¿Qué está frenando la recuperación de China? No hay empleo juvenil
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
desgaste de la población joven

¿Qué está frenando la recuperación de China? No hay empleo juvenil

Los trabajadores y solicitantes de empleo jóvenes, que suelen gastar más porque están en sus inicios, tienen dificultades

placeholder Foto: EC.
EC.

¿Qué está frenando la recuperación económica de China, especialmente de los servicios y el consumo?

Hay muchas respuestas, pero una pieza del puzle empieza a estar clara: los trabajadores y demandantes de empleo jóvenes, que suelen gastar una parte mayor de sus ingresos, ya que están empezando, atraviesan dificultades. Hasta que eso no se solucione, recuperar la tendencia de crecimiento del consumo de China prepandemia podría ser complicado. Puede que sea difícil eliminar por completo los movimientos ‘online’ que derivan del malestar juvenil como el 'tang ping' o el 'lying flat', que fue iniciado por un antiguo empleado de fábrica desilusionado y rechaza el exceso de trabajo.

Algunos de los factores que están lastrando la recuperación de China son claramente temporales —sobre todo el reciente brote de coronavirus en la provincia de Cantón, que ha cerrado el puerto de Yantián, en Shenzhen, uno de los más grandes del país—. Pero el aumento del desempleo juvenil, que al principio parecía ser una consecuencia temporal de la pandemia, empieza a parecer más duradero.

Foto: EC

La tasa de desempleo contemplada entre las personas de 16 a 24 años se situó en el 15,4% en junio, un aumento desde el 12,3% en diciembre y ligeramente por debajo del nivel récord del 16,8% en julio y agosto del año pasado. Mientras tanto, el desempleo general ha mantenido su tendencia descendente. La tasa de las personas entre 24 y 59 años era de apenas el 4,2% en junio, desde el 5,6% a principios de 2020, en el punto álgido del brote inicial de China.

Parte de ello es sin duda estacional: los nuevos graduados de secundaria y de la universidad entran en el mundo laboral en verano después de graduarse. Pero un vistazo a la tendencia de desempleo juvenil, si volvemos al inicio de la nueva encuesta de desempleo creada a finales de la década de 2010, subraya una tendencia más preocupante. En 2018 y principios de 2019, el desempleo juvenil nunca se situó por encima del 13,3% y tendió a mantenerse alrededor del 10% o el 11%. Desde mediados de 2019, nunca ha caído por debajo del 12%.

Anecdóticamente, parte de esto parece deberse a que los graduados universitarios no consiguen encontrar un trabajo adecuado —la agencia de noticias Xinhua hace poco destacaba la historia de un estudiante de una universidad de prestigio china que está trabajando como canguro—.

Foto: EC.

Con una demanda de bienes producidos en fábrica que se mantiene sólida y un crecimiento débil de la fuerza laboral migrante generalmente más mayor, el mercado laboral poco cualificado parece relativamente ajustado. Pero, al menos por ahora, China no está consiguiendo crear un número de puestos adecuados suficiente para su población joven con una formación más avanzada. Una competencia brutal y una jornada laboral '9-9-6' en su prestigioso sector tecnológico —de nueve a nueve, seis días a la semana— es una de las consecuencias. La desocupación y el descontento entre aquellos que no pueden, o no quieren, aguantar dicho estilo de vida es otra.

Si China alcanza con éxito la inmunidad de rebaño pronto, las continuas dificultades relacionadas con el covid que han lastrado el mercado laboral y el consumo podrían desaparecer y los trabajadores podrían empezar a mejorar su situación económica de forma más equitativa de nuevo. Hasta entonces, la juventud de China —que también se enfrenta a unos precios de vivienda elevados y a una mano cada vez más dura sobre el sector crucial de la tecnología de internet— podría seguir teniendo dificultades.

*Contenido con licencia de 'The Wall Street Journal'.

¿Qué está frenando la recuperación económica de China, especialmente de los servicios y el consumo?

Recuperación económica Pandemia Wall Street Journal
El redactor recomienda