Julius Baer cesa a su jefa en España en plena revolución de su estructura
  1. Mercados
DESPIDE A CAROLINA MARTÍNEZ CARO

Julius Baer cesa a su jefa en España en plena revolución de su estructura

El banco suizo se prepara para pasar a ser sucursal de Luxemburgo, en vez de agencia de valores. En este proceso, ha cesado a Carolina Martínez Caro

Foto: Oficina de Julius Baer. (Reuters)
Oficina de Julius Baer. (Reuters)

El banco suizo Julius Baer, especializado en la gestión y asesoramiento de altos patrimonios, está en pleno proceso de cambio de estructura en España. Y en esta transformación de una agencia de valores en territorio nacional a una sucursal de Luxemburgo, la entidad ha cesado de forma fulminante a la máxima responsable del negocio en el país, Carolina Martínez Caro, según fuentes del mercado. Las mismas fuentes apuntan como sustituto más probable a Sergio de Miguel, hombre de confianza del ejecutivo también español Carlos Recoder, responsable de Julius Baer para Europa, aunque no hay confirmación interna al respecto. Desde la entidad, no hay comentarios.

La ejecutiva tomó las riendas de Julius Baer España meses después de la compra del negocio no estadounidense de Merrill Lynch por parte del grupo suizo en 2013. Martínez-Caro llevaba en ese momento 19 años en el banco estadounidense y, después, ha estado otros siete en Julius Baer, seis de ellos al frente de la agencia de valores en España a través de la que articula el negocio local, con 3.500 millones bajo gestión, según fuentes del mercado.

El cese se produce en medio de una lucha de poderes ante el cambio de estructura de Julius Baer, que pasará de ser una agencia de valores en España especializada en la gestión de grandes patrimonios a ser una sucursal del banco en Luxemburgo. La entidad ya custodia las cuentas de sus clientes en el Gran Ducado, tras adquirir la filial luxemburguesa de Commerzbank y migrar hacia allí las cuentas de los clientes desde Fráncfort en 2017.

Foto: Oficina de Julius Baer en Zúrich, donde está su sede. (Reuters)

El banco afronta ahora una nueva etapa en España. Fuentes del mercado apuntan a que el sustituto de Martínez Caro es Sergio de Miguel, al que Recoder puso como supervisor del negocio de España y Portugal hace un año. Su cargo era ‘market leader Spain & Portugal’. Diversas fuentes del mercado coinciden en el revuelo que ha generado el cambio y coinciden en que hay una lucha interna de poderes.

Julius Baer no da las cifras de clientes o patrimonio en España, pero en el mercado se da por hecho que está en torno a los 3.500 millones. La agencia de valores reportó el año pasado pérdidas por valor de 3,9 millones, aunque hay ingresos generados que se contabilizan directamente en Suiza, con lo que no es una imagen fidedigna de lo que representa el negocio español. En las mismas cuentas, la agencia de valores publica una cifra de empleados de 54 personas, frente a las 39 de 2018.

Es decir, el banco suizo ha venido incrementando la plantilla con rotación de banqueros, ya que además de fichajes también ha habido bajas. La última, la de Rafael Rubio, un clásico de Julius Baer y antes de Merrill Lynch que ha fichado por Credit Suisse. También hay otros nombres propios conocidos en el sector, como Carlos Clua, Borja Barragán o Víctor del Rey. Al menos una decena de banqueros procedentes de Merrill Lynch ha dejado el banco suizo en estos años, que ha fichado por su parte diferentes banqueros, entre ellos, equipos de Madrid y Barcelona de UBS.

Foto: Pedro Abásolo, segundo por la derecha, en la junta de accionistas de Tubos Reunidos, en 2017. (EFE)

Entre las bajas de Julius Baer, ha habido varios litigios que siguen abiertos. Por ejemplo, Julius Baer se querelló contra Auriga, Quadriga y cuatro exbanqueros que salieron en 2017 y se llevaron una cartera de 170 clientes con 300 millones de euros. El pleito ha sido bilateral, por reclamación del bonus devengado y no cobrado entre 2015 y 2017 por uno de los banqueros, Víctor del Rey. El proceso llegó a la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD). La agencia no admitió a trámite la reclamación, que también se realizó en Suiza a través del Comisionado Federal para la Protección de Datos e Información (Edöeb).

Banca privada
El redactor recomienda