¿Fue el asalto al Capitolio una amenaza a la democracia? Qué creen los votantes de EEUU
  1. Mundo
según una encuesta de YouGov

¿Fue el asalto al Capitolio una amenaza a la democracia? Qué creen los votantes de EEUU

Causas, consecuencias y reponsabilidades: una encuesta de YouGov ahonda en la opinión de los electores estadounidenses sobre los acontecimientos frente al Capitolio el día que se certificó el triunfo de Joe Biden

placeholder Foto: El 6 de enero de 2021, decenas de seguidores de Donald Trump asaltaron el Capitolio de EEUU (Reuters)
El 6 de enero de 2021, decenas de seguidores de Donald Trump asaltaron el Capitolio de EEUU (Reuters)

Podría haber sido una jornada tranquila, aunque todo apuntaba a que no lo sería. Las últimas elecciones de Estados Unidos fueron largas y tensas, a la espera de unos resultados definitivos que colorearan de un color u otro el Gobierno del país, y tras conocerse la victoria de Joe Biden empezó la disputa. Donald Trump, presidente saliente, se negó a aceptar los resultados y desató una cadena de litigios contra los datos, enarbolado en su propia teoría del robo de votos. Llegó el día en el que el Congreso tenía que confirmar a Biden como presidente electo, y miles de seguidores del republicano optaron por concentrarse frente al Capitolio para manifestar su rechazo a los resultados.

Según avanzaba el día se elevó la tensión: algunos de los manifestantes lograron saltar la barrera del Capitolio y acabaron llegando al interior, poco después de que hubiera comenzado la sesión de las cámaras del Congreso en la que se iba a certificar la victoria de Biden. El asalto al Capitolio se ha saldado, por ahora, con cuatro muertos, y aunque finalmente la sesión continuó y el demócrata fue confirmado como presidente electo, Trump ha mantenido su protagonismo a lo largo del día. Después de pedir a sus seguidores que abandonaran el Capitolio —incidiendo, no obstante, en su teoría del fraude electoral—, ha acabado reconociendo que el día 20 de enero, la fecha fijada para el traspaso de poder en Estados Unidos, habrá una "transición ordenada".

Los incidentes de este 6 de enero han provocado una oleada de dimisiones en el equipo del entorno de Trump: la jefa de gabinete de la primera dama, Stephanie Grisham; también la subsecretaria de Prensa, Sarah Matthews; el viceasesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca... otros están considerando su renuncia. Entre los votantes, por su parte, no hay sensación de que se hayan hecho mal las cosas. Según una encuesta realizada este mismo miércoles por YouGov, el 68% de los republicanos cree que el asalto al Capitolio no es ninguna amenaza a la democracia, frenteal 93% de los demócratas que opinan lo contrario. Entre los votantes independientes también son mayoría los que consideran que la democracia se ha visto amenazada este 6 de enero, el 55% concretamente, frente al 32% que no lo ve de este modo.

Uno de cada cinco votantes, a favor del asalto

En general, uno de cada cinco votantes (el 21%) está de acuerdo con los acontecimientos que han tenido lugar en el Capitolio. Según los resultados de la encuesta, aquellos que consideran que sí hubo fraude electoral y que éste afectó a los resultados de las elecciones son especialmente propensos a sentir que los actos de este miércoles estaban justificados. Casi dos tercios (63%) de los encuestados se oponen "de manera enérgica" a las acciones tomadas por los 'trumpistas', mientras que el 8% se opone "algo" a lo sucedido.

De la encuesta, elaborada de manera directa a un total de 1.397 electores registrados, se extrae además que muchos republicanos (45%) apoyan de manera activa las acciones en la sede parlamentaria, aunque también son muchos los que han manifestado su oposición (43%). En el otro lado de la balanza se encuentran los demócratas, con una opinión más unificada: el 96% está en contra de lo acontecido en Washington.

La diferencia de resultados entre los partidos se debe, en parte, a la percepción de cada ideología acerca de la naturaleza de las protestas. El 59% de los votantes que tienen conocimiento de lo que ha ocurrido este miércoles en Capitol Hill percibe estos actos como violentos, frente al 28% que los considera pacíficos; en el caso de los votantes del Partido Republicano ocurre justo lo contrario: el 58% considera que han sido pacíficos, y solo un 22% percibe el asalto como un acto violento.

También existen grandes diferencias entre partidos con respecto a cómo se denominaría a las personas que formaron parte de las acciones en el Congreso estadounidense: la mayor parte de los votantes los consideran "extremistas" (52%); este porcentaje crece hasta el 74% si se trata de electores del Partido Demócrata y cae al 26% si optan por el Republicano. "Extremistas" y "terroristas nacionales" son las palabras más apropiadas para clasificar a los participantes en las protestas y el asalto al Capitolio para los demócratas, mientras que "manifestantes" o "patriotas" son por las que se decantan los republicanos.

¿Quién es el responsable de todo esto?

Otra de las preguntas de la encuesta ahonda en los culpables de la situación vivida este 6 de enero. El republicano Mitt Romney, senador por Utah, señaló directamente a Donald Trump como responsable de la "insurrección", un acto "antiamericano", que no una protesta. Según los datos de la encuesta, la mayor parte de los votantes está de acuerdo: en general, la mayoría de los electores (55%) considera que el aún presidente tiene la máxima responsabilidad de los actos, mientras que hay un 11% que considera que si bien no es el culpable absoluto, también sobre él recae cierta responsabilidad. Sin tener en cuenta las preferencias políticas, solo el 17% de los encuestados considera que Joe Biden es el principal responsable, mientras que un 9% lo señala como culpable, aunque no el principal.

Dicho esto, a ojos de los republicanos sí que es Biden el principal culpable: el 52% de los que votan por el partido de Trump lo consideran responsable, frente al 28% de republicanos que cree que fue Donald Trump quien provocó esta situación. Entre los demócratas, que toda la responsabilidad es de Donald Trump es una opinión aceptada por el 90%, mientras que el 6% creen que tiene algo de culpa, aunque no toda. Aunque finalmente Donald Trump, insistiendo en que no está de acuerdo con los resultados, garantizó una transición tranquila el próximo 20 de enero, esta comunicación se hizo poco después de que comenzara a circular información acerca de la posibilidad de invocar la enmienda 25 de la Constitución estadoundense para 'apartarlo' de la Casa Blanca.

Al hilo de esta posibilidad, la mitad de los votantes (50%) está de acuerdo con la posibilidad de que a Trump se le retiraran sus poderes como presidente de manera inmediata; este porcentaje es mucho mayor entre los electores demócratas (83%) y muy inferior entre los republicanos (10%). Por otro lado, el 11% de los demócratas considera inapropiado destituir al presidente, así como el 85% de los republicanos, a causa de lo acontecido en el Capitolio.

Estados Unidos (EEUU) Congreso de Estados Unidos
El redactor recomienda