Es noticia
Menú
¿Guerras buenas y guerras malas? Putin pone a prueba la inversión responsable (ESG)
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
CAMBIO DE POSTURAS

¿Guerras buenas y guerras malas? Putin pone a prueba la inversión responsable (ESG)

Un grupo financiero sueco ha informado de que algunos de sus clientes buscan invertir en fabricantes de armas, y se espera un aumento importante del gasto militar

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

La empresa sueca de servicios financieros Skandinaviska Enskilda Banken AB ha declarado que permitiría que algunos de sus fondos comprasen acciones de fabricantes de armas y empresas de defensa, revirtiendo una decisión que tomó hace apenas un año como parte de su compromiso de invertir siguiendo los principios ambientales, sociales y de gobernanza (principios ESG, por sus siglas en inglés).

A partir del 1 de abril, SEB permitirá que seis de sus más de 100 fondos inviertan en empresas que generan más del 5% de sus ingresos en el sector de la defensa. El cambio se anunció el martes, por vía del informe de sostenibilidad del grupo financiero, que enumeró los fondos que podrán invertir en empresas de defensa.

"Si no puedes defender los valores abiertos de las democracias, no puedes tener sostenibilidad"

Un portavoz de SEB afirmó que el departamento de gestión de inversiones de la empresa se embarcó en la revisión de la política en enero. Añadió que el motivo fue "la grave situación de seguridad y las crecientes tensiones geopolíticas de los últimos meses —que culminaron con la invasión de Ucrania por parte de Rusia—, que pusieron este tema en primer plano desde el punto de vista de la política y dieron lugar a un cambio de postura de algunos de los clientes de la empresa de fondos".

Muchos inversores que se centran en los principios ESG no invierten en empresas que fabrican ciertas armas, como las bombas de racimo o las minas terrestres, y algunos evitan por completo el sector de la defensa. Ahora, las empresas de defensa esperan que el presidente ruso, Vladímir Putin, haya cambiado la narrativa en torno a su sector.

"Si no tienes seguridad y estabilidad, si no puedes defender los valores abiertos de las democracias, no puedes tener ningún tipo de sostenibilidad", aseveró Jan Pie, secretario general de la Asociación de Industrias Aeroespaciales y de Defensa de Europa. "Desgraciadamente, Ucrania es ahora mismo la viva prueba de ello".

Según Pie, en los últimos años, los prestamistas e inversores han dejado de lado a algunas empresas de armamentos europeas, debido en parte a que las instituciones financieras intentan adelantarse a las nuevas normas de inversión sostenible de la Unión Europea. La nueva taxonomía de inversión sostenible de la UE determinará, entre otras cosas, qué inversiones pueden incluirse en fondos de marca verde por sus beneficios sociales. El borrador de las propuestas de la Plataforma de Finanzas Sostenibles, un organismo consultivo, no incluye a los fabricantes de armas en esa categoría.

Foto: Pilotos españoles junto a un Eurofighter Typhoon (Reuters)

Pie afirmó también que la UE está "yendo en contra de sus prioridades estratégicas de alto nivel" al preparar unas normas que podrían perjudicar al sector de la defensa al tiempo que aumentan el gasto militar.

Alemania declaró que aumentaría el gasto militar por encima del 2% del producto interior bruto e invertiría inmediatamente 100.000 millones de euros en armamento. La Unión Europea está financiando por primera vez la compra de armas.

Pie opinó que el cambio de postura de los líderes europeos implica que los fabricantes de armas acabarán siendo considerados beneficiosos para la sociedad según la normativa, y pidió que se realizase una declaración inmediata en ese sentido. Un portavoz de la Comisión Europea, el brazo ejecutivo de la UE, repuso que el bloque aún no ha tomado una decisión, y añadió que los inversores no estarían obligados a invertir en actividades que se ajusten a la taxonomía.

"Dado el cambio estructural en la narrativa de los gobiernos relativo al aumento del gasto en defensa, esperamos un cambio progresivo"

SEB, que a finales de 2021 tenía 831.000 millones de coronas suecas bajo gestión, equivalentes a unos 77.000 millones de euros, eliminó las inversiones en defensa en todos sus fondos en febrero de 2021, según el portavoz. Anteriormente, había adoptado posturas diferentes para los distintos fondos. Todos los fondos de SEB seguirán excluyendo a las empresas que fabrican o venden armas que violan las convenciones internacionales, como las bombas de racimo, o que participan en la producción de armas nucleares.

Las acciones de las empresas de defensa han subido en los últimos días ante la perspectiva de un mayor gasto militar. Chloe Lemarie, analista de acciones aeroespaciales y de defensa del banco de inversión Jefferies Financial Group Inc., predijo que SEB no será el único gestor de activos en cambiar de opinión.

"Puede pasar un tiempo hasta que muchos inversores cambien su enfoque respecto al sector, sobre todo aquellos con criterios ESG estrictos", escribió Lemarie en un informe de investigación. "Sin embargo, dado el cambio estructural en la narrativa de los gobiernos relativo al aumento del gasto en defensa, esperamos que se produzca un cambio progresivo para reintegrar a los mejores actores de su clase".

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

La empresa sueca de servicios financieros Skandinaviska Enskilda Banken AB ha declarado que permitiría que algunos de sus fondos comprasen acciones de fabricantes de armas y empresas de defensa, revirtiendo una decisión que tomó hace apenas un año como parte de su compromiso de invertir siguiendo los principios ambientales, sociales y de gobernanza (principios ESG, por sus siglas en inglés).

Ucrania Seguridad Conflicto de Ucrania Inversores Comisión Europea Unión Europea Vladimir Putin
El redactor recomienda