GESTIONA MÁS DEL 80% DE LOS ACTIVOS EN FONDOS

La banca salva el efecto MiFID y el covid en las comisiones de fondos con carteras

Las entidades aumentaron un 7% interanual su patrimonio en carteras de gestión discrecional en el segundo trimestre. La banca controla el 80% del patrimonio

Foto: Foto: iStock.
Foto: iStock.
Adelantado en

Los bancos mantienen el dominio absoluto en fondos, con un 80% del patrimonio, y han conseguido salvar sus comisiones frente a las amenazas de la regulación MiFID II y la crisis del coronavirus a través de las carteras de gestión discrecional. La patronal de gestoras Inverco contabiliza 75.230 millones de euros al cierre de junio de las firmas que han facilitado el dato, y estima 78.000 millones en el conjunto del sector, mientras que el Banco de España (BdE) recuerda en un análisis que cuatro de cada cinco euros invertidos en España en fondos están en el sector bancario.

El volumen de activos en gestión discrecional aumentó un 7% interanual en el segundo trimestre. En total, los asociados de Inverco han reportado 740.000 carteras, con una media de patrimonio por contrato de 97.954 euros. En su mayoría, son bancos que ofrecen el servicio en la red comercial para el cliente medio o, también, de forma más sofisticada en la oferta para grandes patrimonios.

Las carteras de gestión discrecional se han popularizado tras la normativa MiFID II, que en los últimos dos años ha modificado radicalmente la relación de las entidades con los clientes al distribuir y gestionar fondos. Los bancos han acabado apostando por este modelo con cobro explícito, ya que el cliente cede una cantidad de dinero y paga una comisión por ello, además de los costes implícitos que tienen los fondos que rellenan las carteras. Se trata de portafolios prediseñados para diferentes perfiles de riesgo, que se asignan al inversor según su horizonte temporal o aversión a capacidad de asumir pérdidas.

MiFID II amenazó con ser un tsunami para la banca, pero las entidades han conseguido mantener su dominio. Y las carteras de gestión discrecional han servido a los bancos, además, para tener mayor certidumbre sobre los ingresos por comisiones, explican fuentes del sector, especialmente con clientes minoristas, que suponen el 94% de los contratos de gestión de carteras. Es decir, hay menos volatilidad y mayor capacidad de retener clientes, como ha demostrado la experiencia del covid-19.

Los estragos del virus en los mercados provocaron reembolsos por valor de 6.000 millones en marzo, el peor dato desde la caída de Lehman Brothers, y asustaron a los banqueros. Algunos bancos llegaron a contratar derivados o seguros para limitar las pérdidas de los fondos y evitar nuevas salidas masivas tras el estado de alarma, que no se han producido.

Las carteras de gestión discrecional permiten así a los bancos suavizar el impacto de las caídas de los mercados en el negocio. Asimismo, mantienen en su mayoría fondos propios en las carteras, por los que también generan ingresos por comisiones. Según Inverco, el 65% de los fondos o sicavs que están dentro de las carteras son del propio grupo (la gestora del banco, por ejemplo), casi 49.000 millones.

Fuente: Banco de España.
Fuente: Banco de España.

Esta estrategia ha llevado a la banca a retener su dominio en la industria de fondos, pese a la amenaza que supuso MiFID II frente a jugadores independientes o a la apuesta que viene haciendo el sector asegurador por vender fondos además de seguros para captar ahorro. Casi el 82% del patrimonio de los fondos registrados en España pertenece a vehículos de grupos bancarios, según datos del Banco de España.

El supervisor bancario destaca que el sector bancario español y las instituciones de inversión colectiva (IIC) “mantienen vínculos muy estrechos”. Asimismo, señala que ha habido una “concentración de esta industria” en los últimos años motivada, en gran parte, por la propia concentración de la banca.

Las interrelaciones a lo largo del sector financiero son una preocupación creciente entre los supervisores. Hay varios vínculos entre el canal bancario y el de fondos. El hecho de que más del 80% de la industria de activos bajo gestión está administrado por la banca "puede influir en la actividad y en los resultados del sector bancario". Por otro lado, la banca repercute en el segmento de fondos, como se ha visto en su mayor concentración ante las fusiones bancarias.

También hay vinculación por la tenencia de activos emitidos por los bancos por parte de los fondos. “Esta interconexión es particularmente relevante en el caso de las gestoras filiales de bancos”, avisa el supervisor, ya que los fondos de renta variable de la banca invierten el doble en acciones de las entidades (9% de la cartera en media) que los vehículos de gestoras independientes (4,7% en promedio). Asimismo, “un canal de interconexión más indirecto entre las IIC y los bancos se deriva de la tenencia, por parte de ambos grupos de entidades, de los mismos activos financieros. Por ejemplo, en junio de 2019, los bonos soberanos españoles representaban el 11% del patrimonio de los fondos de inversión mobiliaria con domicilio fiscal en España y el 7,1% del total de los activos de la banca española”.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios