción, un completo navegador profesional, el mejor equipo acústico… y es que prestaciones y deportividad no siempre tienen que estar reñidos.

BMW Tecnología Michelin
El redactor recomienda