Es noticia
Menú
Bailando con buitres: solo Laporta sabe cómo se salvará el Barça (sin CVC)
  1. Mercados
  2. Ibex Insider
IBEX INSIDER

Bailando con buitres: solo Laporta sabe cómo se salvará el Barça (sin CVC)

El mundo del dinero encierra claves de poder y de intereses que explican el sentido de muchas operaciones, movimientos y desenlaces. Ibex Insider ofrece pistas para entender a sus protagonistas

Foto: EC.
EC.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Aunque las prisas no son buenas consejeras, Joan Laporta vive en una constante contrarreloj. El próximo 30 de junio, en dos semanas, el 'bypass' financiero del Fútbol Club Barcelona debe estar ejecutado, bien mediante el plan A, es decir, tomar el dinero de CVC facilitado por LaLiga, o el plan B, o sea, los millones que otros fondos de inversión se atrevan a poner en la mesa a cambio de una parte de la caja del club 'blaugrana'.

El presidente culé está subastando el rescate del Barça para mejorar las condiciones que ya tiene de los Javieres (Tebas y De Jaime). El que carga con el marrón de los números es Ferran Olivé, tesorero empoderado tras la marcha precipitada del director general, Ferran Reverter, el ejecutivo estrella de Media Markt que capituló en solo un año, pero sometido a la última palabra de Laporta, por si alguien duda del modelo.

Así pasó hace unas semanas. Antes del viaje folklórico a la Junquera para celebrar la junta directiva decisiva, Olivé y Mateo Alemany habían atado el plan de CVC. Más aún, habían ampliado la venta de derechos audiovisuales otro 11% a un grupo inversor liderado por Goldman Sachs, una vez que el 49% de los derechos comerciales (licencias y 'merchandising') por los que Fanatics e Investindustrial pagaban 275 millones se ha suspendido.

Foto: El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta, junto al entrenador del primer equipo, Xavi Hernández. (EFE/Alejandro García)

El tiempo apremia para avanzar en la construcción de la próxima temporada y la oportunidad de fichar a Robert Lewandowski era exclusiva. Sin embargo, todo se ha pospuesto ante el rechazo de Laporta, que ha decidido dar tiempo a otros potenciales inversores para no tener que pasar por el aro de Tebas, al que pidió un traje a medida para aceptar el dinero de CVC. Y a falta de traje, ha buscado otro sastre con mejor tarifa que la de CVC.

Las gruesas palabras cruzadas entre Laporta y Tebas escenificaron la ruptura del acuerdo tejido las semanas anteriores. Aunque aún no se había llegado al sonrojante momento en que el Barça tuviera que retirar sus pleitos contra LaLiga. El presidente culé quiere un rescate con mejores condiciones: vender derechos televisivos hasta un 25%, pero solo durante 25 años y sin quedar atado a la interlocución de Olivé y Alemany.

Por si fuera poco, mientras el crédito de Goldman Sachs sostiene las necesidades de caja, el Barça trata de resolver la ecuación entre masa salarial e ingresos, las dos magnitudes que fijan la norma del ‘fair play’ financiero. Y ahí, el ‘presi’ necesita rebajar sueldos en 160 millones, una vez que la evolución de los ingresos (765 millones para esta temporada) tardará en volver a los registros (con Lionel Messi) previos a la pandemia.

Foto: El presidente del FC Barcelona, Joan Laporta. (EFE/Alejandro García)

Desde hace semanas, la coletilla de ‘palancas económicas’ acuñada por su asesor 'blanco' José Antonio Zarzalejos (KPMG) ha servido para construir cierto relato posibilista desde el Camp Nou. Aunque esos activos, por más vueltas que den al asunto, son sota (derechos televisivos), caballo ('merchandising') y rey (Barça Studios). Se trata de vender para sacar hasta 800 millones y equilibrar la masa patrimonial (1.300 millones de deuda).

En el mercado, el grueso de inversores oportunistas ha ojeado el ‘deal’ del Barça. Las urgencias del calendario han hecho que muchos de los nuevos hayan desistido, como fue el caso de Cinven o Providence, mientras que otros como Iman Capital (ex Apollo) han intentado pujar por Barça Studios. Las prisas van en contra del precio y nadie ha sido capaz de formular algo armado para antes del día 30... salvo el as en la manga de Laporta.

Foto: El presidente del Barcelona, Joan Laporta. (EFE/Quique García)

El presidente está convencido de mejorar las condiciones de CVC-LaLiga, como le ha demostrado Florentino Pérez con su acuerdo con el fondo Sixth Street Partners. El presidente blanco es un soporte para el 'blaugrana', a quien necesita para la Superliga, para plantar cara en la competición doméstica a Tebas y para el que ha conseguido (vía Carlos Ocaña) que la nueva Ley del Deporte recoja novedades (avales) decisivas para el Barça.

Al ser complejo rehipotecar el viejo Camp Nou, ya comprometido para su reforma, el líder 'blaugrana' maneja otras vías alternativas como la venta y posterior alquiler de la ciudad deportiva Joan Gámper (Sant Joan Despí). Pero ninguna está lista. En la asamblea extraordinaria del próximo 16 de junio, Laporta pedirá a los socios carta blanca para hacer lo que considere. Sin luz, sin taquígrafos y con intriga, se juega su futuro y el del Barça en 15 días.

Aunque las prisas no son buenas consejeras, Joan Laporta vive en una constante contrarreloj. El próximo 30 de junio, en dos semanas, el 'bypass' financiero del Fútbol Club Barcelona debe estar ejecutado, bien mediante el plan A, es decir, tomar el dinero de CVC facilitado por LaLiga, o el plan B, o sea, los millones que otros fondos de inversión se atrevan a poner en la mesa a cambio de una parte de la caja del club 'blaugrana'.

Joan Laporta Ibex Insider FC Barcelona
El redactor recomienda