El 'elegido' de QAnon, una veterana del Ejército... Quiénes son los asaltantes del Capitolio
  1. Mundo
cuatro muertos y decenas de heridos

El 'elegido' de QAnon, una veterana del Ejército... Quiénes son los asaltantes del Capitolio

Entre los primeros identificados se encuentran manifestantes trumpistas habituales, miembros de grupos supremacistas blancos e, incluso, un exjugador de baloncesto

placeholder Foto: Seguidores de Donald Trump irrumpen en el Capitolio. (EFE)
Seguidores de Donald Trump irrumpen en el Capitolio. (EFE)

Cientos de partidarios de Donald Trump asaltaron este miércoles el Capitolio de Estados Unidos, apenas minutos después de que comenzara la sesión destinada a certificar la victoria de Joe Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre. Intervención policial mediante, el Congreso ha ratificado los 306 electores obtenidos por el candidato demócrata, pero el día de ayer pasará a la historia como la primera transición violenta en el país norteamericano desde su guerra civil.

También dejará imágenes para la posteridad: desde las multitudinarias escaladas a los muros del imponente edificio que alberga las dos cámaras legislativas estadounidenses a las banderas confederadas ondeando en sus galerías. Pero, ¿quiénes son los protagonistas? Por el momento, solo se conoce la identidad de algunos de ellos:

Una veterana de la Fuerza Aérea

La insurrección se ha saldado con cuatro muertos, entre ellos una mujer que ha recibido un disparo por parte de las fuerzas de seguridad en el interior de la sede legislativa. La cadena de televisión estadounidense Fox News asegura que se trata de Ashli Babbit, una veterana de la Fuerza Aérea estadounidense que residía en San Diego (California).

Babbitt era una firme partidaria de Trump, según ha explicado su marido a WTTG-TV. Su aspecto coincide con el de la mujer que cayó al suelo tras los disparos de la Policía cuando la turba irrumpió en el Capitolio, si bien no están claros los motivos que llevaron a los agentes a abrir fuego. Según ha confirmado el portavoz del Departamento de Policía Metropolitana de Washington, Dustin Sternbeck, se le trasladó en ambulancia a un hospital de la zona, pero los servicios médicos no pudieron hacer más que certificar su fallecimiento.

El jefe de la Policía de Washington, Robert Contee, ha añadido que otras tres personas han muerto durante la toma del Capitolio, pero no ha aclarado si estaban involucradas. Por otra parte, un hombre de 24 años se encuentra en estado crítico tras precipitarse al vacío en los aledaños del edificio. También que hay 14 agentes heridos, dos de ellos graves.

Yellowstone Wolf, el "enviado por Q"

La rocambolesca imagen de un hombre ataviado de bisonte que presidió por un momento el Senado de Estados Unidos ha dado la vuelta al mundo. Su protagonista es Jake Angeli, un joven de 27 años natural de Phoenix (Arizona). Se hace llamar 'Yellowstone Wolf' en su canal de YouTube, plataforma desde la que defiende teorías de la conspiración propias del movimiento QAnon, como por ejemplo que existe una red de pornografía infantil dirigida por los demócratas.

Es un habitual de las concentraciones trumpistas, pero su gran aparición pública tuvo lugar frente al centro de Maricopa (Arizona) encargado de contar los votos en las elecciones presidenciales. Con la cara pintada de barras y estrellas, su fe en las acusaciones de fraude electoral azuzadas desde la Casa Blanca atrajeron entonces la atención de los medios más importantes, incluida la agencia Efe: "Estamos haciendo frente a la narrativa global de que Biden ganó mediante desobediencia civil, como hicieron Gandhi, Jesús, o Martin Luther King".

Su desparpajo le convirtió en uno de los oradores más destacados en los actos de protesta que se sucedieron en Phoenix, la capital del estado, durante la semana posterior a la victoria de Joe Biden. En menos de dos meses, Angeli pasó de los jardines del Capitolio de Arizona a la explanada del Capitolio de Washington D.C., en la que también pronunció varios discursos antes de la insurrección.

Tatuaje de 'gamer', no de Antifa

Otras dos personas aparecen en primer plano junto a Angeli en una fotografía en los pasillos del Capitolio: un seguidor de Trump que sostiene un maletín y una bandera en apoyo al magnate neoyorquino y un chico de pelo largo y barba prominente con tatuajes en el dorso de sus manos.

Este último detalle ha causado controversia, pues hay quien lo ha esgrimido como argumento para atribuir los disturbios a Antifa, el movimiento antifascista que Trump quiso catalogar como "organización terrorista". Nada más lejos de la realidad. El especialista en verificación de datos de la BBC Alistair Coleman aclara que el enigmático símbolo tribal de su mano derecha es la 'marca del forastero' del videojuego Dishonored.

El único vínculo demostrado con Antifa es que se muestra una imagen suya en la web phillyantifa.org; concretamente en una publicación que le acusa de ser un activista neonazi al aparecer abrazado a un hombre con una camiseta de la formación de ultraderecha Traditionalist Worker Party.

Un líder pro armas en la silla de Nancy Pelosi

El caos llegó hasta la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, cuya silla profanó un hombre de 60 años llamado Richard Barnett, apodado Bigo. Conocido líder de un grupo en defensa del derecho constitucional a portar armas de Gravette (Arkansas), Barnett dijo haberse llevado un sobre del despacho porque lo había manchado de sangre: "No soy un ladrón". A cambio, asegura haber dejado en su escritorio una moneda de 25 centavos y una nota que rezaba: "Nancy, Bigo estuvo aquí, perra".

placeholder Bigo se sienta en el escritorio de Nancy Pelosi. (EFE)
Bigo se sienta en el escritorio de Nancy Pelosi. (EFE)

El propio Barnett había adelantado sus intenciones en Facebook. "Es hora", podía leerse como pie de una foto publicada durante la mañana del asalto en la que se le veía portando la bandera que más tarde acabó en la oficina de Pelosi. También compartió vídeos de camino al Capitolio y pidió a sus seguidores que rezaran para garantizar su éxito: "Hacemos nuestro mayor esfuerzo para proteger a nuestros patriotas en DC".

Grupos supremacistas blancos

La extrema derecha se coló en el Capitolio sin necesidad de usar la fuerza. Así se desprende de las declaraciones a CNN de Nick Ochs, fundador de la facción del grupo supremacista blanco Proud Boys en Hawaii y candidato a la Cámara de Representantes en el Distrito 22 del archipiélago: "No tuvimos que irrumpir, simplemente entré y grabé". "Había miles de personas allí, no tenían control de la situación. No me detuvieron ni me interrogaron", añade. Ochs afirma que estaba trabajando como periodista profesional y que en ningún momento accedió a las oficinas ni a ninguna de las cámaras.

Tim Gionet, habitual en foros y mítines neofascistas bajo el seudónimo de Baked Alaska, emitió un vídeo en directo dentro del Capitolio durante más de 25 minutos. Lo atestiguan Hannah Gais, investigadora de la ONG Southern Poverty Law Center que siguió la retransmisión, y decenas de usuarios de Twitter que compartieron capturas de pantalla. Otro de los asaltantes lucía la 'Navy Jack', bandera que usaron los estados sureños en la guerra de Secesión y que, más adelante, enarboló el Ku Klux Klan.

Un exjugador del Barça, entre los manifestantes

El exjugador de baloncesto David Wood, que jugó en ocho equipos de la NBA y recaló una temporada en el FC Barcelona, se encontraba entre quienes se concentraron a las puertas del Capitolio. Tras retirarse del deporte profesional en 2003, Wood, que en la actualidad tiene 56 años, no ha ocultado sus posiciones ultraconservadoras, hasta el punto de acompañar a los acólitos de Trump en su cruzada contra el dictado de las urnas. En sus redes sociales compartió instantáneas en las que aparecía vestido con un chándal de Estados Unidos y sujetaba un cuerno. Luego, se arrepintió.

"No estaba allí para protestar, sino para orar", aseveró tras eliminar las publicaciones. "Muchas personas me enviaron mensajes para mantenerlas informadas, así que lo viví en directo porque pensaba que la gente quería ver lo que estaba pasando", apunta en un mensaje en Facebook. Lo que no cambia es su rechazo a la legitimidad del presidente electo: "Antes de que el próximo presidente jure el cargo, verás con asombro cómo se destapa el fraude electoral y el presidente Trump permanecerá durante cuatro años más".

Estados Unidos (EEUU)