Es noticia
Menú
Ayuntamientos y CCAA acumulan 90.000 M en los bancos en plena sexta ola de covid-19
  1. Mercados
CON TIPOS NEGATIVOS

Ayuntamientos y CCAA acumulan 90.000 M en los bancos en plena sexta ola de covid-19

Las administraciones locales y autonómicas acumulan caja en las entidades financieras pese a los tipos negativos que sufren, y con las plantillas de personal esencial tensionadas por las bajas de la pandemia

Foto: (iStock)
(iStock)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Los ayuntamientos y las comunidades autónomas siguen engordando su posición de liquidez en sus cuentas bancarias, en pleno aumento de las tensiones sanitarias y de personal esencial que está causando la pandemia de covid-19 y que ha agudizado en las últimas semanas la expansión de la variante ómicron. El nivel de depósitos de estas administraciones públicas se disparó un 40% en 2021, hasta alcanzar un nuevo máximo histórico de 89.900 millones en el mes de noviembre, según los datos del Banco de España. Y todo ello a pesar de que las entidades están aplicando tipos negativos a esas cantidades de dinero. Es decir, ayuntamientos y CCAA están pagando por tener el dinero en el banco.

La tendencia es creciente desde hace varios años, debido a las reglas de gasto aprobadas en 2012 que establecen un techo de gasto a los ayuntamientos e impiden a las corporaciones locales consumir el superávit fiscal generado. Pero precisamente por culpa de la pandemia, las reglas fiscales están suspendidas, por lo que ayuntamientos y comunidades podrían disponer de ese dinero para mitigar las deficiencias que ha hecho aflorar el impacto del virus.

Esta regla de gasto ha provocado sonoros encontronazos en los últimos años, como el protagonizado por el Ayuntamiento de Madrid cuando estaba dirigido por Manuela Carmena y el exministro de Hacienda Cristóbal Montoro. Y también limita la capacidad de gasto de las administraciones públicas menos proclives a tener déficit durante la última década. Según esa norma, el nivel máximo de gasto de los ayuntamientos viene determinado por el nivel del año anterior más una tasa de referencia calculada en función del crecimiento medio del PIB a medio plazo.

Foto: La ministra de Hacienda, María Jesús Montero. (EFE/Mariscal)

Aunque existe un efecto estadístico que se produce siempre en el tercer trimestre por el cobro de impuestos, en esta ocasión el aumento ha sido mayor que en años anteriores gracias a las primeras transferencias de fondos europeos. Según la ministra María Jesús Montero, ya se han distribuido 2.677 millones entre los ayuntamientos y 10.951 millones entre las comunidades autónomas.

Los pagos están vinculados a proyectos y no siempre son inmediatos. Pero la liquidez que tienen las administraciones públicas ya en cuentas bancarias se verá aumentada recurrentemente por los fondos europeos. Aunque es una buena noticia, a corto plazo supone todo un reto porque los bancos están cobrando por estos depósitos.

Los tipos que repercuten las entidades financieras varían según la vinculación de las administraciones, pero en algunos casos alcanzan hasta el 0,5%, que es la penalización que sufren, a su vez, los bancos por la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE). La institución que preside Christine Lagarde mantiene el tipo marginal de depósito en el -0,5% para incentivar el crédito y la inversión frente a la liquidez. Es decir, que fluya el dinero a la economía y no se aparque.

Los bancos han evitado cobrar a las familias, salvo con algunas excepciones como ING o BBVA y siempre con cantidades elevadas de depósitos de clientes sin vinculación. Pero sí lo hacen con instituciones financieras como fondos de inversión, con empresas y con administraciones públicas, según confirman fuentes bancarias.

En el caso de los ayuntamientos, llevan años acumulando liquidez y negociando políticas que minimicen el pago de tipos de interés a la banca

Las entidades están fijando escalas para calcular el tipo que se paga. Así, en función de si hay otro negocio, como gestión de pagos o créditos, se establece una cantidad en algunos casos sin cobro y este va aumentando según lo hace la liquidez. Los fondos europeos se suman a estos montantes de liquidez sobre el que ya pagan las administraciones públicas, sobre todo las comunidades. En el caso de los ayuntamientos, llevan años acumulando liquidez y negociando políticas que minimicen el pago de tipos de interés a la banca. Lo seguirán haciendo en 2022, porque las reglas fiscales están suspendidas. No se han librado de pagar, pero según fuentes bancarias la penalización es menor que en los gobiernos autonómicos, que son los que van a recibir más fondos europeos.

El ahorro de 89.900 millones de ayuntamientos y comunidades autónomas es un 41,3% más que en diciembre de 2020 y un 60% más que en febrero de 2020, antes del covid. No obstante, suele haber siempre un salto en noviembre. Pero esto no evita que haya una tendencia al alza. Respecto a noviembre de 2020 el crecimiento de los depósitos alcanza el 19%, y sobre noviembre de 2019 es del 37%.

Foto: El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la ministra de Industria, Reyes Maroto. (EFE/Juanjo Martín)

Para desgranar los datos por tipo de administración hay que ir a las estadísticas trimestrales, que no recogen el incremento de noviembre, pero permiten ver la tendencia. En septiembre, según los últimos datos del Banco de España, las comunidades autónomas adelantaron a los ayuntamientos al alcanzar los 33.600 millones en depósitos, casi el doble que los 17.900 millones de octubre, un 54% más que un año antes y un 106% más que en el mismo trimestre de 2019.

En el caso de los ayuntamientos, el volumen del tercer trimestre en depósitos fue de 32.400 millones, algo más que los 29.100 millones de junio y tras un incremento interanual del 11,7%. Sobre el tercer trimestre de 2019, el incremento es del 13,7%. Las corporaciones locales tienen contratos de depósitos, pero también derivados como 'swaps' aparejados que, si se cancelan, implicarían coste adicional, según fuentes municipales. Las reglas fiscales, ahora suspendidas, permiten usar el superávit para amortizar deuda, pero no los intereses, y a efectos contables supondría que se mantiene la misma ratio de apalancamiento. Además, algunos municipios importantes no tienen deuda.

Por su parte, la Administración Central también tiene depósitos, que en el tercer trimestre alcanzaron los 19.600 millones, un 22,5% más que el año anterior. Mientras que la Seguridad Social acabó septiembre con 7.500 millones, en este caso casi la mitad que los 14.200 millones de un año antes.

Los ayuntamientos y las comunidades autónomas siguen engordando su posición de liquidez en sus cuentas bancarias, en pleno aumento de las tensiones sanitarias y de personal esencial que está causando la pandemia de covid-19 y que ha agudizado en las últimas semanas la expansión de la variante ómicron. El nivel de depósitos de estas administraciones públicas se disparó un 40% en 2021, hasta alcanzar un nuevo máximo histórico de 89.900 millones en el mes de noviembre, según los datos del Banco de España. Y todo ello a pesar de que las entidades están aplicando tipos negativos a esas cantidades de dinero. Es decir, ayuntamientos y CCAA están pagando por tener el dinero en el banco.

Administraciones Públicas Tipos de interés Banca Depósitos
El redactor recomienda