Es noticia
Menú
La banca acelera la venta de carteras de fondos que cobran doble comisión al cliente
  1. Mercados
CON CARTERAS DE GESTIÓN DISCRECIONAL

La banca acelera la venta de carteras de fondos que cobran doble comisión al cliente

Las entidades siguen aumentando la venta de cartas de gestión discrecional y, en paralelo, incrementan el peso de los fondos gestionados en casa

Foto: iStock.
iStock.
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los bancos aseguran los ingresos por comisiones a través de los fondos de inversión. Con la liquidez cerca de máximos, las entidades prefieren comercializar productos fuera de balance como fondos de inversión que depósitos, y lo hacen con menos volatilidad que en el pasado gracias a las carteras de gestión discrecional. Además, la banca está incrementando el cobro de comisiones al repercutirlas al cliente por partida doble cada vez en mayor medida.

Se trata del producto estrella desde la entrada en vigor de MiFID II en 2018, con CaixaBank entonces como pionero y aún líder en la distribución de carteras. El cliente firma un contrato para tener una carcasa de fondos que está construida por la entidad. Suele haber varios tipos según el perfil de riesgo, y se van modificando a elección del equipo gestor del banco.

Foto: Fuente: iStock.

Esta es la vía preferida por la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) desde los tiempos de Sebastián Albella, predecesor del actual presidente, Rodrigo Buenaventura. También es la principal apuesta de la mayoría de bancos para comercializar fondos y asegurar un ingreso recurrente de comisiones, ya que este producto tiene menos vaivenes que la venta de fondos de forma directa, que suele ir acompañada de reembolsos en años de pérdidas, como está siendo 2022, y suscripciones cuando hay subidas de los mercados.

Asimismo, los bancos están aumentando los ingresos por comisiones con el uso de la doble comisión, porque el peso de los fondos de gestoras del grupo está aumentando. Ya va por el 75%. Esto quiero decir que de cada cuatro euros invertidos por un cliente en una cartera de gestión discrecional, tres están en fondos del banco, sean la mejor opción o no. En realidad, es difícil pensar que cada banco tiene fondos que en el 75% de los activos son la mejor elección posible.

Así lo muestran los datos de Inverco, patronal de las gestoras. El patrimonio gestionado por las 24 gestoras que facilitan datos, entre las que están las mayores de la industria, a través de carteras de gestión discrecional, alcanza los 102.455 millones de euros, correspondientes a 1,076 millones de carteras.

De este volumen de activos, dentro de las carteras, 67.794 millones son de fondos españoles de la propia gestora, y otros 9.317 millones fondos luxemburgueses de la casa. En total, el 75%. Este porcentaje sigue una tendencia creciente, desde el 65% de 2020, año en el que Inverco empezó a publicar estas estadísticas, pasando por el 73% de finales de 2021.

Foto: Foto: iStock.

Los bancos generan, por esta vía, comisiones explícitas que, además, aumentan la predictibilidad de sus ingresos al no depender de las variaciones del mercado. También facilita la recurrencia de las aportaciones del cliente. Estas comisiones suelen oscilar entre el 0,3% y el 1%. Pero a esto se suman las comisiones de gestión que tienen los propios fondos. Si son fondos de una gestora del grupo bancario, entonces este tiene doble premio. Cobra al cliente una comisión explícita y, además, recibe implícitamente otra comisión. Si bien esta comisión es más baja que la que paga el cliente, si va por su cuenta a comprar el mismo fondo, ya que se incluyen, en general, clases limpias, según fuentes bancarias.

El ranking está dominado por CaixaBank, con 44.962 millones. En segundo lugar, figura BBVA, con 17.088 millones, y en tercera posición está Santander, con 15.380 millones. El siguiente de la lista es Kutxabank, con 10.521 millones, una de las entidades que más ha apostado estos años por el producto, y después se sitúa Ibercaja, con 4.285 millones. Por encima de los 1.000 millones también están Sabadell (2.983 millones), Bankinter (1.661 millones) y el ‘robo advisor’ Indexa Capital (1.342 millones).

Los bancos aseguran los ingresos por comisiones a través de los fondos de inversión. Con la liquidez cerca de máximos, las entidades prefieren comercializar productos fuera de balance como fondos de inversión que depósitos, y lo hacen con menos volatilidad que en el pasado gracias a las carteras de gestión discrecional. Además, la banca está incrementando el cobro de comisiones al repercutirlas al cliente por partida doble cada vez en mayor medida.

Se trata del producto estrella desde la entrada en vigor de MiFID II en 2018, con CaixaBank entonces como pionero y aún líder en la distribución de carteras. El cliente firma un contrato para tener una carcasa de fondos que está construida por la entidad. Suele haber varios tipos según el perfil de riesgo, y se van modificando a elección del equipo gestor del banco.

Fondos de Inversión CNMV Inverco Banca
El redactor recomienda