Primer puesto del índice por capitalización

Iberdrola arrebata a Inditex el trono del Ibex tras superarla por valor en bolsa

Tras sumar un 35% en bolsa en apenas dos meses, el grupo eléctrico confirma el 'sorpasso' a la matriz de Zara y se convierte en la mayor compañía del mercado español

Foto: Logo de Iberdrola en su sede de Madrid. (Reuters)
Logo de Iberdrola en su sede de Madrid. (Reuters)

El Ibex corona a un nuevo rey del parqué. Iberdrola se ha convertido este lunes en la mayor compañía del mercado español por valor en bolsa. La compañía eléctrica española cerró la jornada a un precio récord de 11,24 euros por acción, tras sumar un 1,4% en la jornada. Estira de este modo su buena racha reciente, que le ha llevado a revalorizarse un 35% en poco más de dos meses, situando su capitalización en el nivel de los 70.137 millones de euros.

Esta cifra se complementa, además, con los 1.590 millones de euros en que se valoran los derechos de suscripción de acciones correspondientes a su dividendo en scrip, que se cotizan en el mercado hasta el próximo miércoles. La suma de ambas cifras da a Iberdrola un valor total de mercado de 71.727,6 millones de euros, unos 75 millones más que la capitalización de Inditex, que repitió este lunes en los 71.651,8 millones de euros, tras salvar la jornada sin cambios.

Al contrario que Iberdrola, el grupo textil que dirige Pablo Isla no ha logrado aún deshacerse de las secuelas en bolsa de la crisis del coronavirus. Los efectos que la pandemia puede tener a medio y largo plazo en el auge del comercio online se conjugan con el impacto más inmediato de un virus que, con su persistencia y rebrotes, amenaza con hacer duraderas las restricciones impuestas a la actividad comercial y extender los miedos de los clientes a la hora de acudir a las tiendas.

Iberdrola supera en 75 millones la capitalización de Inditex si se suma el valor de los derechos de suscripción de su próximo dividendo en scrip

De este modo, las acciones de Inditex se sitúan aún hoy, un 28,34% por debajo de los niveles en que se movían el pasado 19 de febrero, antes de que el shock de la pandemia agitara los mercados bursátiles occidentales.

Los resultados de tan dispares rendimientos saltan a la vista. A inicios de año, cuando la valoración bursátil de Inditex rozaba los 100.000 millones de euros, la brecha entre ambas compañías superaba los 40.000 millones a favor del grupo textil.

Iberdrola se ha beneficiado en los últimos días de la creciente confianza del mercado en la capacidad de su negocio para salir indemne de la crisis del coronavirus. Frente a la oleada de recortes que han experimentado la mayor parte de las firmas del Ibex en sus expectativas de ganancias, las proyecciones para Iberdrola se han mantenido prácticamente estables en los últimos seis meses -e incluso han registrado alguna leve mejora- desde el inicio del año. Y esta confianza se ha visto reforzada recientemente por la publicación de un adelanto de las cifras operativas de la compañía en el segundo trimestre, el pasado 10 de julio. "Estos datos muestran la resistencia de la cartera de generación mayoritariamente 'verde' de Iberdrola a la crisis de Covid-19", señalaron entonces los analistas de Barclays.

Brecha de capitalización entre Inditex e Iberdrola, sin incluir el importe de los derechos de suscripción de la eléctrica, en millones de euros. (Bloomberg)
Brecha de capitalización entre Inditex e Iberdrola, sin incluir el importe de los derechos de suscripción de la eléctrica, en millones de euros. (Bloomberg)

Pero lo cierto es que el covid-19 no ha hecho sino reforzar una historia de crecimiento que viene de más atrás. Iberdrola ha sido uno de los grandes vencedores del mercado español del apetito inversor desarrollado en los últimos años por los negocios con ingresos recurrentes e historias sólidas de crecimiento, amparada en este caso por su creciente sesgo hacia las energías renovables y su intensa apuesta de los últimos años por la internacionalización, de la que la reciente OPA sobre Infigen Energy es sólo un ejemplo.

"Consideramos que la calidad de los activos de Iberdrola es superior a la media en relación con el sector de 'utilities' paneuropeas, ya que la combinación de una exposición significativa a redes, renovables y activos fuera de la UE debería conducir a una generación de flujos de caja más sostenibles que la media del sector y debería aprovecharse de los beneficios de las opciones de crecimiento orgánico y no orgánico, particularmente en los Estados Unidos y Brasil", observaban en un informe reciente los analistas de JPMorgan. Tras elevar su ebitda más de un 40% entre 2017 y 2019, los analistas prevén que la tendencia de crecimiento se mantenga en los próximos años, lo que debería llevar su ebitda por encima de los 12.500 millones en 2022, un crecimiento superior al 20% frente a los números de 2019.

Estas cuestiones han estado muy presentes en los últimos tiempos en la mente de los inversores, que le han premiado con un retorno próximo al 120% desde principios de 2017, lo que le ha permitido ir escalando posiciones en el ranking de valoración del Ibex, al superar a grupos históricamente más valorados, como BBVA, Telefónica o Santander, a la que superó por última vez a inicios de 2020.

Iberdrola, en cambio, sí había mostrado tradicionalmente una capitalización mayor que la de Inditex hasta 2010, cuando el tirón de la matriz de Zara le dejó atrás. La brecha a favor del grupo textil llegó a rozar los 70.000 millones a inicio de 2017. Tres años y medio después, esa distancia ha quedado extinguida.

Ahora Iberdrola se enfrenta al desafío de consolidar esa primera posición, en un momento en que son pocas las firmas que ven un potencial elevado al grupo eléctrico. Aunque 14 de las 33 firmas que cubren a la compañía, según los registros de Bloomberg, mantienen un consejo de compra sobre sus acciones, sólo 3 le otorgan un potencial de revalorización superior al 2%. La valoración media que da el consenso a sus acciones se sitúa un 10% por debajo de sus niveles actuales.

La brecha de capitalización entre Inditex e Iberdrola llegó a rozar los 70.000 millones a inicios de 2019, a favor del grupo textil

"En 2018-2020, Iberdrola se ha beneficiado de una serie de vientos de cola (mayores precios de energía en Iberia, puesta en marcha de instalaciones en alta mar con mayores retornos de efectivo, revisiones regulatorias en Brasil) que han impulsado sus retornos de efectivo. Sin embargo, en 2021-2023, estos vientos de cola desaparecerán y los tipos de interés más bajos deberían comenzar a convertirse en un obstáculo para el crecimiento de los ingresos de Iberdrola", observan en JPMorgan, donde mantienen una recomendación neutral sobre el valor.

En cambio, la propia JPMorgan se cuenta entre el 60% de firmas (19 de 32) que recomiendan comprar las acciones de Inditex, convencida de la capacidad de la compañía para salir vencedora en la transformación que está experimentando el sector del consumo. "Creemos que en el sector en la actualidad, los impulsores esenciales para tener éxito son la agilidad, la flexibilidad, la velocidad, una fórmula omnicanal ganadora y nunca ser complacientes, sino evolucionar constantemente con el consumidor, que evoluciona más y más rápido, en nuestra opinión. Creemos que Inditex cumple todos estos requisitos, manteniéndose como el mejor en su clase a toda velocidad mientras sigue un enfoque dinámico del espacio, el online y la integración entre las dos plataformas".

Visiones semejantes justifican que la mayoría de los analistas otorguen hoy a Inditex un potencial de revalorización superior al 17%, que de hacerse efectivo podría poner muy caro el liderazgo a Iberdrola. En cualquier caso, el grupo que preside José Ignacio Sánchez-Galán ya ha vivido en los últimos tiempos distintos momentos en que sus acciones parecían haber agotado todo el potencial y ha sido capaz hasta ahora de seguir convenciendo a los inversores de que sus perspectivas merecían un mayor recorrido al alza.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios