tras la queja por publicidad engañosa

Autocontrol da la razón al 'lobby' del aceite de palma en su batalla contra Trapa

El organismo de autorregulación de la industria publicitaria ha dado un toque a Trapa por usar datos de forma "sesgada", omitir información y "menoscabar el crédito" del aceite de palma

Foto: Así es la campaña publicitaria de Trapa contra el aceite de palma.
Así es la campaña publicitaria de Trapa contra el aceite de palma.

La Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible gana el primer asalto contra Trapa. La chocolatera palentina despertó los recelos de sus competidores con una impactante campaña publicitaria donde puede verse una tala de árboles en Borneo (Indonesia) mientras dos personas abaten a un orangután. Ese vídeo disponible en YouTube terminó en manos del jurado de la Asociación para la Autorregulación de la Comunicación Comercial (Autocontrol), que ya se ha pronunciado.

"La citada publicidad presenta al aceite de palma como responsable principal y casi exclusivo de la deforestación mediante afirmaciones categóricas y sin matices", detalla el veredicto al que ha tenido acceso este periódico. Lo dice por las definiciones del bosque como "una gran plantación de aceite de palma" o su negativo impacto en la biodiversidad, unas alegaciones denunciadas por la fundación en defensa de este ingrediente.

Autocontrol respalda así el argumento de que Trapa ha usado datos de un informe "de manera parcial y sesgada", sin mencionar que la reducción del aceite de palma "puede provocar la expansión del cultivo de otros tipos de aceite con mayor impacto para la deforestación". También critica el uso de una ubicación que no se corresponde con un bosque primario —pese a las afirmaciones del vídeo— y, por tanto, convierte la campaña publicitaria en "engañosa".

El veredicto no es vinculante ni va más allá de una mera recomendación a la que Trapa puede hacer oídos sordos

El demandante se autodefine como organización sin ánimo de lucro que agrupa a las compañías comprometidas con el uso de aceite de palma 100% sostenible, encabezadas por Ferrero. De hecho, el máximo responsable de la citada fundación es el director de relaciones institucionales de Ferrero Ibérica, Roberto Torri. Su cruzada contra Trapa no irá más allá de una mera recomendación o tirón de orejas por parte de Autocontrol, pues el veredicto no es vinculante. La chocolatera palentina no es la única que ha eliminado este polémico ingrediente como reclamo publicitario: véanse Nocilla, Flora, Nutribén o Rodilla, entre tantas otras marcas.

La fundación ya transmitió su malestar por el hecho de que Trapa meta a todos los fabricantes en un mismo saco, pues en su vídeo no informa sobre la existencia de un certificado de aceite sostenible emitido por la Roundtable on Sustainable Palm Oil (RSPO). "La publicidad resulta incompatible con el principio de veracidad porque traslada de forma genérica y rotunda un mensaje según el cual el aceite de palma provoca en todo caso deforestación, omitiendo cualquier referencia a otras alternativas de cultivo con menor impacto medioambiental", matiza Autocontrol en sus conclusiones.

Va más allá al valorar la campaña como "denigratoria" por ofrecer información dirigida a "menoscabar el crédito del aceite de palma", una prohibición deontológica recogida en el artículo 9 de la Ley 3/1991 de Competencia Desleal. No obstante, Trapa no está suscrita al código ético de Autocontrol ni tiene obligación de someterse a sus normas. La única manera de forzar un cambio en su estrategia publicitaria es llevar el caso a los tribunales, algo que no entra en los planes de la Fundación Española del Aceite de Palma Sostenible.

El fabricante de bombones aún no ha recibido notificación alguna por parte del organismo regulador, si bien se niega a retirar una campaña que considera legítima. "No nos podemos pronunciar sobre un documento que no hemos visto", sostiene Trapa tras insistir en que el veredicto se trata de una simple opinión sin efectos vinculantes. "Nos sorprende que la prensa acceda a las conclusiones antes que nosotros", zanjan fuentes de la compañía.

Ferrero, propietario de Nutella, está detrás de la fundación en defensa del aceite de palma sostenible.
Ferrero, propietario de Nutella, está detrás de la fundación en defensa del aceite de palma sostenible.

"Sustituimos el aceite de palma por materias primas de mejor calidad, más responsables con el medio ambiente y con la salud de las personas", añade Trapa en su anuncio. Ese matiz tampoco ha gustado a la fundación capitaneada por Ferrero, que critica a la empresa palentina por dar a entender que cualquier sustitutivo es más saludable sin aportar pruebas que lo acrediten. Una vez más, el dictamen da la razón al demandante.

Nacida en 1995 como asociación independiente sin ánimo de lucro, Autocontrol se encarga de la autorregulación de la industria publicitaria en España. Cuenta con unos 500 miembros directos y 2.000 indirectos, de los que sale en torno al 70% de la inversión publicitaria en nuestro país. Su cometido es velar por una publicidad responsable, veraz, legal, honesta y leal, o así lo especifica en su carta de presentación.

Empresas

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios