renta 2014

¿Con factura o sin factura? Así defraudan los españoles en la Declaración de la Renta

La picaresca española no tiene límites a la hora de intentar ocultar pequeñas cantidades a Hacienda. Estas son las irregularidades más habituales de acuerdo con los técnicos de la Agencia Tributaria.

Foto: ¿Con factura o sin factura? Así defraudan los españoles en la Declaración de la Renta

La campaña de la Declaración de la Renta es uno de esos momentos en los que la “picaresca” española hace su agosto. La inventiva y la ingeniería fiscal de andar por casa buscan todos los recovecos posibles para tener que pagar menos al fisco. Esas trampas “inocentes” aparecen en todos los ámbitos de la declaración: desde la deducción por vivienda habitual, hasta los alquileres, pasando por los rendimientos del trabajo o la actividad económica. Estas son las irregularidades que más suelen encontrarse los técnicos de Hacienda.

En tu casa o en la mía

La Ley establece dos tipos de unidad familiar: el matrimonio con hijos menores y las familias monoparentales. En ambos casos se permite tributar de forma conjunta con una reducción de la base imponible de 2.150 euros. La Ley señala expresamente que no hay posibilidad de aplicar esta deducción a las parejas de hecho. Por eso, la táctica de algunas parejas de hecho con más de un hijo, es declarar en viviendas diferentes, cada uno con un hijo, aunque en realidad vivan juntos. De esta forma consiguen una reducción adicional. En el caso de que solo tengan un hijo la estrategia es declarar cada uno en una vivienda. De acuerdo con el experto de Gestha “esta trampa es difícil de detectar”.

Custodia compartida

La otra trampa estrella en el ámbito familiar es la de los divorciados que tienen un hijo en común y ambos meten al hijo en la declaración para así poder disfrutar de esa reducción de 2.150 euros. 

El " te lo pago en negro" 

Si bien las rentas del trabajo son las que Hacienda vigila con más atención, a menudo hay retribuciones no declaradas. Pagos en “negro”, empleadas de hogar, pensiones del extranjero Si bien, según Antonio Paredes, “este último supuesto de las pensiones de retornados se ha controlado más estos últimos años mediante la información obtenida de los países de la OCDE”.  

Alquileres invisibles

Es habitual que los propietarios de inmuebles arrendados los declaren como si se tratara de segundas residencias o estuvieran vacíos. No obstante, Hacienda está afinando la puntería para detectar este fraude. Tal y como cuenta el experto de Gestha “actualmente las compañías energéticas deben declarar a Hacienda los consumos de energía de los inmuebles a los que abastecen, con lo cual es más difícil ocultar los alquileres". También es habitual declarar los alquileres por importe inferior al percibido.

¿Con factura o sin factura?

Es donde son más comunes los engaños al fisco. En el ámbito de los rendimientos por actividades económicas el fraude se da tanto en los ingresos como en los gastos. Es el caso del clásico “¿Con factura o sin factura?”. “En estos supuesto es particularmente llamativo que a menudo se deducen los empresarios los gastos relacionados con ingresos no declarados”, explica Antonio Paredes. Ocurre por ejemplo en los talleres de vehículos que deducen piezas o repuestos que no incluyen ninguna factura de ingreso, o comercios que deducen compras de mercancías que no se reflejan en las ventas.
 
En el bloque de gastos se pueden diferenciar dos clases: los gastos inexistentes deducidos por la empresa y los gastos reales deducidos por la empresa pero que no corresponden a la actividad empresarial. En el primer tipo se incluyen los contribuyentes que confían en no ser objeto de comprobación por parte de Hacienda y aquellos que han conseguido facturas falsas con las que poder justificase en caso de comprobación. 

En el segundo, están aquellos contribuyentes que cuelan gastos que no tienen que ver con su actividad profesional, sino con su vida personal. Es el caso de los de los gastos en reparaciones o combustible del vehículo. La Ley sólo admite este tipo de gastos se usa en exclusiva para esa actividad económica. También es corriente que el profesional se deduzca gastos de alojamiento o pagos en restaurantes. “A veces incluso llegan a deducir los libros de texto de sus hijos”, relata Antonio Paredes. 

Ganancias patrimoniales

Habitualmente la Agencia Tributaria dispone de datos en relación con la venta de elementos patrimoniales (acciones y títulos similares, inmuebles, etcétera), pero sin una comprobación específica no conoce el valor de adquisición de los elementos vendidos. Esto se aprovecha para “engordar” este valor de adquisición, de modo que el beneficio declarado es mucho menor.

La deducción por vivienda habitual

Si bien desapareció en 2013, los que adquirieron un inmueble antes de ese año continúan deduciéndose este concepto. Entre los fraudes más comunes en relación él se encuentra, por ejemplo, considerar como vivienda habitual una segunda residencia que se usa sólo los fines de semana y las vacaciones o deducir la totalidad de lo pagado por un préstamo hipotecario cuando se han realizado ampliaciones del mismo para fines no relacionados con la vivienda habitual (como por ejemplo la compra de un coche).
 
Otro caso común es el de la cuenta ahorro vivienda. Con carácter general, si no se invierte el saldo de la cuenta en esa vivienda después de cuatro años, hay que devolverlo. En bastantes casos no se devuelven.

Finanzas personales

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
8 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios