Es noticia
Menú
El clan gallego que susurra a Feijóo y suspira por Hernández de Cos
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

El clan gallego que susurra a Feijóo y suspira por Hernández de Cos

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones y movimientos. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Ya empiezan a formarse aglomeraciones en las inmediaciones de Génova para coger sitio en el futurible reparto de sillones, como si la piel del oso Pedro Sánchez ya colgara en una pared del despacho del líder popular, Alberto Núñez Feijóo. Poco importa que todavía queden 12 meses por delante para que el político gallego, si el fuego amigo no lo impide, dispute la presidencia del Gobierno al líder socialista. Los números de las encuestas, propias y ajenas, alimentan esa ansia, pero todos saben (deberían) que en política un año es un mundo, más allá de recesión y guerras.

El único sin prisa parece Feijóo. No la tuvo para venir a Madrid y no parece tenerla para llegar a la Moncloa. Para ese viaje todavía le faltan manos. El gallego y su pareja Eva Cárdenas cuentan con pocos amigos en la capital y no muchos más escuderos en el PP. Su núcleo duro lo forman Marta Varela (gabinete), Miguel Tellado (partido), Cuca Gamarra (portavoz) y Esteban González Pons (grupo parlamentario). A partir de ahí, fichajes andaluces como Juan Bravo o Elías Bendodo refuerzan el staff de fontaneros cualificados más que nutren un potencial Gobierno en la sombra.

Foto: Feijóo y Manuel Medina, en la presentación de otro libro del abogado en 2018. (EFE/Paolo San Aguilar)

Para esas tareas mayores, hay voluntarios en primera línea de frente como los hermanos Alberto y Álvaro Nadal, nacidos para que los pilares del Estado recaigan en sus espaldas, o el mismísimo Luis de Guindos, vicepresidente del BCE y exministro de Economía con Mariano Rajoy, cuya ambición política sigue intacta. Feijóo tiene oídos y buenas palabras para todos aquellos que llegan con propuestas y papeles bajo el brazo. Todavía está en el momento de dejarse querer, pero sospecha que tanta disposición por sumarse a su causa no es gratuita. Algo le hace desconfiar.

Como si fuera un reflejo natural, todo fluye mejor entre gallegos. Comparten códigos. Tal vez por eso, fuera de cualquier radar, un puñado de paisanos ilustres se ha convertido de manera inesperada en una especie de equipo externo para el líder del PP. El aglutinante de ese grupo asesor es el empresario hotelero Amancio López-Seijas, propietario del Grupo Hotusa (Eurostars) e impulsor del Foro La Toja, natural de una parroquia de Chantada (Lugo) pero afincado en Barcelona desde hace décadas, con el que guarda una relación de confianza tras su paso por la Xunta de Galicia.

Foto: Foto: EC.

Otro integrante de ese nuevo círculo es el también gallego Antón Costas. El vigués es un reconocido economista, catedrático de Política Económica por la Universidad de Barcelona, expresidente del Círculo de Economía (donde ha coincidido en varias juntas con López-Seijas, además de compartir el Foro La Toja) y ahora titular del Consejo Económico y Social (CES), ajeno a las esferas de poder capitalinas y a las intrigas palaciegas del PP. Pocos nombres como el suyo trascendieron en la época de Pablo Casado, desasistido de pesos pesados entre los economistas.

El tercero en discordia es un madrileño, José Manuel González-Páramo, pero que llega de la mano del clan gallego del Círculo de Economía, con el que comparte amistad y complicidad desde hace años. Por su perfil académico y profesional, fue el primer español en el consejo ejecutivo del BCE, su ascendente compite por el mismo espacio que Guindos, contra quien se mide técnicamente como si fuera su némesis. Feijóo valora las reflexiones técnicas de estos tres influyentes, así como sus consideraciones sobre el perfil de quienes pueden acompañarle para llegar a la Moncloa.

De Cos es una cara nueva en política, pero con trayectoria probada entre los economistas de su generación y sin servidumbres con De Guindos

Aunque es pronto para quinielas, es importante tener claros los nombres de los principales puestos del gabinete. Y para el cargo de superministro de Economía, similar al que ahora ejerce la vicepresidenta Nadia Calviño como número dos de Pedro Sánchez, el favorito del clan gallego es una cara nueva en política, pero con trayectoria probada entre los economistas cincuentones de su generación y sin servidumbres con el clan Guindos. Hablamos de Pablo Hernández de Cos, actual gobernador del Banco de España, cuyo mandato de seis años concluye el próximo 2024.

La centenaria institución ha sido uno de los contrapesos a las políticas económicas del Gobierno de coalición, un sentido crítico al mantenido por la AIReF o el servicio de estudios del BBVA. Sus recomendaciones (presupuestos) o estimaciones (PIB) han sido siempre más prudentes y han dado lugar a enunciados según los cuales "el Banco de España corrige a…". Y todo desde un perfil tecnócrata deliberado, entendiendo que su mandato público implica articular "medidas eficaces que persigan el bienestar social sin consideraciones ideológicas". ¿Un ministro independiente?

Mientras tanto, Feijóo trabaja a dos velocidades. En público, con diferencia de críticas, trata de mantener la tensión como oposición a Sánchez, ante quien estuvo bisoño en los mano a mano del Senado. En privado, cultiva encuentros con actores del mundo empresarial y social. La semana pasada lo hizo con un puñado de clientes de una armónica firma de public affairs. En corto, convence. A largo, genera dudas. Y eso partiendo de que todos dan por sentado que no está en juego quién ganará las generales, sino quién formará Gobierno. Y esa es la única incógnita.

Ya empiezan a formarse aglomeraciones en las inmediaciones de Génova para coger sitio en el futurible reparto de sillones, como si la piel del oso Pedro Sánchez ya colgara en una pared del despacho del líder popular, Alberto Núñez Feijóo. Poco importa que todavía queden 12 meses por delante para que el político gallego, si el fuego amigo no lo impide, dispute la presidencia del Gobierno al líder socialista. Los números de las encuestas, propias y ajenas, alimentan esa ansia, pero todos saben (deberían) que en política un año es un mundo, más allá de recesión y guerras.

Ibex Insider Alberto Núñez Feijóo Pablo Hernández de Cos