LA DIVISIÓN DE VEHÍCULOS DE ALTAS PRESTACIONES

Volvo transforma Polestar en su nueva marca de coches eléctricos

Desde el año 1996, esta división se ha ocupado de hacer también las versiones de competición. Fue adquirida por la marca sueca en el año 2015

Foto: Polestar era la división de vehículos de altas prestaciones de Volvo.
Polestar era la división de vehículos de altas prestaciones de Volvo.

Volvo Cars va a convertir a Polestar, que hasta ahora era su marca de vehículos de alto rendimiento, en una nueva empresa de vehículos de alto rendimiento electrificados a escala global, lo que constituye la última etapa de la transformación emprendida por Volvo en el año 2014 y que le va a llevar a duplicar sus ventas en solo cinco años.

Volvo ha iniciado la puesta en marcha de una nueva generación de modelos, estrenada con el XC90, y que ha tenido su continuidad en el resto de la familia 90 y más recientemente con la presentación del nuevo XC60. Modelos importantes, con la tecnología más avanzada en cuanto a seguridad, pero también con un diseño único que ya ha tenido numerosos premios y que es una de las claves del éxito de la nueva Volvo.

Otro de los factores clave en el futuro de Volvo es el coche eléctrico, del que ya ha anunciado que en 2019 tendrá a la venta un primer modelo 100% eléctrico. Para desarrollar de manera rápida esta nueva línea de negocio del coche electrificado es para lo que se ha puesto en marcha la nueva marca Polestar. Esta será la división encargada del desarrollo de estos modelos movidos por electricidad que tendrán su marca propia, independiente de Volvo.

Anagrama de la nueva Polestar.
Anagrama de la nueva Polestar.

Una prueba de la importancia que para el futuro de Volvo tiene el coche eléctrico es que para dirigir esta nueva división se ha nombrado a Thomas Ingenlath, actual vicepresidente primero de Diseño de Volvo. Ingenlath es la fuente de inspiración que se esconde detrás del renacimiento de Volvo en los últimos años.

Según el presidente de Volvo Cars, HåkanSamuelsson, poner a Thomas al frente de la organización Polestar demuestra el "afán por establecer una marca independiente verdaderamente diferenciada dentro de Volvo Car Group”. A Ingenlath se unirá Jonathan Goodman, que deja su cargo de vicepresidente primero de comunicación corporativa de Volvo Cars para convertirse en el director de operaciones de la nueva Polestar.

El objetivo que ahora se marca Volvo Cars es el de crear con Polestar un competidor con credibilidad en el mercado emergente del vehículo eléctrico de alto rendimiento. El cliente tipo de la nueva Polestar será el de un conductor vanguardista y exigente de todo el mundo y tendrá vehículos en los diferentes segmentos del mercado. Sin duda el punto de mira de la nueva Polestar es la norteamericana Tesla y su gran éxito mediático, aunque con unas ventas de momento bastante limitadas.

Volvo Cars adquirió el 100 % de Polestar Performance en julio de 2015, después de colaborar con la marca en el ámbito de los motores deportivos desde el año 1996. En el futuro, la empresa Polestar ofrecerá vehículos con su propia marca que ya no llevarán el logotipo de Volvo. También ofrecerá paquetes de optimización para la gama de vehículos de Volvo bajo la marca Polestar Engineered. Los planes concretos de la nueva marca Polestar se darán a conocer este próximo otoño. Pese a que Polestar será una nueva marca completamente independiente de Volvo, con unos coches sin el anagrama de Volvo, si habrá muchas sinergias tecnológicas y de ingeniería entre ambas marcas integradas en el Volvo Car Group.
Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios