"SIN BASE SUFICIENTE"

La CNMV no sancionará el tuit de Ana Botín sobre DIA pero plantea nuevos criterios

La CNMV está considerando la posibilidad de publicar criterios adicionales sobre el nuevo marco normativo europeo de abuso de mercado

Foto: La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la última junta general de accionistas de la entidad. (EFE)
La presidenta del Banco Santander, Ana Botín, durante la última junta general de accionistas de la entidad. (EFE)

"Sin base suficiente". Esto es lo que ha concluido la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre la investigación que ha hecho a las declaraciones y el tuit publicado por Ana Botín el pasado 20 de mayo, cuando la presidenta del Banco Santander no solo reveló información privilegiada sobre DIA ante los asistentes de una conferencia sobre lujo, si no que también se dispuso posteriormente a matizarla mediante su cuenta de Twitter.

"La conclusión ha sido que no existe base suficiente para iniciar un procedimiento sancionador como consecuencia de los referidos hechos", explica el regulador en un comunicado emitido este viernes. Sin embargo, la CNMV añade que pretende revisar sus directrices al respecto de la difusión de información privilegiada, para que esta "se produzca siempre de un modo ordenado".

"La CNMV está considerando la posibilidad de publicar criterios adicionales a los contenidos en el 'Comunicado dirigido a los emisores de valores cotizados sobre el nuevo marco normativo europeo de abuso de mercado', de 22 de enero de 2019, acerca del momento, condiciones y otros aspectos que tanto los emisores de valores como las personas o entidades distintos del emisor deben tener en cuenta en el tratamiento, transmisión a terceros y difusión de información relativa a operaciones financieras o corporativas relevantes".

El 20 de mayo era el último día para que la cadena de supermercados DIA, en quiebra técnica, salvase las negociaciones con la banca y se librase del preconcurso de acreedores. Santander era la pieza clave que faltaba por aceptar las condiciones de reestructuración de la deuda, por lo que ese mismo día la presidenta fue cuestionada por los medios al respecto en el 'Luxury Summit' organizado por el 'Financial Times' en el hotel Westin Palace de Madrid.

Botín no se recató al mostrar su desagrado frente a las condiciones que ofrecía LetterOne, el fondo de Mikhail Fridman que se hizo con el control de la cotizada tras prosperar su opa en mayo y, además, imponer su plan de rescate en la junta de accionistas. "Hemos intentado defender los intereses de nuestros accionistas, y vamos a ver qué pasa. Vamos a hacerlo de manera responsable, y esto es lo que estamos intentando", dijo en el evento. En este contexto, con todo, la máxima responsable del banco se quejó de que el "trato propuesto por LetterOne es injusto" ya que "los bonistas extranjeros reciben el 100% y a los bancos españoles les están ofreciendo algo que realmente es muy inferior".

El mercado se hechó a temblar (de hecho, DIA cerró con una caída del -0,19% tras virar a la baja a alrededor de las 15:00), por lo que Botín se vio en la tesitura de salir al paso mediante su cuenta de Twitter, matizando que, al final, el acuerdo había sido posible porque "finalmente el presidente de LetterOne se ha comprometido a trabajar para eliminar la discriminación entre bonistas y bancos de DIA, lo que creemos es un tratamiento justo". En ningún momento se remitió un comunicado al regulador de los mercados de capitales con toda esta información relevante.

El organismo presidido por Sebastián Albella confirmó entonces, mediante portavoces, que estaba "estudiando o analizando" cómo se habían producido estas declaraciones y qué efecto habían tenido, sin que se hubiese abierto ningún tipo de investigación formal.


El documento que cambiaría

La CNMV no sancionará a Botín por su comportamiento. No obstante, el caso ha llevado al regulador a reflexionar sobre la necesidad de cambiar ciertas directrices de su implementación del marco normativo europeo de abuso de mercado.

El documento en sí ya traía cambios, que venían marcados por el Reglamento de la UE 596/2014: en vez de publicar hechos relevantes "inmediatamente tras la adopción de la decisión", las cotizadas españolas pueden hacerlo ahora "tan pronto como sea posible", las compañías ya no necesitarían contar con un Reglamento Interno de Conducta para la emisión de información, y pedía que las propias compañías hiciesen un "seguimiento estrecho seguimiento de las noticias y rumores que les afectasen" para así actuar cuando lo considerasen pertinente (manteniendo la CNMV sus facultades de requerimiento de información o de suspensión de la cotización).

Es decir, la CNMV aplicó el marco europeo con la intención de animar a las empresas a tomar una mayor iniciativa en la publicación de información relevante, y no esperar, por ejemplo, a que el regulador les diese un toque a la hora de aclarar informaciones extra oficiales.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios