Volvo S90, un gran cambio generacional
  1. Motor
saldrá a la venta en junio

Volvo S90, un gran cambio generacional

Con tecnologías avanzadas de seguridad y conducción autónoma, gran calidad y estilo escandinavo. será presentado en el Salón de Detroit el próximo mes de enero

La marca sueca Volvo ha presentado en primicia mundial en su sede de Gotemburgo su nueva berlina S90, un vehículo con un estilo realmente llamativo, con la máxima tecnología, que se presentará oficialmente en enero en el Salón de Detroit y que llegará al mercado en junio. Una muy buena alternativa a las mejores berlinas alemanas.

El S90 es un coche muy importante para el futuro de Volvo, como lo demuestra el hecho de que fue el propio presidente de la compañía, Hakan Samuelsson, el que se encargó de desvelar el nuevo modelo. Pero antes de hacerlo señaló que es un coche global y que representa el futuro de Volvo. Y destacó sus puntos fuertes, que es un vehículo 'premium' fácil de usar, seguro y comprometido con el medioambiente, pero sobre todo, y como algo diferencial frente a sus rivales, marcado por el diseño escandinavo.

En una rueda de prensa organizada en el centro de diseño de Volvo en Gotenburgo, Samuelsson destacó que “el futuro de la compañía sueca se basa en la tecnología con dos importantes estrategias, como son la electrificación y el coche autónomo". "El objetivo es seguir creciendo, superar la barrera de las 500.000 unidades anuales y posicionarla en los 800.000 vehículos. Para lograrlo, Volvo tiene ya dos plantas en Europa, en Gotemburgo y Gante, una en Estados Unidos, en la localidad de Charlestone, y otras dos plantas en China”.

Lo que busca Volvo es convertirse en una alternativa real a los fabricantes alemanes, pero con una personalidad muy diferente y bien marcada, con coches distintos. Con el XC90 la marca sueca ha hecho un coche revolucionario en el segmento todocamino, para el que ya hay más de seis meses de espera por la cantidad de pedidos pendientes, y ahora esta tendencia va a continuar con el segundo gran modelo de Volvo, el S90.

Tras el lanzamiento del XC90, ahora Volvo ha organizado una presentación en la sede del departamento de diseño de la compañía, en Gotemburgo, del que representa su segundo modelo importante del siglo XXI, el S90. Se trata de una berlina realmente espectacular, en la que el diseño escandinavo es el gran protagonista. Es un vehículo de casi cinco metros que viene a sustituir al S80, un modelo que nació en el año 1998 y que ha tenido diversas modificaciones en todo este tiempo.

El nuevo modelo tiene muy poco que ver con su antecesor, salvo que se trata de una berlina de cinco plazas. Su estilo, el reparto de sus volúmenes o su espacio interior son completamente diferentes a los de aquel. Si el anterior S80 era una berlina que competía con el Audi A6, el BMW Serie 5, o el Mercedes Clase E, el nuevo supone un notable paso adelante con relación a su antecesor y un paso hacia arriba en la gama.

Si el S80 mide 4,85 metros, el nuevo S90 aumenta su longitud hasta los 4,96 metros, y lo mismo crece su distancia entre ejes, en otros 11 centímetros. También es tres centímetros más ancho, mientras que su altura es menor, nada menos que seis centímetros.

Con ello se consigue un vehículo que se separa de su antecesor por dimensiones y también por su estilo mucho más dinámico. A este dinamismo contribuye notablemente su mayor anchura y su menor altura. Y una vez comprobado cómo es el coche por dentro, algo que pudimos hacer en la sede de Gotemburgo, yo diría que el nuevo modelo se posiciona a mitad de camino entre las berlinas medias y las grandes, y muy cerca de estas últimas. O dicho de otra forma, que el nuevo S90 ya no compite solo con el A6, como ocurría con el S80, sino que muy bien puede rivalizar con un Audi A8, o con un BMW Serie 7, o con un Mercedes Clase S. Y frente a ellos aporta un estilo muy diferente.

Exteriormente, el nuevo modelo de Volvo se caracteriza por un vano motor muy grande y sobre todo muy bajo. Y es algo curioso, porque en realidad el nuevo Volvo no necesita un espacio muy grande para su motor, ya que todos los propulsores previstos son de cuatro cilindros. Al abrir el capó motor nos encontramos con un espacio muy grande y con una zona delantera en la que se posicionan algunos de los sistemas de seguridad de este vehículo.

El sistema de capó activo, las zonas de deformación de la carrocería y algunos de los sistemas de detección de obstáculos. En Volvo la seguridad es un aspecto clave, y en el caso del nuevo modelo incorpora los sistemas más avanzados. La marca sueca sigue adelante con su ambicioso proyecto Vision 2020 y busca conseguir que nadie en un vehículo de la marca Volvo de última generación muera o sufra heridas graves en un accidente en el año 2020. Mediante el sistema Intellisafe del nuevo S90 todas las situaciones de peligro están contempladas y se les ha buscado una solución viable.

La línea exterior del coche me ha parecido realmente espectacular pero en esta información tienen un completo álbum en el que pueden ver muchas imágenes para poder opinar por ustedes mismos. Y el interior es igual de espectacular cargado de detalles muy cuidados en los que el estilo escandinavo es el gran protagonista. Pero sobre todo tiene mucho espacio, un acabado con materiales muy cuidados y ese inconfundible estilo escandinavo.

Al sentarse al volante del S90, algo que hicimos en la presentación pero sin poder conducir el vehículo, la sensación es que estamos en un coche muy parecido al XC90, pero mucho más cuidado en los detalles, con más lujo, con una terminación más esmerada. Y sobre todo más bajo y con una posición de conducción también muy baja, casi como si se tratara de un coche deportivo. Pero lo llamativo es que esa sensación se ha conseguido con una berlina de cinco metros. A ello contribuye, sin duda, su vano motor bajo y alargado, que permite una posición de conducción baja sin pérdida de visibilidad.

Cada detalle ha sido cuidado al máximo, como los aireadores del salpicadero en los que el botón para regularlos parece una joya. O la palanca de cambios con un acabado de cristal Orrefors. O la madera empleada en el salpicadero, que proporciona un estilo realmente nórdico. Y, cómo no, destacar la pantalla, de tipo iPad. Todos los coches nuevos llevan una pantalla de tipo tablet, pero que yo sepa solo el Volvo XC90 y el Tesla Model S llevan esa pantalla en posición vertical, mucho más agradable de utilizar, como ocurre en su hermano todocamino.

Aún faltan seis meses para su comercialización, y por el momento no hay ni equipamientos concretos de los diferentes acabados ni, por supuesto, precios. El coche se ofrecerá con cuatro motorizaciones, las mismas que lleva el XC90. Serán dos diesel, los conocidos D4 de 190 caballos y D5 con 235 CV, y otros dos de gasolina. Estos serán el T6, con un motor de cuatro cilindros con turbo y 320 caballos y por encima la variante T8, un hibrido enchufable.

Este último emplea al mismo propulsor de gasolina del T6, con 320 caballos, a los que se suman otros 87 caballos del motor eléctrico. Con ello, su potencia combinada es de 407 CV, su consumo homologado es de 1,9 litros y puede recorrer más de 45 kilómetros en modo solo eléctrico.

El coche ofrecerá de serie el City Safety, que incluye un sistema de detección de peatones, de ciclistas, de otros vehículos y, como gran novedad, un detector de animales grandes. El sistema detecta el obstáculo, lo analiza, avisa a su conductor y si este no hace nada se ocupa de frenar de manera automática y evitar el choque. Y muchos otros sistemas de ayuda al conductor.

Pero la novedad es que ofrecerá opcionalmente un sistema de conducción autónoma, en principio un poco limitado. Y es que para que funcione su conductor tiene que ir con las manos puestas en el volante. Lo importante es que la persona que se sienta al volante puede ir poco pendiente de la carretera, ya que el vehículo lleva controlada la distancia al coche de delante, la velocidad y puede acelerar o frenar, mover el volante y mantener la posición en el carril aunque vengan curvas, sin que el conductor actúe sobre el mismo. Y es que en pocos años todos los nuevos Volvo podrán ser autónomos, una tecnología en la que la marca sueca está muy avanzada.

El próximo verano a las berlinas alemanas del segmento Premium les va a salir un duro competidor, el Volvo S90. Un coche que según lo definen en la casa sueca es el más bonito e innovador modelo creado por Volvo. La marca sueca ha vuelto al mercado con una interesante oferta de nuevos modelos, con una gran calidad y con varias estrategias importantes. La seguridad es la primera e ineludible y siempre está ligada con Volvo.

Pero también la electrificación para la que ya se ha comentado que en 2019 Volvo lanzará un vehículo 100% eléctrico con más de 500 kilómetros de autonomía. Y la tercera, la de la conducción autónoma que ya es una realidad en este nuevo modelo. Hay otra baza importante para Volvo, y es que en 2018 tendrá una gama completamente nueva desde un modelo compacto nuevo basado en la plataforma pequeña, la CMA, y una amplia gama de modelos medios y grandes, todos ellos con la plataforma SPA que ya emplean el XC90 y que también utiliza el nuevo S90.

Todocamino
El redactor recomienda