¿Hay que seguir en renta variable en 2022? Las gestoras creen que sí, por eliminación
  1. Mercados

¿Hay que seguir en renta variable en 2022? Las gestoras creen que sí, por eliminación

A corto plazo, todos los expertos coinciden en la incertidumbre que pueda generar la nueva variante del virus. Pero la mayoría empiezan a ver estas caídas como una oportunidad

Foto: iStock economía
iStock economía

“Pensamos que 2022 va a ser un buen año para la renta variable. Es cierto que no está barata, incluso puede que esté cara, pero si la comparamos con la renta fija, esta última está más sobrevalorada”. Esta opinión de Daniel Pingarrón, de Natixis AM, expresada durante Finect Outlook, refleja bastante bien el sentir de las previsiones que están dando a conocer muchos expertos estos días para 2022.

Elección por descarte, más que por convicción, pero es que a algún sitio tiene que ir el dinero. Ahora bien, los inversores tendrán que rebajar sus expectativas de rentabilidad tras el fuerte recorrido de los índices en 2021 y los más sensibles tomarse una pastilla para los mareos. “Pensamos que el año 2022 va a ser bueno para la bolsa, pero no tanto como el anterior. Vamos a tener cierta volatilidad, porque también hay nubarrones.”, explica Sébastien Senegas, director para el sur de Europa de Edmond de Rothschild AM. ¿Cuáles?

A corto plazo, todos los expertos coinciden en la incertidumbre que pueda generar la nueva variante del virus, ómicron. Pero la mayoría empiezan a ver estas caídas como una oportunidad. Entre ellas, BlackRock, una de las principales gestoras del mundo, que en su informe de estrategia semanal afirmaba mantener su estrategia de inversión porque “cualquier demora en la reactivación ahora significa más luego”.

Foto: Reuters

Vuelve a entrar dinero en bolsa

Una percepción que explica lo sucedido la última semana en los mercados, donde se ha visto un giro tras las dudas iniciales por el virus. A pesar del susto de las caídas, han entrado más de 9.000 millones de dólares en fondos de renta variable (sobre todo en ETFs y fondos indexados), según el informe de Bank of America con datos de EFPR Global. Eso sí, la mayoría en EEUU, mientras salía dinero de Europa.

Ahora bien, si el nubarrón del virus persiste y se ven confinamientos, sí hay quienes ven un riesgo adicional: entrar en una situación de deflación. Es decir, menor crecimiento económico, pero con altas inflaciones. Por ejemplo, Borja Fernández, de Schroders: “Nosotros pensamos que es el escenario más probable. Habrá una revisión a la baja de crecimientos generalizados y revisión al alza de las cifras de inflación”, explica.

En este contexto, también la renta variable sería una buena opción, aunque acompañada de otras menos populares ahora mismo. “La estanflación es un entorno muy favorable para las materias primas. El oro es un activo al que nosotros consideramos el portero”, argumenta. “En un entorno donde la renta fija tiene una capacidad más limitada para proteger volatilidades, el oro tiene un papel fundamental y atraerá muchos flujos de dinero de esos inversores más defensivos”, añade.

Foto: Contenedores apilados. (EFE/Ricardo Maldonado Rozo)

Megatendencias para aprovechar los cambios

Para César Ozaeta, de Nordea, “salvo error de política monetaria”, también “la renta variable va a ser el activo ganador de cara al año que viene”. Desde la gestora ven como mayor riesgo es la inflación, aunque esperan que se reduzca en el segundo trimestre de 2022. “Después de una pandemia, en la que las fábricas han estado cerradas. Ahora hay una sobredemanda que ha llevado a cuellos de botella en la producción”.

Una situación que confían que se vaya relajando con el paso de los meses, como también espera Sol Hurtado de Mendoza, directora general de BNP Paribas Asset Management en España y Portugal. “Tenemos que ser conscientes del experimento que se hizo de frenar completamente la economía en 2020 y ahora volverla a poner en marcha. Eso tiene su lógica que se genere inflación porque todos nos hemos puesto a consumir al mismo tiempo”, afirmó.

¿Pero en qué activos dentro de la renta variable? La mayoría de las gestoras siguen viendo atractivo en fondos temáticos, muy relacionados con grandes cambios de largo plazo, las conocidas como megatendencias. En especial, coinciden en áreas como la transición energética, por la necesidad de inversión para cumplir los objetivos de emisiones netas; la tecnología, pero no necesariamente en compañías del sector, sino invirtiendo en aquellas empresas de cualquier sector que mejor aprovechen los beneficios de la robótica y la inteligencia artificial.

Eso sí, teniendo en cuenta que las expectativas de rentabilidad se tendrán que moderar tras las impresionantes subidas de los últimos años. “No nos olvidemos que estamos en un escenario de tipos de interés bajos históricos e incluso negativos. En términos relativos, tiene todo el sentido del mundo estar invertidos en renta variable, sabiendo que se va a tener más volatilidad y más riesgo”, concluye.

¿Cuánto puedo ganar invirtiendo a largo plazo?

Renta variable BlackRock Renta fija Inversores Bank Of America Estrategias de inversión