Es noticia
Menú
¿Cuál es la estrategia de inversión en un mercado bajista y volátil?
  1. Mercados
ahorro e inversión

¿Cuál es la estrategia de inversión en un mercado bajista y volátil?

En este escenario conviene mantener la calma e invertir con un horizonte temporal a largo plazo. Los mercados terminan tarde o temprano recuperándose

Foto:

Dice uno de los gurús de las inversiones, Seth Klarman, que “la presión por los rendimientos lleva a muchos inversores a una absurda orientación al corto plazo”. Y esa es la tendencia del inversor no profesional en un mercado bajista y volátil: poner pies en polvorosa y vender activos de renta variable (acciones) para invertir en renta fija (bonos, obligaciones, letras del Tesoro), menos fluctuante, pero también menos rentable a largo plazo.

Foto:

Este es el estado actual de las bolsas, tras el brusco desplome sufrido en los parqués por el impacto del covid-19. Ante este escenario, ¿cuál es la estrategia de inversión? La principal recomendación de los expertos es “no invertir sin formación e ir acompañado de un buen asesor y, dependiendo del horizonte temporal de la inversión y del perfil de riesgo, se determinará cuál es el mejor activo y producto financiero para cada inversor”, afirma el profesor del Master en Bolsa y Mercados Financieros del Instituto de Estudios Bursátiles (IEB), Javier Niederleytner.

La clave: horizonte temporal

“No hay una estrategia única, pero sí que se pueden seguir algunas sugerencias prácticas”, señala Paula Mercado, directora de Análisis de Vdos, quien enumera las siguientes: “Diversificación, tanto geográfica como sectorial; flexibilidad, ya que el mercado puede ser muy cambiante; seguir la evolución de los datos económicos; buscar calidad; considerar una mayor exposición a empresas de mayor tamaño y considerar un horizonte de inversión a largo plazo”.

Y es que, en entornos con fuertes correcciones, el factor tiempo es clave, ya que es el que suaviza esos bruscos y continuos movimientos de las cotizaciones. Con un horizonte temporal amplio, la renta variable es el activo con mayor rentabilidad, pero tiene su precio: la volatilidad.

"Nos encontramos ante un entorno que puede resultar incómodo a corto plazo, pero que a largo plazo es realmente atractivo"

“Nos encontramos ante un entorno que puede resultar incómodo a corto plazo, pero que a largo plazo es realmente atractivo. Nos permite construir carteras robustas y aumentar nuestro potencial de revalorización”, afirma Gustavo Trillo, director comercial de la gestora independiente Bestinver.

“En líneas generales, un inversor no profesional debería considerar el largo plazo para su inversión. Un entorno de mercado como el actual puede ser muy interesante para adquirir compañías con valoraciones muy atractivas, pero, puesto que es imposible saber cuánto puede durar una bajada, es mejor contar con un horizonte temporal a largo plazo, que le permita recuperarse”, añade la directora de Análisis de Vdos.

Y es que la temida volatilidad del corto plazo es una aliada a largo plazo ya que crea oportunidades de inversión que los gestores aprovechan para entrar en compañías de calidad baratas con potencial de recorrido al alza.

placeholder

Análisis fundamental

Para detectar dónde están esas oportunidades de inversión, los profesionales del mercado utilizan lo que conoce como el análisis fundamental. “Se comparan los últimos datos de los estados financieros con datos pasados y presentes del negocio en particular o con otras empresas dentro del sector”, explica Mercado, y mediante el análisis de esas cifras, “el inversor puede llegar a una valoración razonable (precio) de las acciones de la empresa en cuestión y determinar si tiene o no sentido su adquisición”.

Es decir, el análisis fundamental es un análisis minucioso de los números de la compañía que se complementa con la trayectoria del equipo directivo, las ventajas competitivas del negocio y sus posibilidades de crecimiento a futuro con el fin de seleccionar acciones de calidad. “Si invertimos en buenas compañías compradas a buenos precios en el momento adecuado, sabemos que la rentabilidad será atractiva a largo plazo, pero también sabemos que habrá momentos en los que las variaciones transitorias de los precios provoquen pérdidas temporales”, aclara Trillo.

"Si invertimos en buenas compañías compradas a buenos precios sabemos que la rentabilidad será atractiva a largo plazo"

En su opinión, todos los inversores tratan de evitar riesgos, pero “hay que diferenciar entre el riesgo de volatilidad a corto plazo y el riesgo de no obtener rentabilidad a largo plazo, y para ello, el inversor tiene que soportar correcciones temporales en la cotización de las acciones donde invierte”, insiste.

Al igual que los gestores profesionales aprovechan la volatilidad para encontrar oportunidades de compra, los inversores pueden sacar partido de la volatilidad diversificando sus entradas en la bolsa. Es decir, entrando de forma periódica en los mercados. “Al coger subidas y bajadas de los precios a lo largo del ejercicio evitaremos el riesgo de entrar en un momento del mercado poco positivo (caro) y reduciremos la volatilidad de la cartera”, aclara José Luis Manrique, director de Estudios de la Asociación de Instituciones de Inversión Colectiva y Fondos de Pensión, Inverco.

En definitiva, en un entorno bajista y volátil, conviene mantener la calma e invertir con un horizonte temporal a largo plazo. Los mercados, como ya hemos visto en otras crisis que se han llevado por delante las ganancias bursátiles, terminan tarde o temprano recuperándose.

El Confidencial en colaboración con Bestinver, gestora independiente especializada en fondos de inversión y planes de pensiones, pone a disposición de sus lectores el espacio Ahorro e Inversión. Con 30 años de experiencia y 6.200 millones de euros de patrimonio bajo gestión, Bestinver trabaja con el objetivo de generar las mejores rentabilidades a largo plazo para sus inversores.

Dice uno de los gurús de las inversiones, Seth Klarman, que “la presión por los rendimientos lleva a muchos inversores a una absurda orientación al corto plazo”. Y esa es la tendencia del inversor no profesional en un mercado bajista y volátil: poner pies en polvorosa y vender activos de renta variable (acciones) para invertir en renta fija (bonos, obligaciones, letras del Tesoro), menos fluctuante, pero también menos rentable a largo plazo.

BrandsInversión ECBrands
El redactor recomienda