LOS ANALISTAS DAN COMIENZO A LA COBERTURA

Examen a Beyond Meat: luces y sombras del milagro vegetariano de Wall Street

Los analistas reconocen a Beyond Meat como un jugador clave de un sector con mucho potencial, pero avisan del auge de la competencia y de las altas expectativas

Foto: El logo de Beyond Meat. (Reuters)
El logo de Beyond Meat. (Reuters)

Beyond Meat pasó su primera prueba de fuego como cotizada el martes. Las grandes casas de análisis —JP Morgan, Goldman Sachs, Jefferies, Credit Suisse— la pusieron bajo revisión con el primer 'pistoletazo' de la sesión, otorgándole una media de precio objetivo de 71 dólares y dándole una valoración ‘neutral’. Los informes de los analistas reconocen el carácter disruptivo e innovador de la empresa de carne vegana, pero avisan de las garras de sus competidores y de que a las cuentas de Beyond Meat aun les queda mucha valía por demostrar. Pese a todo, parece que los inversores decidieron el martes quedarse con lo bueno, ya que la recién cotizada registró un alza del 7,95% hasta cerrar la sesión en los 86 dólares.

Ethan Brown fundó Beyond Meat en 2009 con un objetivo claro: competir contra la colosal industria cárnica... con filetes hechos de plantas. Hoy en día pocos dudan de la influencia que tiene la preocupación de la población por la salud y la ecología en la industria alimenticia; sin embargo, en los inicios de la compañía, el sector no las tenía todas consigo.

Tanto es así que, en 2010, Whole Foods rechazó el pollo de vegetales hecho por Beyond Meat y Brown tuvo que volver a los laboratorios para pasarse años desarrollando un alimento que fuese digno incluso de la cadena de supermercados más ‘conscious’ de EEUU. Finalmente, los productos que triunfaron fueron la hamburguesa y la salchicha (las tiras de pollo han sido retiradas del mercado hasta nueva orden) y, hoy en día, Beyond Meat está presente en 40 países a través de cadenas de supermercados como Tesco y de restaurantes como TGI Fridays.

El 2 de mayo, Beyond Meat se puso un precio de 25 dólares por acción para su salida a bolsa, pero fue tal el éxito que la ‘start up’ que la compañía comenzó a cotizar en los 46 dólares (un 84% por encima del precio inicial) y cerró en los 66 dólares por título (un disparo del 163%). Con el mes de mayo llegando a su fin, Beyond Meat ya afianza un alza del 224% desde el precio inicial, cotizando en los 86 dólares. ¿Cuánto durará la alegría?

Los analistas ya hacen sus apuestas. Desde los 79,7 dólares a los que cerró la empresa el lunes, las grandes casas de análisis le pusieron un precio objetivo a doce meses de 71 dólares, según la media recogida por Bloomberg. Es decir, un potencial de retorno del -16,9%. Y es que, de entre las grandes firmas, solo JP Morgan recomienda comprar — Credit Suisse, Jefferies, y Goldman Sachs apenas aconsejan mantener—.

Ethan Brown, fundador de Beyond Meat, celebra con su equipo la salida a bolsa de la compañía. (Reuters)
Ethan Brown, fundador de Beyond Meat, celebra con su equipo la salida a bolsa de la compañía. (Reuters)

Una buena marca en un buen sector

La idea es brillante. Así lo creen los analistas de JP Morgan, que ven un crecimiento acelerado de los alimentos y bebidas con base vegetal y que creen que el sector de la carne vegana puede llegar a alcanzar los 100.000 millones de dólares de ventas en quince años, con Beyond Meat suponiendo un 5% de esa cuota. En este contexto, desde JP Morgan opinan que Beyond Meat es una “fuerza disruptiva e innovadora” que, “a diferencia de las hamburguesas veganas tradicionales, está diseñada científicamente para replicar la carne de vaca con vegetales”. En este contexto, JP Morgan ve a Beyond Meat como un valor con alto potencial de generación de caja.

Las demás casas de análisis también reconocen el mérito de la ‘start up’ y su iniciativa. Goldman Sachs considera que Beyond Meat es un “jugador clave” en un sector al auge, y que la empresa está “alcanzando una escala notable en la producción, divulgación de la marca, innovación del producto y distribución”. Y otro tanto para Bank of America, que se muestra “optimista respecto a los prospectos de Beyond Meat dado su tamaño en el mercado, calidad del producto, y posicionamiento según los intereses de los consumidores en cuanto a la salud, bienestar y sostenibilidad”.

