SE MANTIENE EN UN 0,75%

El BoE rebaja expectativas de crecimiento y avisa de sus limitaciones ante un Brexit duro

"El aumento de la incertidumbre sobre la naturaleza de la retirada de la UE significa que la economía podría seguir una amplia variedad de caminos en los próximos años"

Foto: El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. (EFE)
El gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney. (EFE)

Como ya se esperaba, el Banco de Inglaterra no ha movido los tipos de interés (0,75%) en su decisión del jueves. El regulador monetario lleva meses en 'stand by', excusando su parálisis en la incertidumbre del proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europea. Lo que sí que ha actualizado son las predicciones de crecimiento de la nación, avisando también de los problemas económicos que podría traer un Brexit duro.

La entidad gobernada por Mark Carney redujo a un 1,3% la previsión de crecimiento económico en el Reino Unido en 2019 y 2020, ante la posiblidad de que el país deje la Unión Europea (UE) sin acuerdo el próximo 31 de octubre. Unas expectativas que contrastan con el pronóstico de mayo, donde el regulador monetario anticipaba una expansión del 1,5% este año, del 1,6% el próximo y del 2,21% en 2021. En su informe del jueves, con todo, el banco central ha elevado el crecimiento a un 2,3 % en 2021.

"Desde mayo, las tensiones comerciales a nivel global se han intensificado y la actividad global se ha mantenido débil", explica el BoE en el comunicado. "Esto ha desembocado en un declive sustancial de las previsiones de tipos de interés de las economías desarrolladas y una flexibilización de las condiciones financieras, incluyendo en Reino Unido".

[La Reserva Federal recorta los tipos de interés por primera vez desde 2008]

Es en este marco donde "un aumento de la probabilidad percibida de un Brexit sin acuerdo ha conducido a unos tipos de interés más bajos en Reino Unido y una depreciación de la libra". La moneda británica alcanzó esta semana mínimos de dos años por el nerviosismo desatado por el nombramiento de Boris Johnson como primer ministro. El Gobierno del nuevo mandatario aseguró hace unos días que en octubre habrá Brexit sí o sí, ya sea con acuerdo o sin acuerdo.

Asimismo, en un contexto de incertidumbre por el Brexit, eL BoE ha vuelto a mantener el precio del dinero sin cambios, así como el programa de estímulo económico que introdujo tras la crisis de 2008: 10.000 millones de libras (10.970 millones de euros) de emisión de reservas del banco central para financiar la compra de deuda corporativa y los 435.000 millones de libras (477.000 millones de euros) que destina a la compra de bonos soberanos

Hay límites frente al Brexit

A diferencia del Banco Central Europeo o la Reserva Federal, que se enfrentan a una inflación exangüe, el ritmo del crecimiento de los precios en Reino Unido sí que se sitúa actualmente en el objetivo del 2% gracias a la debilidad de la libra. De todas formas, el regulador monetario también ha dicho que espera que este parámetro baje del objetivo más tarde en el año, "en parte por culpa de unos precios del gas y electricidad más bajos". "Aun así, no esperamos que esta tendencia [a la baja] persista", zanja el BoE en un comunicado.

"El aumento de la incertidumbre sobre la naturaleza de la retirada de la UE significa que la economía podría seguir una amplia variedad de caminos en los próximos años", aseguró el BoE en el comunicado de la decisión, asegurando que la senda apropiada de su política monetaria dependerá del equilibrio entre los efectos del Brexit en la demanda, la oferta y el tipo de cambio.

De este modo, el banco central ha reiterado que la respuesta de su política monetaria al Brexit, pase lo que pase, "no será automática" y podría, de hecho, ir en cualquier dirección, aunque ha subrayado que "en todas las circunstancias, el Comité establecerá la política monetaria de manera adecuada para lograr el objetivo de inflación del 2%".

Una visión que ha recalcado Carney en la ronda de preguntas, avisando de que, caso no se alcance un acuerdo, el banco "haría lo que pudiese para apoyar el mercado laboral y la actividad pero hay límites". "Tendremos que tener en cuenta las presiones inflacionistas... [para] apoyar a la economía según se ajusta", ha matizado. Segun ha explicado el gobernador, un Brexit sin transición "probablemente llevaría a la libra a caer, aumentaría la prima de riesgo e impulsaría a la volatilidad al alza".

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios