EL KUGA SE hace EN VALENCIA Y EL EDGE EN CANADÁ

Ford Vignale, una experiencia premium

El Kuga, más acorde con los gustos europeos, se ofrece con este acabado en una amplia gama de motores mientras que el Edge solo está disponible con los diesel de 180 y 210 CV

Ford amplía su oferta Vignale más premium con dos modelos nuevos, el Edge y el Kuga, disponibles desde ahora con este acabado que les posiciona como vehículos premium. Una manera perfecta de cubrir las necesidades de los clientes que buscan un vehículo todocamino premium, que cada día son más numerosos.

El mercado del automóvil crece en Europa de manera sostenida en los últimos meses, pero hay dos tipos de vehículo que tienen la máxima demanda, los todocamino y los modelos premium. Y por ello, el lanzamiento de estos dos nuevos modelos por parte de Ford supone un importante paso adelante en su gama de modelos, porque ambos se inscriben en el segmento de los todocamino premium.

Ford ya ofrece desde el año 2015 una terminación específica y enfocada hacia el segmento de lujo con sus terminaciones Vignale. De momento, este acabado más lujoso solo estaba disponible en los Ford Mondeo y Mondeo SW además de en el monovolumen S-Max. Desde ahora, la oferta Vignale se amplía a dos modelos importantes dentro de la gama Ford, como son el Kuga y el Edge. El primero es un todocamino medio pensado para el mercado europeo, mientras que el Edge, es un todocamino más grande originario del mercado norteamericano.

Post-Production : Mickael Laujin-Dot Retouch
Post-Production : Mickael Laujin-Dot Retouch

Lo que Ford ofrece con el acabado Vignale es ante todo una experiencia única de sus clientes con la marca, un tratamiento VIP para unos clientes dispuestos a pagar un poco más por ser clientes especiales. Y por supuesto tienen unas versiones potentes, con completos equipamientos y con detalles exclusivos de acabado. Pero básicamente lo que ofrece el acabado Vignale es una atención exclusiva y personalizada a sus clientes a lo largo de toda la vida del vehículo.

Este es un detalle muy importante, sobre todo en un momento en el que las ventas de coches de fabricantes premium crecen por encima de lo que lo hace el mercado, lo que ha hecho que la atención a los clientes haya bajado en la mayor parte de las marcas de lujo. Por ello, lo que Ford ofrece con sus nuevos modelos Vignale es recuperar ese grado de atención y de satisfacción del cliente que otras marcas están perdiendo con el aumento de sus ventas.

Hemos tenido la oportunidad de hacer una primera toma de contacto con los nuevos Kuga y Edge con el acabado Vignale en un recorrido por Viena y sus alrededores en el que hemos podido comprobar esa excelencia que ofrece Ford con este acabado premium.

El Kuga es el modelo más adaptado al gusto europeo y de ahí que su oferta con acabado Vignale sea bastante más grande. La gama está formada por tres versiones diesel, con un propulsor 1.5 de 120 caballos, y por encima el propulsor de dos litros con dos niveles de potencia, de 150 y 180 caballos. Y en cuanto a las variantes de gasolina, son dos las alternativas disponibles, ambas basadas en el propulsor 1.5 Ecoboost, con potencias de 150 y 182 caballos.

Post-Production : Mickael Laujin-Dot Retouch
Post-Production : Mickael Laujin-Dot Retouch

Una oferta muy interesante porque lo que Ford busca es ofrecer ese toque premium y de atención diferenciada al cliente en modelos accesibles para sus posibles compradores. Por ello, se ofrecen tanto con tracción delantera en las versiones básicas como con la tracción 4x4 en las más potentes. Y por lo que se refiere a su cajas de cambio, hay un cambio manual de seis marchas, aunque las versiones más potentes llevan un cambio automático, también de seis marchas.

Este ofrece un funcionamiento realmente agradable, como pudimos comprobar en la primera toma de contacto con los nuevos modelos Vignale. Un cambio que resulta muy suave en su accionamiento, cuando se busca una conducción más ecológica, pero que también ofrece un comportamiento más dinámico, incluso deportivo cuando se pisa con fuerza el acelerador o se recurre a las levas en el volante.

Su equipamiento es muy completo, incluso superior al de algunos todocamino premium. Entre otras cosas ofrece unos asientos con un tapizado exclusivo y espectacular, además de asientos calefactados y ventilados, el completo sistema de comunicaciones Sync 3 y un sinfín de detalles que hacen la vida más cómoda a sus ocupantes.

Este modelo se fabrica en la planta valenciana de Ford, en Almussafes. Allí se ha preparado un taller exclusivo para las versiones Vignale en el que se preparan los coches al gusto exacto de sus compradores y bajo estricto pedido, en función de los requerimientos concretos para cada modelo. En ese taller Vignale se montan desde ahora los Kuga junto a los Mondeo, Mondeo SW y Ford S-Max.

Rejilla exclusiva
Rejilla exclusiva

En cuanto al otro modelo Vignale que llega ahora al mercado, es el Edge, un todocamino más grande que el Kuga, que mide 4,80 metros y que cuenta con un maletero que supera los 600 litros. Vamos, un todocamino grande que con este acabado Vignale supone una competencia clara a los todocamino alemanes premium.

En este caso la oferta de versiones para el Edge en España se basa en dos motorizaciones de gasóleo, con potencias de 180 y 210 caballos, este último equipado con un doble turbocompresor. Ambos modelos son muy diferentes, ya que mientras que el primero, el de menos potencia lleva un cambio manual de seis marchas, en el caso de la variante más potente solo se ofrece con el cambio automático.

El Ford Edge es un vehículo de importación que se fabrica en una planta de Canadá en la que existe un taller Vignale equivalente al de la planta de Almussafes, pero en este caso con los modelos norteamericanos. Pero en cualquier caso mantiene el mismo concepto de producto, con un acabado y una atención al cliente premium. 

Motor

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios