Por qué los mercados celebran que los demócratas tengan el control del Senado
  1. Mercados
  2. The Wall Street Journal
jornada al alza en la mayoría de mercados

Por qué los mercados celebran que los demócratas tengan el control del Senado

La reacción de los mercados a la segunda vuelta electoral en Georgia muestra que la división partidista de Washington ya no es bien recibida

Foto: EC.
EC.

El antiguo cliché de que los inversores prefieren un Gobierno dividido necesita una actualización.

La bolsa repuntó este miércoles después de que el Partido Demócrata se hiciera con los dos escaños de Georgia, a pesar de que la jornada se cerrase antes de que se llamara a la segunda vuelta, que entregó el control del Senado a los demócratas. Eso va contra la sabiduría popular de que a la bolsa le va mejor cuando al menos una de las Cámaras del Congreso está controlada por la oposición, lo que previene cualquier movimiento dramático o radical que pudiera desestabilizarla.

El S&P 500 terminó el miércoles con una subida del 0,6% y el Dow Jones de valores industriales creció un 1,4% para otro cierre récord, a pesar de que durante el día registró mayores aumentos, antes de que la violencia se apoderara de Washington. Destaca la rentabilidad de los bonos a 10 años, que creció 0,75 puntos porcentuales hasta situarse en el 1,03%, lo que refleja mejores perspectivas de crecimiento. Esto dio impulso a los bancos y otras entidades financieras, ya que les permitirá ganar más con préstamos e inversiones. El Bank of America y Wells Fargo, dos de los mayores prestatarios estadounidenses, repuntaron un 6,3% y un 7,1%, respectivamente. Todo sucedió al margen del caos en la capital.

Foto: Montaje: EC

El Nasdaq Composite, con un mayor peso de las tecnológicas, cerró la jornada con una caída del 0,6%. Algunas tecnológicas de alto nivel consideradas como beneficiarias de la pandemia se encuentran entre los perdedores de la jornada: Etsy cayó un 4,2% y Peloton, un 3,2%.

En décadas pasadas, puede que un Gobierno dividido haya significado moderación y compromiso en la política. Sin embargo, en 2021, seguramente signifique paralización, que no es lo que necesita la economía de EEUU ahora mismo. Sin ir más allá, las largas negociaciones sobre un segundo paquete de ayudas para el coronavirus finalmente rindieron una cantidad menor de la esperada, que además llegó demasiado tarde para salvar muchos negocios afectados cuando la economía entraba en un invierno inhóspito.

Un Senado demócrata probablemente implique más estímulos fiscales en camino, no solo en forma de cheques para los ciudadanos, sino también gasto en infraestructura, inversión en energías renovables y ayudas para gobiernos locales faltos de liquidez. No es de extrañar que los tipos de interés estén aumentando.

La reacción de los mercados del miércoles ha sido como un reflejo de lo que pasó tras las elecciones de noviembre, cuando parecía probable que los republicanos controlarían el Senado, lo que hizo que los valores tecnológicos se disparasen y que los valores cíclicos se tambalearan. El índice S&P 500 Communication Services, cuyos mayores integrantes incluyen a Facebook, Alphabet (matriz de Google) y Netflix, creció un 6% en los tres días siguientes a las elecciones. El índice S&P 500 Industrials, que incluye nombres como Honeywell y Union Pacific, creció tan solo un 1,4% durante el mismo periodo. Los valores cíclicos solo se recuperaron después del anuncio de vacunas seguras y efectivas.

Foto: El Capitolio de EEUU, controlado durante unas horas por seguidores de Trump. (Reuters)

Estos movimientos de principios de noviembre reflejaron una previsión no solo de que el estímulo fiscal seguiría siendo moderado bajo un Gobierno dividido, lo que afectaba a valores industriales y cíclicos, sino de que se abandonaría la Reserva Federal a su suerte para que respaldara la economía ella sola, con unos tipos bajos hasta donde alcanzaba la vista. De forma excepcional, los tipos bajos tienden a apoyar apuestas especulativas sobre empresas con un flujo de caja libre escaso o inexistente que podrían dar frutos en un futuro distante. Con las autoridades fiscales de nuevo sobre el terreno, puede que la Fed no tenga que ser tan radical.

Al mismo tiempo, la probable mayoría demócrata del Senado será lo más ajustada posible, otorgando un cierto poder a moderados como Joe Manchin, senador por Virginia Occidental. Eso implica que acciones que podrían ser perjudiciales para los mercados, como un gran aumento fiscal o un asalto total a la industria de los combustibles fósiles, tienen menos posibilidades de salir adelante. De hecho, las petroleras se encuentran entre los ganadores del miércoles, ya que los inversores anticiparon que se beneficiarían de un crecimiento económico más rápido: ExxonMobil creció un 2,6% y ConocoPhillips ganó un 4%.

Ya sabíamos que 'Main Street' estaba cansada de la división y el rencor de Washington. Parece que Wall Street se ha sumado a su postura.

El antiguo cliché de que los inversores prefieren un Gobierno dividido necesita una actualización.

Bolsas Estados Unidos (EEUU) Inversores
El redactor recomienda