Renovables, construcción, farmacéuticas... Así afecta al Ibex el pulso Trump-Biden
  1. Mercados
MARTES DE ELECCIONES

Renovables, construcción, farmacéuticas... Así afecta al Ibex el pulso Trump-Biden

El Ibex 35 tiene empresas en varios de los sectores que han estado en el foco de las campañas de estos dos políticos. Gran parte del impacto dependerá de cuánto de decisiva sea la victoria

placeholder Foto: Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Llega el día D. El republicano y actual presidente de EEUU, Donald Trump, y su contrincante demócrata, Joe Biden, se enfrentan en las urnas este martes para decidir quién gobernará Estados Unidos los próximos cuatro años. Desde el Ibex 35 son varias las empresas que siguen de cerca los acontecimientos, que este año cuentan con una dosis de complejidad añadida por la crisis del coronavirus y sus derivadas.

Las empresas más expuestas peretenecen a algunos de los sectores más susceptibles a vivir cambios en los próximos cuatro años: infraestructuras, energía, banca y farmacia. Debido a que cada empresa tiene su forma particular de desglosar sus resultados por geografías es difícil dar una cifra exacta de ingresos en juego en estas elecciones, pero los resultados que sí se han podido extraer de las empresas más expuestas arrojan una estimación superior a los 20.000 millones de euros en ingresos en los nueve primeros meses del año, solo entre algunas de las empresas mencionadas en este artículo.

Foto: Foto: Guillermo Riveros. (Farrar, Straus and Giroux)

Sobre el impacto que tendría cada victoria, hay muchos matices: una cosa es ganar con un gobierno unido detrás y otra es quedarse con la presidencia, pero con Cámaras divididas a las que enfrentarse. El llamado ‘sweep’ de cada una de las formaciones en el Congreso o Senado será decisivo para que los políticos puedan (o no) llevar a cabo sus planes y reformas en materia fiscal, regulatoria y de gasto en una legislatura marcada por una pandemia que ya se ha cobrado más de 231.000 muertes en EEUU, según datos de la universidad John Hopkins.

"En general al mercado le da igual que sea Trump o Biden, las empresas necesitan estabilidad para crear puestos de trabajo... en ese sentido pensamos que sería mejor recibido por el mercado una continuidad, además porque Biden quiere subir algunos impuestos", explica Víctor Peiró, jefe de analistas de GVC Gaesco. "Pero lo más importante es que salga un vencedor claro y mejor si domina las dos cámaras", subraya el analista. "El peor escenario y en parte es una de las razones de que caiga el mercado estos días, además de la negativa evolución de la pandemia, es que salga un resultado discutido y por el recuento se tarde en saber unas semanas, quién es el presidente de EEUU".

Construcción

Uno de los sectores del Ibex 35 más expuestos a EEUU en este momento es el de la construcción, con ACS a la cabeza. La constructora capitaneada por Florentino Pérez registró unas ventas en EEUU de 12.227 millones de euros en los nueve primeros meses del año, es decir, un 44,9% del resultado total. Pese a que estos ingresos consiguieron subir un 1,4%, el valor de la cartera sí se vio golpeado en un 5% por el impacto de la depreciación del dólar americano hasta los 12.227 millones de euros. El billete verde ha caído más de un 4% este año ante los cambios de política monetaria y la situación sociopolítica en el país norteamericano.

También Ferrovial tiene una fuerte exposición a EEUU a través de su filial Webber de 776 millones de euros en ventas de los 4.262 millones en el segmento de construcción, que crecieron un 14% en estos primeros nueve meses. EEUU tiene peso en Ferrovial a través del negocio de autopistas, donde arroja unas ventas de 220 millones de euros a cierre del tercer trimestre, una cantidad un 22% menor que el año anterior pero que sigue siendo gran parte de los 298 millones que la compañía presidida por Rafael del Pino tiene en este segmento.

placeholder Votantes en un colegio electoral. (EFE)
Votantes en un colegio electoral. (EFE)

Lo cierto es que ante el caso de la construcción los analistas creen que tanto Trump como Biden serían positivos para el sector, ya que ambos tienen en sus planes proyectos de infraestructuras para ayudar con la recuperación económica (planes que peligrarían caso el resultado electoral quedase dividido). "Los planes de inversión en infraestructuras y apoyo a sector petróleo de Trump podrían ser favorables", zanjan los analistas de Renta 4. "Biden sería positivo para inversión y desarrollo de proyectos renovables en el caso de ACS", añaden, mientras que en el caso de Ferrovial ven más fácil que se pueda aprovechar de los planes del republicano.

Energía

Otro sector que seguirá de cerca los resultados de esta madrugada será el sector energético, con una de las empresas de mayor capitalización del Ibex 35, Iberdrola, que tienen a su filial, Avangrid, en tierras estadounidenses. La empresa dirigida por Ignacio Sánchez Galán obtuvo una cifra de ventas en EEUU de 3.928 millones de euros, de un total de 24.247 millones a cierre del tercer trimestre, entre el negocio de redes y el de renovables (de donde vienen 793 millones de estos ingresos del país norteamericano). En sus últimas cuentas, Iberdrola pone a EEUU como uno de sus focos de crecimiento en renovables.

"Prevemos que el impacto de las elecciones sea neutro positivo, ya que de ganar Trump el 'status' actual no cambiaría mucho y si gana Biden, las energías renovables pueden ser más apoyadas", explica Peiró. "En todo caso el fuerte momento de las renovables pasa más por la mejora de su propia rentabilidad que por los apoyos políticos, la sociedad empuja hacia la reducción de las emisiones, por encima de lo que decidan los políticos", añade, concordando con una visión que ya daba hace unas semanas una de las economistas especializadas en el tema de Credit Suisse, Xiao Cui, que recordaba que también durante el mandato de Barack Obama hubo mucho ruido pero al final pocas nueces.

Foto: (iStock)

También en el campo de las energías renovables, Acciona cuenta con una producción de 1.225 GWh de los 12.104 GWh totales. Por su parte, Siemens Gamesa no detalla parámetros financieros en los que desglose el peso de EEUU, pero sí que menciona la contribución de esta geografía en los pedidos de varias de sus especialidades. Por ejemplo, en el caso de aerogeneradores 'on-shore', EEUU lideró la entrada de pedidos con un 22% del total en las últimas cuentas del fabricante.

Ya del lado del petróleo, Repsol no desglosa sus ingresos por geografías, pero sí que hace hincapié en la presencia de EEUU en su negocio en sus últimos resultados trimestrales a cierre de septiembre. Por ejemplo, la empresa presidida por Antonio Brufau establece que las inversiones en Exploración y Producción durante el tercer trimestre de 2020 ascendieron a 163 millones de euros (respecto a los 390 millones del mismo periodo del año anterior). Las de desarrollo supusieron un 70% del total, con EEUU implicando un 9%, mientras que en temas de exploración la nación supuso un 21% de lo destinado. De hecho, en sus últimas cuentas Repsol alega haber amortiguado el golpe del coronavirus a la producción con la conexión de nuevos pozos en Marcellus (Estados Unidos), la adquisición de un 63% adicional en Eagle Ford (Estados Unidos) en diciembre de 2019 y a la entrada en producción de Buckskin (Estados Unidos) en junio de 2019.

placeholder Donald Trump y Joe Biden. (Reuters)
Donald Trump y Joe Biden. (Reuters)

En el sector del 'oro negro', los analistas del Sabadell juegan a dos velocidades. Según explican, por ejemplo, ante una victoria demócrata total (es decir, no solo en el Gobierno), los mercados registrarían "una caída del crudo a corto plazo (levantamiento de las sanciones a Irán) aunque con subida a largo (menor inversión en 'fracking', resultando en caída de la producción, que más que compensaría el traslado de demanda de crudo a energías verdes)", mientras que si ganasen los republicanos, Repsol podría ver un repunte inicial "que se diluiría con el tiempo".

Bancos

El sector financiero del Ibex 35 también está presente en EEUU, sobre todo el Santander. La entidad capitaneada por Ana Botín ingresó a cierre del tercer trimestre 2.678 millones del total de 31.534 millones de euros que registró el banco, es decir, un 8,4%. El banco de logo rojo anda preocupado por los varios frentes geopolíticos que se le vienen encima. “Los riesgos se inclinan hacia un crecimiento más bajo por las dudas en cuanto a la intensidad del rebrote del virus, el desarrollo de las vacunas y tratamientos médicos, las elecciones en EEUU y la posibilidad de que no se alcance un acuerdo entre Reino Unido y la Unión Europea para su relación tras el Brexit”, escribía en su último informe trimestral.

Luego está el BBVA, más detallista a la hora de arrojar luz sobre el estado financiero de sus filiales, revela una posición de 478 millones de euros del resultado atribuido total, es decir, un 4,3%. En las cuentas, la entidad presidida por Carlos Torres especifica que la filial ha sufrido “un menor resultado atribuido debido a la disminución en el margen de intereses y al incremento significativo en la línea de deterioro de activos financieros”, a la vez que ha vivido un “crecimiento del crédito concentrado en los segmentos de empresas y actividad minorista afectada por la pandemia”.

Foto: Votantes en Akron, Ohio. (EFE)

En el tema de la banca sigue en el foco la regulación financiera, que Trump se inclina a reducir (en contraste con lo que ocurre con las grandes tecnológicas, por ejemplo) mientras que Biden busca aumentar. Sin embargo, los analistas consideran que más que nada, "en el caso de los dos bancos la evolución del negocio está condicionado por el ritmo de recuperación de la economía y de la morosidad", según los de Renta 4. En el Sabadell ven que, en este contexto, debido a que el paquete de gasto de Biden es mayor, la recuperación económica sería más acuciada e impulsaría con más fuerza a valores cíclicos como la banca.

Fuera de la banca, en el sector asegurador Mapfre también acusa cierta exposición al país norteamericano, con 74,2 millones en resultado atribuible con origen en EEUU (de los 450 millones de euros que ganó en total), según sus cuentas a cierre del tercer trimestre. Sin embargo, en dichos resultados no hace mención de las elecciones, si no que apenas menciona el plan de gasto que los partidos de EEUU no consiguieron aprobar antes de los comicios: "el foco está ahora en la incertidumbre que genera el fin de dichas ayudas, en la medida en que los déficits fiscales récord provocados por la caída de ingresos impiden a los gobiernos alargar por mucho tiempo más los apoyos", zanja. Los analistas avanzan que gane quien gane como presidente habrá un plan de gasto ante el covid-19, pero les preocupa que si sale un Gobierno dividido este plan vuelva a quedar estancado.

Farmacéuticas

Las farmacéuticas suelen gozar de cierto blindaje ante los vaivenes socioeconómicos, pero en el caso de las del Ibex 35 están muy ligadas a lo que ocurra en EEUU y, de hecho, ya están sufriendo. Almirall tuvo unos resultados del segundo trimestre manchados precisamente por la exposición de su negocio dermatológico en EEUU durante el confinamiento con las ventas (50,4 millones de euros de un total de 426 millones) perdiendo un 39% respecto al mismo periodo del año anterior. “La falta de nuevos pacientes y la limitación de acceso a los dermatólogos han impactado en el segundo trimestre”, especificaban. “Se espera mejorar la cuota de mercado una vez la crisis sanitaria se normalice y las nuevas prescripciones comiencen a crecer”.

placeholder Reuters.
Reuters.

Por su parte también está Grifols, donde cerca del 70% de los ingresos proceden de EEUU y Canadá. La catalana en el meollo de la crisis con el desarrollo de “una inmunoglobulina con anticuerpos específicos contra el virus SARS-CoV-2 a partir del plasma de personas que han superado la enfermedad” y dice haber iniciado “la producción de esta potencial terapia de inmunización pasiva frente al covid-19 en su planta de Clayton (Carolina del Norte, EEUU)”, concretamente diseñada para la producción de inmunoglobulinas específicas. En este contexto, la cotizada liderada por los Grifols también detalló a cierre del semestre que Grifols ha acordado la compra al grupo surcoreano GC Pharma de 11 centros de plasma en EEUU por un importe que, junto con otras adquisiciones a GC, alcanzó 460 millones de dólares. En sus últimas cuentas, de hecho, Grifols menciona reiteradamente el ‘tirón’ de EEUU en sus tratamientos, como con el inhibidor de proteasa sérico, Alfa-1 antitripsina.

"El resultado de las elecciones puede tener efectos sobre el sector farmacéutico", explican los analistas de Renta 4, en un contexto en el que Biden aboga por extender las coberturas públicas del sistema sanitario. "Pero en el caso concreto de Grifols y ante la actual crisis del coronavirus, en EEUU se están llevando a cabo campañas de concienciación y llamamiento para potenciar las donaciones de sangre y plasma por lo que creemos que la industria en la que opera Grifols puede salir reforzada en el entorno actual".

Consumo

En plena crisis económica, hay dos empresas del Ibex 35 vinculadas al consumo que también tienen exposición a EEUU, haciendo de la gestión de la pandemia que vaya a hacer cada candidato un factor relevante para sus ingresos y ventas. Este martes, son muchos los negocios en ciudades que han amanecido con sus escaparates cubiertos, en previsión de las manifestaciones que podrían desatarse en el país. La compañía más expuesta a estas amenazas es Inditex, la empresa con más capitalización del selectivo, que no desglosa ventas por países en el último trimestre, pero sí que revela este beneficio a cierre de 2019, con un 1,8% del resultado antes de impuestos (84 millones de euros) proviniendo de EEUU, con 99 tiendas de las 7.469 que tiene en el mundo.

También ligado al sector del consumo, aunque ya indirectamente, está Viscofan, el fabricante de embalajes cárnicos. La compañía desglosa los ingresos por continentes, con 211 millones en ingresos (es decir, un 31,5% del total) repartidos entre Canadá y EEUU a cierre del primer semestre. Según la compañía en estas cuentas, en diciembre del año pasado Viscofan había incorporado las compañías de envolturas de colágeno en EEUU y Canadá a Nitta Gelatin Inc, “mejorando la proximidad de los clientes y completando el portfolio productivo con esta tecnología en Norteamérica”. De momento, la empresa presidida por José Domingo Ampuero ha mantenido sus ingresos ajenos a la crisis y todas sus derivadas políticas, apenas viéndose golpeada en el pasado reciente por la gripe porcina que encareció la carne que sus productos embalan.

Petróleo Industria farmacéutica Ibex 35
El redactor recomienda