Es noticia
Menú
La prima de riesgo ha resucitado: temor a otra crisis de deuda soberana en Europa
  1. Mercados
LA INFLACIÓN, DISPARADA

La prima de riesgo ha resucitado: temor a otra crisis de deuda soberana en Europa

Los inversores lamentan la falta de concreción del BCE ante los riesgos de fragmentación que trae la subida de tipos y la retirada de estímulos

Foto: Foto: Reuters
Foto: Reuters

Los PIGs, la periferia, las primas de riesgo, riesgo político en el Sur de Europa… Todo vuelve. Y estos términos que tantos titulares llenaron entre 2008 y 2012 también. No sólo en los artículos de los medios, como este caso, sino peor… En los comentarios y los análisis de los grandes inversores mundiales.

“El reto del BCE: ¿podrá evitar una crisis de la deuda soberana periférica?” titulaba la gestora británica Schroders su nota sobre la reunión del banco central esta semana. “Periferia: el BCE da soporte a nuestra visión bajista”, escribían desde Bank of America. Y así una tras otra, compartiendo el mismo tono: malos tiempos para la deuda de países como Italia, España, Grecia…

No son sólo palabras, sino que los inversores también están vendiendo estos bonos. Fue escuchar las respuestas vacías de Christine Lagarde, la presidenta del BCE, a las preguntas sobre la potencial fragmentación de la zona euro con las subidas de tipos y empezar a desplomarse el precio de los bonos. O, lo que es lo mismo, a dispararse los rendimientos que los inversores exigen a estos países y, por tanto, a escalar las primas de riesgo.

Fuertes caídas en los bonos de Italia, España…

Especialmente la prima del bono italiano a 10 años, que ya se ha ido por encima de los 230 puntos básicos, tras dispararse el interés que el mercado le demanda hasta el 3,75%. En el caso de España, también ha escalado hasta la zona de los 120 puntos. ¿Por qué este nerviosismo del mercado?

Foto: Christine Lagarde, presidenta del BCE. (Getty/Thomas Lohnes)

Para Anna Stupnytska, economista macro en Fidelity International, “hacer demasiado y demasiado pronto podría ser una estrategia arriesgada para el BCE ante un crecimiento debilitado y el riesgo de fragmentación de los diferenciales periféricos”, añade Stupnytska

Desde Dunas Capital creen que el mercado esperaba una claridad “No se dieron ningún tipo de detalles (sobre herramientas para evitar la fragmentación). Tan sólo el compromiso de la autoridad monetaria de no tolerar procesos en este sentido, extremo que no convenció mucho al mercado”, valoran en un análisis.

Para Lale Akoner, Economista senior de BNY Mellon Investment Management, “que hará el BCE para contener la subida de los diferenciales en bonos soberanos periféricos ante el endurecimiento de las condiciones financieras” se ha convertido “en la cuestión principal en la zona euro”. Una situación que ve complicada, a la que el BCE tendrá que estar atento.

Un riesgo adormecido, que despierta de golpe

Para entender la preocupación, hay que retrotraerse hasta en el mundo en el que vivíamos hasta que en verano de 2012, Mario Draghi, por aquellos tiempos presidente del BCE, pronunciara sus mágicas palabras “whatever it takes” para salvar el euro con las que calmó los temores de los inversores. Hasta entonces, el mercado se desvivía ante el riesgo de una crisis de deuda en países como España o Italia que replicara a escala insoportable la vivida en Grecia.

Foto: Parqué de la Bolsa de Madrid. (EFE/Altea Tejido)

Pero Draghi cortó aquello de raíz con su verbo y con los planes de compra de bonos que anunció después. Con las paladas de dinero del BCE, los intereses de los bonos periféricos empezaron a reducirse, incluso se fueron a territorio negativo o cercano. Y desde entonces hemos vivido en un mundo feliz, paralelo, en el que tener un déficit alto era lo de menos, porque ya estaba el BCE para comprar cualquier bono, para lo que “hiciera falta”...

Hasta que se ha disparado la inflación y ha obligado al BCE a mover ficha, a empezar a subir tipos, a poner fecha de fin a la compra de bonos. Y, en este despertar, el mercado se ha encontrado con que, como en el cuento, la deuda sideral y los déficits seguían estando ahí. O incluso habían crecido. Y que, ahora, además, habrá que pagar más intereses para encontrar dinero con el que financiarlos.

Los ojos puestos en la próxima subasta italiana

La atención se centra ahora en Italia, que tiene en 10 días su próxima subasta de deuda, “el principal evento de riesgo, a corto plazo, para valorar la demanda”, escriben desde Bank of America. Sus analistas creen que superará la prueba, pero gracias “a la fuerte demanda de los inversores minoristas, dados los altos tipos de interés”, porque “los inversores institucionales están bajistas o infraponderados a estos niveles”.

Foto: La sede del BCE en Frankfurt, Alemania. (Getty/Thomas Lohnes)

Y después de esta de Italia, el centro de interés se irá desplazando al calendario de emisiones del resto de países periféricos, incluyendo España. ¿Qué puede hacer el BCE para frenar esto? “Tendrá que ajustar su estrategia para limitar el riesgo de fragmentación financiera”, considera Philippe Waechter, jefe de investigación económica de Ostrum AM (gestora afiliada de Natixis IM), lo que "reduce un poco la legibilidad de la política monetaria".

Para ello, el mercado exige un plan claro. Que la institución detalle qué tipo de programas empleará y de qué forma los implementará para evitar la crisis de deuda soberana. Algo que no hizo Lagarde el jueves en la rueda de prensa posterior a la reunión del BCE, a pesar de las numerosas preguntas sobre el tema de los periodistas. “Y esto ya dice mucho, en nuestra opinión” comentan desde Bank of America. “Nos sugiere que no están listos para ser proactivos a pesar de las repetidas promesas de que actuarán si y cuando sea necesario”.

Hasta que no lo hagan, las ventas de bonos seguirán y los titulares de riesgo de deuda periférica, como el de este artículo, se multiplicarán. No le quedará otra a Lagarde, De Guindos y compañía que salir pronto con planes creíbles para poder cortar la hemorragia.

Los PIGs, la periferia, las primas de riesgo, riesgo político en el Sur de Europa… Todo vuelve. Y estos términos que tantos titulares llenaron entre 2008 y 2012 también. No sólo en los artículos de los medios, como este caso, sino peor… En los comentarios y los análisis de los grandes inversores mundiales.

Banco Central Europeo (BCE) Prima de riesgo Inversores Bank Of America Tipos de interés Inflación