Reacciones | "Es un intento de golpe de Estado": horror por el asalto al Capitolio
  1. Mundo
TENSIÓN MÁXIMA EN EEUU

Reacciones | "Es un intento de golpe de Estado": horror por el asalto al Capitolio

"Esto es un intento de golpe de Estado", publicó en Twitter Adam Kinzinguer, representante republicano por Illinois, después de que la masa trumpista irrumpiera violentamente en el edificio

placeholder Foto: Partidarios del presidente Donald Trump tomaron durante horas el Capitolio.
Partidarios del presidente Donald Trump tomaron durante horas el Capitolio.

"Golpe de Estado", "insurrección", "anarquía"... Miembros del Partido Republicano no han escatimado gravedad en sus palabras para describir el asalto al Capitolio por parte de los partidarios del presidente Donald Trump.

Expresidentes, congresistas y otros líderes políticos, tanto demócratas como republicanos, condenaron este miércoles la toma del Capitolio por una turba de partidarios del presidente Donald Trump, al que algunos responsabilizaron de lo ocurrido y pidieron someter a un juicio político.

Obama: "La Historia recordará correctamente la violencia de hoy en el Capitolio"

"La Historia recordará correctamente la violencia de hoy en el Capitolio incitada por el presidente en funciones, quien ha continuado sin fundamentos la mentira sobre el resultado electoral legal, como un momento de gran deshonor y vergüenza para nuestra nación", afirmó el expresidente Barack Obama apuntando a Trump.

Desde el Reino Unido, el principal aliado de EEUU en Europa, el primer ministro británico, Boris Johnson, calificó de "vergonzosas escenas" las que pudieron verse durante el asalto al Capitolio y reclamó un traspaso "pacífico y ordenado del poder" en ese país.

"Esto es un intento de golpe de Estado", publicó en Twitter Adam Kinzinguer, representante republicano por Illinois, después de que la masa trumpista irrumpiera violentamente en el edificio para impedir la confirmación de la victoria. El expresidente George W. Bush, por su parte, dijo: "Así es como se disputan los resultados electorales en una república bananera. No nuestra república democrática. Estoy consternado por el comportamiento imprudente de algunos líderes políticos desde las elecciones y por la falta de respeto mostrada este miércoles por nuestras instituciones, nuestras tradiciones y nuestra aplicación de la ley".

"Esto es lo que el presidente ha ocasionado hoy, esta insurrección", afirmó por su parte Mitt Romney, senador por Utah y crítico vocal del mandatario. "Esto es antiamericano. Presidente, por favor, haga algo. Mantenga a Estados Unidos seguro. Basta ya. Muestre su apoyo a la policía. Esto no es una protesta. Es anarquía. Creía que éramos el partido de la ley y el orden", lamentó Nancy Mace, representante por Carolina del Sur.

Ben Sasse, senador republicano por Nebraska, fue todavía más enfático en sus críticas al magnate: "Hoy, el Capitolio de Estados Unidos —el mayor símbolo de autogobierno del mundo— fue saqueado mientras el líder del mundo libre se escondía temerosamente detrás de su teclado". El legislador también señaló directamente al mandatario como responsable del caos en la capital, al escribir que “las mentiras tienen consecuencias”. “Esta violencia es el resultado feo e inevitable de la adicción del presidente a avivar constantemente las divisiones”, agregó.

La indignación provocó reacciones contra Trump nunca antes vistas por parte de miembros del llamado Great Old Party. Phil Scott, gobernador de Vermont, un estado liberal de Nueva Inglaterra, pero con actual liderazgo republicano, llamó a su destitución. "El tejido de nuestra democracia y los principios de nuestra república están siendo atacados por el presidente. Ya es suficiente. El presidente Trump debe renunciar o ser destituido de su cargo por su gabinete o por el Congreso", sentenció en Twitter.

placeholder Un manifestante se protege del gas lacrimógeno lanzado para desalojar a los asaltantes.
Un manifestante se protege del gas lacrimógeno lanzado para desalojar a los asaltantes.

Desde la bancada demócrata, como era de esperar, la furia no tiene precedentes. "Trump es directamente responsable de esta insurrección y violencia. Necesita ser destituido de su cargo de inmediato. Es responsabilidad constitucional del vicepresidente Pence y del gabinete ejercer el poder que les otorga la 25ª enmienda", aseveró Seth Moulton, representante demócrata por Massachusetts, en un llamado a la enmienda de la Constitución estadounidense que permite, en el caso de que el presidente se vuelva física o mentalmente incapaz de hacer su trabajo, que el vicepresidente tome el control del país.

Algunos fueron más lejos y señalaron como responsables a todos los legisladores republicanos que han respaldado las acusaciones sin fundamento de Trump sobre el supuesto fraude electoral. “Creo que los miembros republicanos del Congreso que han incitado este ataque terrorista interno con sus intentos de revocar las elecciones deben enfrentar las consecuencias. Han roto su juramento sagrado de oficio. Presentaré una resolución para solicitar su expulsión”, anunció Cori Bush, congresista demócrata por Misuri y una de las nuevas integrantes del ala más izquierdista del partido.

Foto: Seguidores de Trump, tras la invasión del Capitolio. (Reuters)

"Hoy enfrentamos un asalto sin precedentes a nuestro Capitolio, nuestra Constitución y nuestro país. El asalto fue alimentado por más de cuatro años de políticas venenosas que difundieron información errónea deliberada, sembraron desconfianza en nuestro sistema y enfrentaron a los estadounidenses entre sí", dijo el expresidente Bill Clinton.

La ex primera dama y excandidata a la Presidencia Hillary Clinton tachó de "terroristas nacionales" a los que "atacaron uno de los fundamentos de nuestra democracia: la transferencia pacífica del poder después de elecciones libres".

Reacciones fuera de EEUU

Las condenas al asalto al Capitolio también llegaron desde fuera de las fronteras estadounidenses. El presidente francés, Emmanuel Macron, reaccionó con un mensaje de apoyo a la democracia estadounidense frente a "la violencia de unos pocos".

En un mensaje de vídeo hecho público de madrugada en sus redes sociales y sobre un fondo en que se podían ver las banderas de Francia, de la Unión Europea y de Estados Unidos, afirmó que "lo que ha ocurrido en Washington, sin duda que no es propio de Estados Unidos".

"Cuando en una de las democracias más antiguas del mundo, partidarios del presidente saliente cuestionan por las armas los resultados legítimos de una elección, se está demoliendo una idea universal, la de un hombre un voto", explicó Macron.

"Los canadienses están profundamente perturbados y entristecidos por el ataque a la democracia en los Estados Unidos, nuestro aliado y vecino más cercano. La violencia nunca logrará dominar la voluntad del pueblo. La democracia en los Estados Unidos debe mantenerse, y así será", expresó el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau.

También ha reaccionado la canciller alemana, Angela Merkel, que "triste" y "enfadada" ha "lamentado" que Trump no reconociese su derrota en las elecciones presidenciales de noviembre y le ha acusado de alentar con sus dudas sobre el proceso las protestas que desembocaron en el asalto al Capitolio.

La ráfaga de críticas incluyó, irónicamente, la del Ministerio de Relaciones Exteriores venezolano. "Venezuela condena la polarización política y la espiral de violencia que no hace sino reflejar la profunda crisis por la que actualmente atraviesa el sistema político y social de Estados Unidos".

Confío en la fortaleza de la democracia de EE.UU. La nueva presidencia de @JoeBiden superará la etapa de crispación, uniendo al pueblo estadounidense.

El presidente español, Pedro Sánchez, reaccionó en redes justo en el momento en el que se desarrollaban los hechos, y lo hizo para lanzar un mensaje de confianza frente a la "crispación". "Confío en la fortaleza de la democracia de EEUU. La nueva presidencia de Joe Biden superará la etapa de crispación, uniendo al pueblo estadounidense", escribió en Twitter Sánchez.

Los líderes de las instituciones de la Unión Europea (UE) expresaron su preocupación y conmoción y confiaron en que Estados Unidos asegure que se respetan las reglas de la democracia y el traspaso pacífico de poder.

"El Congreso de Estados Unidos es un templo de la democracia. Presenciar las escenas de esta noche (miércoles) en Washington D.C. es una conmoción. Confiamos en que Estados Unidos asegure un traspaso pacífico de poder a Joe Biden", expresó el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel.

También la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, se refirió a "la fuerza de las instituciones y democracia estadounidenses", en cuyo núcleo está "una transición pacífica del poder", y recalcó que Biden "ganó las elecciones". "Se debe respetar el resultado de esta elección democrática", señaló por su parte el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg.

En España, líderes políticos como Pablo Casado también han condenado el asalto al Capitolio y lo ha comparado con la manifestación en el Parlament en 2011 o las llamadas "marchas de la dignidad" de 2015.

En declaraciones a la prensa en Gimenells (Lleida), Casado ha afirmado que los populismos "se retroalimentan" sean "de izquierda o de derecha" y que acaban teniendo efectos "tremendamente nocivos" para las "sociedades libres".

Partido Republicano Mitt Romney Partido Demócrata Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda