Los demócratas se hacen con el control del Senado, allanando el mandato a Biden
  1. Mundo
Se hacen con los dos escaños de Georgia

Los demócratas se hacen con el control del Senado, allanando el mandato a Biden

La victoria de los dos candidatos demócratas en Georgia sella una última derrota del presidente Donald Trump y dará alas a la agenda progresista del presidente electo, Joe Biden

placeholder Foto: Carteles de campaña de los candidatos demócratas en Georgia. (Reuters)
Carteles de campaña de los candidatos demócratas en Georgia. (Reuters)

Los dos candidatos del Partido Demócrata se han hecho con los dos escaños senatoriales de la segunda vuelta de las elecciones de este martes en Georgia, arrancando a los republicanos el ansiado control del Senado en una caótica jornada con violentas escenas del asalto al Capitolio por manifestantes trumpistas. La victoria de los dos candidatos demócratas en Georgia, que ha sido anunciada la tarde del miércoles, sella una última derrota del presidente Donald Trump y dará alas a la agenda progresista del presidente electo, Joe Biden.

Foto: Seguidores de Trump, tras la invasión del Capitolio. (Reuters)

Las victorias de Jon Ossoff y Raphael Warnock, candidatos demócratas, tiñen de azul la Cámara Alta tras seis años de mayoría republicana. Tras asegurarse de nuevo el control de la Cámara de Representantes en las elecciones del 3 de noviembre, arrebatar la mayoría republicana en el Senado era clave para asegurar muchas de las mayorías necesarias para impulsar nuevas legislaciones de tinte progresista que ha prometido Biden.

En la primera ronda, celebrada paralelamente a las elecciones presidenciales del 3 de noviembre, los candidatos demócratas y republicanos no lograron hacerse con el porcentaje de ventaja que marca la ley electoral en Georgia, por lo que este martes tuvo que celebrarse una segunda ronda. Con un ajustado empate en el Senado, a los republicanos les bastaba con hacerse con uno de los dos escaños en juego en Georgia para seguir manteniendo su mayoría, que finalmente han perdido. Con las victorias de Ossoff y Warnock, el Senado queda 50-50, pero la legislación contempla que, en caso de empate, sea la vicepresidencia (en este caso, Kamala Harris) quien tenga el voto del desempate.

La victoria este miércoles de los demócratas en Georgia es un síntoma más del vuelco del estado, sureño y típicamente conservador, donde también Biden logró hacerse con la victoria, por primera vez para un candidato demócrata desde 1992, gracias a poco más de 11.700 votos. Es también un duro golpe, no solo para los republicanos sino para el propio Trump, que se ha volcado durante la campaña, agitando de nuevo las acusaciones de fraude electoral.

Foto: Joe Biden, durante su intervención. (Reuters)

Por qué es importante

Una mayoría demócrata tanto en el Congreso como en el Senado facilitará las cosas a la agenda legislativa progresista, desde la reforma sanitaria a cambios en la política energética y, más importante, los paquetes de estímulos económicos en el marco de la pandemia de coronavirus. Sin el Senado, el presidente queda condenado a gobernar a base de decretos que pueden ser fácilmente revocados por la siguiente Administración. Una mayoría republicana, liderada por Mitch McConnell, hubiera hecho la vida imposible, legislativamente hablando, al presidente demócrata, atándole de manos y bloqueando cada propuesta de ley.

Durante el primer Gobierno de Trump, la mayoría en el Senado se ha demostrado bien útil: además de asegurar el bloqueo del 'impeachment', también le ha permitido confirmar a tres jueces conservadores en el Tribunal Supremo, unos cargos vitalicios que escoran cada vez más a la derecha la Corte Suprema y donde acaban muchos de los litigios más polémicos y relevantes del país, desde el aborto a, incluso, quizá quién será el próximo presidente de EEUU.

Estados Unidos (EEUU)
El redactor recomienda