Credit Suisse también alaba la sólida posición de Beyond Meat. “Tenemos una convicción firme de que Beyond mantendrá el liderazgo de la categoría de carne vegetal según se hace con una porción grande de la industria cárnica de EEUU”, aseguran desde la casa, añadiendo que “las capacidades de desarrollo tecnológico de la empresa, un ‘branding’ marcado por una buena causa, y las tempranas alianzas con restaurantes y supermercados de alta categoría le dan un buen comienzo en un mercado con mucho potencial”.

Uno de los productos de Beyond Meat en las estanterías de un supermercado. (Reuters)
Uno de los productos de Beyond Meat en las estanterías de un supermercado. (Reuters)


La cotización deja el listón alto

Pero no es oro todo lo que reluce. Por un lado, a los analistas les da miedo las alzas bursátiles de la alimenticia. Goldman Sachs cree que “el ‘momentum’ en ventas de Beyond Meat ya está más que descontado” por la cotización; algo con lo que está de acuerdo Jefferies, que matiza en su informe que “con las acciones subiendo más de un 200%, parece que los mercados están esperando un escenario ‘de cielos azules’”, lo cual “deja el listón alto” para el valor. Credit Suisse también avisa: “la valoración del valor da por sentado el mejor caso posible de crecimiento durante los próximos seis años sin tener en cuenta los típicos riesgos de ejecución a los que se suelen enfrentar las ‘start up’”.

Y es que, pese a registrar un alza sólida de los ingresos en los últimos años, Beyond Meat nunca ha alcanzado beneficios. En los primeros nueve meses de 2018, la empresa generó unos ingresos de 56,4 millones de dólares, casi el doble de lo conseguido en el mismo periodo de 2017. Sin embargo, Beyond Mear cerró el tercer trimestre del ejercicio con unas pérdidas netas de 22,4 millones de dólares (apenas ligeramente por debajo de los ‘números rojos’ de 23,4 millones de dólares registrados en los primeros nueve meses de 2017).

Con las acciones subiendo más de un 200%, parece que los mercados están esperando un escenario ‘de cielos azules’

Por otro lado, los analistas avisan de la amenaza de los competidores, sobre todo si se tiene en cuenta de que, como bien subraya Bank of America, Beyond Meat podría no tener una cadena de suministro lo suficientemente sólida como para hacer frente al auge de la demanda, visión que también comparte Goldman Sachs a largo plazo. Entre los ejemplos más claros de estos está Impossible Foods (que de hecho tiene una célebre colaboración con Burger King por la Impossible Whoopper) o la venta de Tyson Foods de su 5% en Beyond Meat precisamente porque pretende recrear sus propios alimentos vegetales. También están en el radar gigantes del tamaño de Nestlé (con sus Incredible Burgers) y Kellogg (con Morningstar Farms).

Jefferies también está de acuerdo con que a Beyond Meat le falta para estar en su punto (por ejemplo, sus analistas han notado que las ventas crecen, pero que la cuota que ocupa Beyond en las estanterías de los supermercados frente a otras marcas de proteína vegetal se está quedando atrás). Sin embargo, también cree que a Beyond puede recurrir a operaciones interesantes, como una alianza con McDonald's que le haga la competencia a Impossible Foods (cosa que, no obstante, podría no pasar si McDonald's se decanta por otro competidor).

Y ya como guinda en el pastel, su analista más optimista, JP Morgan, también considera que hay que vigilar la concentración de los productos de Beyond Meat. Es decir, la recién cotizada es una empresa de apenas productos "cárnicos" sin haber todavía dado señales de querer o poder diversificar hacia otros derivados animales, por lo que su negocio reside en solo una pata. "Si ocurriese algo que dañase la imagen de Beyond o un incidente que obligase a la retirada de productos de las estanterías, la falta de diversificación se podría manifestar en una caída importante de las ventas", explican los analistas de JP, matizando que esto no es algo que dañaría igual a gigantes como Kellogg, por ejemplo, que justo el año pasado tuvo que enfrentarse a la retirada de paquetes de cereales en los supermercados por un brote de Salmonella.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios