Volvo lidera la tecnología híbrida enchufable
  1. Motor
XC90 T8 COMBINA 407 CV Y UN CONSUMO DE 2.1 LITROS

Volvo lidera la tecnología híbrida enchufable

Volvo tiene con su nuevo XC90 el todocamino de lujo y siete plazas más eficiente del mercado, como lo demuestran las cifras de su variante T8

Volvo tiene con su nuevo XC90 el todocamino de lujo y siete plazas más eficiente del mercado, como lo demuestran las cifras de su variante T8 Twin Engine. Equipo motor de 407 caballos que combina un motor de gasolina de 320 CV con uno eléctrico de otros 87 CV. El consumo homologado según el ciclo NEDC para vehículos híbridos es de 2,1 litros por cada 100 kilómetros. Esto le convierte en el todocamino de lujo más eficiente del mercado.

La marca sueca ha puesto en marcha una completa revolución con sus modelos con tecnología híbrida enchufable, de la que en estos momentos ya tiene cuatro alternativas diferentes en todo el mundo. En el caso de Mercedes, la marca alemana tiene ya dos modelos a la venta, el S Plug-in y el Clase C Plug-in, y a final de año tendrá una variante así del sucesor del ML, el GLE. BMW ha anunciado ya su segundo modelo, el X5, que llegará tras el espectacular i8. Y en el caso de Audi ya tiene a la venta el A3 e-tron y este otoño lanzará el nuevo Q7 con esta tecnología híbrida enchufable.

Pero volvamos a la gama de Volvo con esta tecnología. El primer modelo que se lanzó fue el V60 D6, que combina un potente motor diesel de 215 caballos con otro eléctrico de 68 CV para ofrecer un conjunto de 283 CV.

Buscando aún una mayor eficiencia en el consumo de carburante, Volvo ha desarrollado una segunda versión con esta misma carrocería familiar, el V60, pero en este caso combinando la austeridad de un motor diesel menos potente, de 168 caballos, que ofrece un menor consumo en carretera, con el empleo de un motor eléctrico para la ciudad. Este nuevo modelo es el V60 D5 Twin Engine y su potencia combinada es de 236 CV. Ambas versiones están a la venta en el mercado europeo.

El tercer integrante de la familia híbrida enchufable de Volvo llega ahora con el XC90. El nuevo todocamino de referencia del segmento grande de lujo tiene en su variante T8 Twin Engine una nueva forma de entender este tipo de vehículos. Y es que el T8 ha superado todas las expectativas de la ecuación «potencia + bajo consumo» con un nivel de emisiones único en el mundo y todo ello en un lujoso SUV de 7 plazas.

La mejora respecto a las cifras que se habían anunciado previamente se debe al continuo ciclo de innovación de la empresa sueca. El resultado ha sido una reducción de otros 10 g/km en sus emisiones respecto al pronóstico inicial, con un consumo de combustible de solo 2,1l/100km. Esto hace que el XC90 T8 Twin Engine sea el líder de su segmento, con una excepcional combinación de bajo consumo de combustible y bajo nivel de emisiones, pero sin renunciar a potencia en estado puro.

Ningún otro todocamino de su categoría ofrece más de 40 kilómetros de autonomía eléctrica pura, una capacidad de aceleración de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y una potencia mixta de 407 CV. Y todo ello en una configuración de 7 plazas con un consumo homologado de 2,1 litros cada 100 kilómetros.

A estos tres modelos híbridos se suma un cuarto que está pensado para su venta en el mercado chino. Se trata del S60L, una carrocería exclusiva de aquel mercado, que incorpora un equipo mecánico formado por un propulsor de gasolina, de 238 CV, asociado con otro eléctrico de 68 caballos, para ofrecer una potencia total de 306 CV.

Sin duda la oferta de Volvo es la más completa dentro del mercado de los híbridos enchufables, al ofrecer dos modelos en Europa, los dos V60, un modelo para el importante mercado chino, el S60L, y uno disponible en todo el mundo como es el XC90. Este último en su variante T8 Twin Engine estará disponible en el mercad español el próximo otoño.

Este nuevo T8 ofrece cinco modos de conducción diferentes, lo que permite a su conductor elegir el modo que más se adapta en cada momento a su estado de ánimo.El modo predeterminado y el más adecuado para el uso diario es el híbrido. El vehículo alterna automáticamente entre la potencia de tracción del motor Drive-E de 2 litros y 4 cilindros de gsolina y la del motor eléctrico para ofrecer el mejor consumo de combustible.

En el modo eléctrico puro, cuando la batería de alta tensión está totalmente cargada, se usa como la única fuente de energía del vehículo, alimentando así el motor eléctrico del eje trasero. Utilizando exclusivamente la electricidad, el XC90 T8 tiene una autonomía de más de 40 km. Además, gracias a su sistema de frenado regenerativo, este modo es altamente eficiente en el denso tráfico de la ciudad. Si se necesita más potencia, el motor de combustión Drive-E arrancará automáticamente.

También hay un modo de máxima potencia, el power, en el que el conductor dispone del rendimiento combinado del motor de combustión y el motor eléctrico. Al arrancar, el todocamino de Volvo aprovecha la excelente respuesta y la curva de par instantánea del motor eléctrico, mientras que para ganar velocidad utiliza el motor de combustión. Esta combinación ofrece un mejor par a bajas revoluciones, equivalente al de un motor de gran cilindrada como el V8.

El XC90 es un todocamino y por ello también hay un modo de uso con tracción total, el AWD, que ofrece tracción a las cuatro ruedas. La ventaja de poder seleccionar manualmente el modo AWD es que el conductor puede utilizar la energía si la necesita o bien o conservarla para más adelante.

Hay un quinto modo, el save, que permite mantener la carga de la batería sin utilizar y reservarla para cuando sea necesario, por ejemplo al llegar al centro de la ciudad. En este modo y pese a que la carga de la batería permita usar el motor eléctrico, el coche siempre usa el de gasolina para moverse.

Tecnología Todocamino
El redactor recomienda