Zurich y Amundi, una barrera de entrada de 1.000 M para negociar con Sabadell
  1. Mercados
CLAVES PARA UNA POSIBLE FUSIÓN

Zurich y Amundi, una barrera de entrada de 1.000 M para negociar con Sabadell

El bróker Redburn calcula que el coste de romper la asociación con la aseguradora sería de 650 millones. Por la gestora, Amundi ha pagado este año 430 millones

Foto: Zurich y Amundi, una barrera de entrada de 1.000 M para negociar con Sabadell
Zurich y Amundi, una barrera de entrada de 1.000 M para negociar con Sabadell

Banco Sabadell centraliza las apuestas de la próxima fusión en la banca española, tras la acordada por CaixaBank y Bankia y la que están negociando Unicaja y Liberbank. El candidato no está claro. Su presidente, Josep Oliu, tuvo conversaciones en verano con sus homólogos de BBVA y Kutxabank sin cristalizarse, y el consejero delegado, Jaime Guardiola, insistió esta semana en que pueden continuar en solitario.

Sin embargo, es el banco más presionado por el mercado. Al menos, el que cotiza con mayor descuento entre las ocho entidades españolas listadas en bolsa. Sabadell cotiza cerca de mínimos históricos, con un valor en bolsa respecto a los libros de 0,126 veces. Se da la paradoja que un banco podría lanzar una oferta pública de adquisición (opa) con un 100% de prima y generar un beneficio contable por el fondo de comercio negativo (‘badwill’) resultante de comprar por debajo de su valor teórico.

Su capitalización está en menos de 1.600 millones, cifra que pidió al mercado en forma de ampliación de capital en 2015 para adquirir TSB, que ha sido el quebradero de cabeza de la cúpula del Sabadell antes del covid. Sin embargo, el coste de comprar o fusionarse con el banco catalán, con sede social en Alicante, podría ser mayor por los acuerdos adquiridos.

Foto: Los tiempos judiciales del BBVA enojan a Hernández de Cos… y al Sabadell

En concreto, el acuerdo de bancaseguros lo tiene con Zurich. Un informe del bróker Redburn estima que la ruptura de la ‘joint venture’ BanSabadell Vida, Pensiones & Seguros Generales costaría 650 millones. Los analistas Gonzalo López y Mike Harrison realizan este cálculo asumiendo un PER de 13 veces, y recuerdan que Santander pagó cerca de 1.000 millones para romper la alianza de Allianz con Banco Popular, aunque en este caso incluía también la gestora de fondos.

En estos procesos, el banco resultante de la fusión o el comprador paga la indemnización de ruptura. Acto seguido, la ‘joint venture’ que tiene con una aseguradora —la mayoría de bancos tiene acuerdos de bancaseguros— recalcula el perímetro para pagar por el incremento de este. Por ejemplo, si como parece Bankia rompe con Mapfre, será la nueva CaixaBank la que tenga que indemnizar a la aseguradora que preside Antonio Huertas. Y SegurCaixa Adeslas tendrá que pagar a CaixaBank por aumentar la red de sucursales y clientes a los que vender, con lo que Mutua —posee el 51%— también tendrá que poner dinero.

No es el único acuerdo relevante del Sabadell de cara a posibles matrimonios. Este mismo año, tras un proceso de venta que duró 10 meses con cambios de opinión entre medias desde el banco, la entidad vendió la gestora a Amundi por 430 millones, y llegó a un acuerdo de distribución para 10 años. Asimismo, hay una opción de 30 millones adicionales en 2024.

Esta venta del 100% de la gestora también tendría efectos en una operación corporativa del Sabadell, ya que el resto de bancos en España tienen entidad propia de fondos de inversión y de pensiones. Además, Banco Sabadell vendió este año su depositaría de fondos a BNP Paribas Securities Services por 115 millones, con un acuerdo igualmente de distribución para 10 años.

Foto: Cataluña será clave en el mapa de fusiones bancarias tras el cierre masivo de oficinas

Estos tres acuerdos podrían ser un hándicap para futuras parejas del Sabadell, aunque la cúpula intenta que cale la idea de que puede seguir en solitario y de que es difícil que haya una operación a corto plazo. En el XI Encuentro Bancario organizado por KPMG y ‘Expansión’ la semana pasada, Guardiola hizo referencia a que el proyecto consiste en mejorar la eficiencia del banco y que solo se contemplarán fusiones si generan valor para el accionista.

El consejero delegado recordó que el Sabadell “es un banco con importancia significativa en el mundo de las pymes y el tejido empresarial en general”. Esto supone un desafío adicional para la entidad, ya que se asume que es el segmento en el que más se notará el primer impacto de la morosidad.

El número dos del banco catalán también aseguró que este sesgo en el negocio del Sabadell evita que haya prisas para fusiones. “Nosotros hemos dicho siempre que las fusiones tienen sentido porque elevas escala y rebajas costes. Pero también hemos dicho que eso es evidente cuando el modelo es muy 'retail', con ingresos unitarios reducidos, por lo que hay buscar distribución de bajo coste y reducir costes estructurales. En un negocio en el que pesan más las empresas y el cliente ‘affluent’ [patrimonios de hasta 500.000 euros o el millón], los márgenes unitarios son más altos y la escala no es tan importante”, dijo Guardiola esta semana.

Banca Noticias Banco Sabadell
El redactor recomienda