Es noticia
Menú
La banca capta 2.300 M en fondos de renta fija que están amenazados por la inflación
  1. Mercados
SE ESPERAN SUBIDAS DE TIPOS DE INTERÉS

La banca capta 2.300 M en fondos de renta fija que están amenazados por la inflación

Los fondos españoles de bonos registran ya entradas netas de 3.359 millones en 2022. En marzo hubo un trasvase de dinero de bolsa a renta variable

Foto: (Foto: Unsplash)
(Foto: Unsplash)

El negocio de fondos de inversión de la gran banca resiste al coronavirus, a la inflación o a la incertidumbre por la guerra de Ucrania. Las entidades siguen captando dinero que engorda sus ingresos por comisiones. Pero ha habido un trasvase de inversiones de renta variable a renta fija en pleno aumento de la curva de tipos de interés, que amenaza el valor de los bonos.

Las gestoras captaron en fondos de inversión españoles 958 millones en marzo, según la patronal Inverco, y acumulan entradas por valor de 1.944 millones en el primer trimestre de 2022. Las cifras prolongan el éxito comercial del sector financiero, en especial la gran banca, después de entradas récord de casi 25.000 millones a lo largo del año pasado.

Foto: Oficina de CaixaBank. (EFE/Bruque)

Las incertidumbres en torno a la inflación y a las proyecciones económicas, con los efectos de la invasión rusa de Ucrania y las sanciones de fondos, no han impedido a los bancos seguir captando dinero. El dato es especialmente relevante cuando se compara con el resto de Europa, donde en las semanas de más tensión ha habido salidas de miles de millones en fondos de renta variable. En la primera semana de marzo, por ejemplo, la de mayor pesimismo en los mercados, según Bank of America, los reembolsos de fondos europeos de renta variable superaron los 6.000 millones de euros, el peor dato de la historia.

En España, en los tres primeros meses del año ha habido saldos positivos en casi todas las categorías. Solo hubo reembolsos netos en monetarios (188 millones), garantizados, muy dependientes de los vencimientos de los productos, con 983 millones, y fondos globales, con 1.483 millones.

Pero en marzo sí ha habido movimientos significativos. Los datos de Inverco no se desagregan por fondos o bancos, pero de forma global hay tendencias que se deben tener en cuenta antes de analizar los datos. Una de ellas es que las carteras de gestión discrecional son cada vez más importantes, sobrepasando el 50% en CaixaBank respecto al volumen que gestiona en fondos, y se trata de la entidad líder del mercado, con 75.206 millones de euros y una cuota del 24%. El equivalente en BBVA es del 41%; en Santander, del 29% y en Kutxabank, el caso más exagerado, del 64%.

Estas carteras implican que el cliente delega la gestión, con lo que es el banco el que decide, dentro de un perfil de riesgo, en qué activos se invierte más o menos. Por otro lado, la banca tiene tendencia a empujar unos u otros productos según sus objetivos de mercado y las condiciones del mismo. Así, gran parte del movimiento, y cada vez más, se explica por la propia decisión del banco.

En cualquier caso, lo que se ha visto en marzo es un trasvase de dinero de fondos de más riesgo, como los de renta variable, hacia los de renta fija. El saldo neto del mes es de captaciones netas de 958 millones; pero, por categorías, entraron 2.326 millones en renta fija y salieron 513 millones en fondos globales, otros 508 millones en vehículos de renta variable internacional, 307 millones en renta fija mixta, otros 156 millones en renta variable mixta y 109 millones en garantizados.

Los inversores en fondos españoles, que cerraron marzo con un patrimonio de 309.172 millones, un 2,7% menos (retroceso de 8.549 millones) por efectos de la variación de mercado, han elevado así su exposición a la renta fija. Los fondos españoles de deuda tienen un patrimonio de 80.857 millones a 31 de marzo, siendo la categoría con más dinero.

Foto: Foto: Unsplash

Así, los bancos han decidido mover a los clientes a renta fija. Este activo es menos volátil que la bolsa, y de hecho hay medio millón de inversores nuevos en fondos que vienen de depósitos y que no están acostumbrados a movimientos abruptos de los mercados. Pero también hay rentabilidades potenciales más bajas que, actualmente, es difícil que alcancen las ratios de inflación. Ya no el 9,8% que alcanzó en marzo, sino las medias anuales de entre el 5% y 6% que esperan las proyecciones.

Por otro lado, este activo está sometido a presión por la curva de tipos. Esta cada vez es más vertical, a medida que el Banco Central Europeo (BCE) endurece su discurso. Las futuras emisiones tendrían retornos más altos, pero los bonos que actualmente componen la cartera sufrirían pérdidas si suben los tipos de interés por la relación inversa entre la rentabilidad y el precio. Si un inversor tiene un bono a vencimiento, le da igual el movimiento del precio y solo le importa el cupón. Pero los fondos calculan su valor liquidativo; esto es, lo que vale la inversión de partícipe, en función del valor corriente de la inversión. En este caso, del precio más los cupones. Si el precio cae, y teniendo en cuenta que los cupones son reducidos por el entorno de tipos bajos o negativos de la última década, lo hace el fondo.

Aunque el sector, en conjunto, captó dinero, los resultados son muy heterogéneos por bancos. BBVA captó 847 millones, CaixaBank recibió entradas por valor de 417 millones, y Bankinter otros 177 millones. Los dos primeros bancos, como se ha dicho, tienen una apuesta más decidida por las carteras de gestión discrecional que, por ejemplo, Santander, que sufrió reembolsos netos de 307 millones. También destacan las salidas netas de 113 millones de Sabadell AM. El resto de gestoras tuvo saldos netos inferiores a los 100 millones, aunque destacan las entradas en Kutxabank (52 millones), Dunas (40 millones) e Ibercaja (40 millones), y los reembolsos netos de Renta 4 (93 millones), Amundi Iberia (48 millones) o Bestinver (44 millones).

El negocio de fondos de inversión de la gran banca resiste al coronavirus, a la inflación o a la incertidumbre por la guerra de Ucrania. Las entidades siguen captando dinero que engorda sus ingresos por comisiones. Pero ha habido un trasvase de inversiones de renta variable a renta fija en pleno aumento de la curva de tipos de interés, que amenaza el valor de los bonos.

Renta fija Inflación Tipos de interés Fondos de Inversión
El redactor recomienda