Es noticia
Menú
La banca revoluciona sus fondos: España lidera la tendencia de ceder la gestión
  1. Mercados
160.000M EN GESTIÓN DELEGADA

La banca revoluciona sus fondos: España lidera la tendencia de ceder la gestión

Las entidades españolas ya tienen 160.000 millones en fondos cuya gestión está delegada. Los mandatos están aumentando en Europa y España es el país donde más crecen

Foto: Fondo de inversión.
Fondo de inversión.

Los bancos han abierto la mano a ceder la gestión de sus fondos. Cada vez más patrimonio de productos distribuidos por las grandes entidades tradicionales está administrado por firmas internacionales a través de la gestión delegada o mandatos, una tendencia que crece en Europa. España es el país donde más aumentó en 2021, y ya ha alcanzado los 160.000 millones de euros.

Así lo muestra un estudio de la consultora InstiHub. El patrimonio de fondos con gestión delegada se incrementó en España un 26% el año pasado, y ya es el cuarto mercado donde más se da esta práctica, por detrás de Suiza (178.000 millones), Irlanda (186.000 millones) y Reino Unido (838.000 millones).

Foto: Foto: iStock.

InstiHub estima que el patrimonio en gestión a través de terceros ha alcanzado ya en 2022 los dos billones (millones de millones) de euros en EMEA (mercados en Europa, Oriente Medio y África), y que la gestión delegada alcanza el 15% de la distribución de fondos en formato de arquitectura abierta. Se dividen entre 738.000 millones en fondos de fondos y 1,27 billones en subasesoramiento. Asimismo, la firma de investigación estima un crecimiento del 10% anual en los próximos años, hasta alcanzar los 3,2 billones en 2030.

Entre los tres distribuidores bancarios europeos con más patrimonio en mandatos, hay dos jugadores españoles y otro con fuerte presencia en España. El primero es el banco italiano Mediolanum, que es la entidad con más agentes financieros en España (1.576), a través de los que ha articulado su modelo de crecimiento con carteras de fondos. La entidad tiene 45.000 millones en fondos delegados, y en España gestiona 9.000 millones.

En segundo y tercer lugar están Santander y CaixaBank, con 37.000 y 36.000 millones, respectivamente. Ambas entidades han lanzado productos en los últimos años con gestión delegada a través de mandatos a gestoras internacionales. La gestora del grupo cántabro lanzó, por ejemplo, los fondos Santander Go, gestionados directamente por Morgan Stanley, Robeco, JP Morgan, Pimco y Amundi. El banco catalán apostó por carteras de gestión discrecional asesoradas por Amundi, JP Morgan, Morgan Stanley, Nomura y Robeco.

Las gestoras internacionales y firmas como Mercer se han lanzado a por este nicho de mercado para gestionar patrimonio. La ventaja es que les da más estabilidad en el volumen de activos, pero los bancos negocian a la baja las comisiones respecto a lo que generarían por fondos distribuidos en arquitectura abierta o con fondos de fondos. También hay una tendencia a delegar algunas funciones, como el control de riesgos o la construcción de algunas carteras.

La normativa MiFID II, que entró en vigor entre 2017 y 2018, cambió radicalmente las condiciones de juego de la industria europea de fondos. En España, los bancos movieron ficha para seguir controlando la distribución de un segmento cada vez más importante por los ingresos por comisiones. Sin embargo, ante la presión sobre las comisiones y la transparencia, se abrieron a ceder la gestión. Primero a través de fondos de fondos y, cada vez más, con fórmulas como los mandatos, con los que delegan total o parcialmente la gestión a una firma externa.

Esta práctica, que lideran Santander y CaixaBank, y con la que también ha probado BBVA con la gama de fondos Quality, es muy habitual en otros países. Por ello, Reino Unido, el mercado europeo más maduro, es líder en patrimonio en fondos con gestión delegada. También destaca Irlanda, donde firmas como Mediolanum Funds, la gestora del banco italiano, tienen su sede.

De hecho, Mediolanum es el primer grupo bancario y la quinta gestora 'multi-manager'. Esto es, con fondos propios en los que seleccionan gestores de otras entidades, ya sea con mandatos o fondos de fondos. La gestora (MIFL) tiene 58.000 millones bajo gestión, y el 85% es bajo esta fórmula. No obstante, hace tres años montó un equipo propio de gestores para realizar inversiones directas, y el objetivo es que en los próximos dos años con esta fórmula de gestión directa alcance el 33% del patrimonio de la firma.

A escala europea, según el estudio InstiHub, el canal de las gestoras cuenta con 506.000 millones a través de gestión de gestores, de los que 204.000 millones están subasesorados a través de gestión delegada y otros 302.000 millones en fondos de fondos. Los bancos, como distribuidores, suman 427.000 millones, con 192.000 millones en subasesoramiento y otros 235.000 millones en fondos de fondos. Las entidades de asesoramiento financiero cuentan con 101.000 millones, las bancas privadas con 57.000 millones y las aseguradoras con 51.000 millones.

Por gestoras, BNP Paribas AM es líder en este nicho en Europa con 33.000 millones, por delante de BlackRock (32.000 millones) y Nordea (18.000 millones). Mientras que en banca privada o asesoramiento a grandes patrimonios, St James’s Place es líder con 174.000 millones, muy por encima de los 28.000 millones de True Potential Investor o los 26.000 millones de Quilter Investors.

Foto: Doctor consultando su smartphone. (iStock)

“Todos los implicados en los acuerdos de subasesoramiento salen ganando, tanto los gestores de inversiones como los subasesores, razón por la cual el mercado de subasesoramiento en EMEA ha pasado de 702.000 millones de euros en activos bajo gestión (AUM) en 2016 a una estimación de 1,3 billones de euros en AUM a finales de 2021. Esta cifra seguirá creciendo, principalmente debido a la mayor atención prestada a la reducción de las comisiones y a la necesidad de los promotores de subcontratar estrategias de inversión específicas a especialistas. Reino Unido es un claro ejemplo de ello, donde el mercado subasesorado ha crecido un 134% desde 2016”, arguye Andreas Pfunder, CEO de InstiHub Analytics.

Además, cada vez se sustituyen más los fondos de fondos por los mandatos, por razones comerciales y de control. También hay mayor presión de esta forma para reducir las comisiones. “Un modelo de subasesoramiento es extremadamente beneficioso para los inversores, los distribuidores y los subasesores. Los inversores pueden acceder a una arquitectura abierta a un precio más competitivo, los distribuidores tienen una total transparencia de las carteras subasesoradas, y tienen un control total, pudiendo implementar cualquier cambio de gestor dentro del fondo sin ningún impacto en los inversores y, finalmente, los subasesores consiguen una longevidad mucho mayor con los mandatos en lugar de distribuir fondos”, defiende Furio Petribiasi, consejero delegado de MIFL.

Los bancos han abierto la mano a ceder la gestión de sus fondos. Cada vez más patrimonio de productos distribuidos por las grandes entidades tradicionales está administrado por firmas internacionales a través de la gestión delegada o mandatos, una tendencia que crece en Europa. España es el país donde más aumentó en 2021, y ya ha alcanzado los 160.000 millones de euros.

Banca
El redactor recomienda