El rebote que casi nadie se creyó: salidas de 2.500 millones de fondos de bolsa en 2019

A pesar del fuerte arranque de las bolsas, a pesar de la solidez de los beneficios corporativos, a pesar de los máximos en EEUU, el dinero sigue huyendo de la renta variable

Foto: Foto de archivo de la bolsa de EEUU. (EFE)
Foto de archivo de la bolsa de EEUU. (EFE)

Los inversores no se acaban de creer que la pesadilla de los mercados en los últimos meses de 2018 fuera solo un mal sueño. A pesar del fuerte arranque de las bolsas este 2019, a pesar de la solidez de los beneficios corporativos, a pesar de los máximos que se han visto en EEUU, el dinero sigue huyendo de la renta variable.

Así lo reflejan los flujos de dinero en el mundo de los fondos de inversión en España. Según los datos de Inverco, la asociación del sector, en abril hubo retiradas netas cercanas a los 800 millones de euros en aquellos fondos que invierten la mayor parte de su cartera en bolsa. Un éxodo que se amplía hasta los casi 2.500 millones de euros en el conjunto de 2019.

Tan solo se salvan los fondos de renta variable de Estados Unidos, donde sí se mantiene cierta confianza entre los inversores. Pero en los de bolsa europea la sangría no cesa. Si miramos solo a los de renta variable nacional, en abril hubo reembolsos netos por encima de los 216 millones, que se elevan hasta casi 550 millones en el último cuatrimestre. Si nos fijamos en los de renta variable europea, las cifras se triplican.

Coge el dinero y… ponte cómodo

En estas cifras tiene una enorme influencia lo que han venido haciendo las grandes redes bancarias en sus recomendaciones a los clientes. A casi todos les había pillado por sorpresa el desplome de finales de 2018 en los mercados, lo que se tradujo en fuertes caídas en las carteras. Los números rojos generaron una enorme inquietud entre los clientes, que en muchos casos quizá estaban asumiendo más riesgo en sus carteras del que en realidad deseaban (conoce aquí tu perfil de riesgo).

Ante esta situación, la reacción de los mercados la han visto como una oportunidad de oro para vender y no quedar tan expuestos a los altibajos de los índices. "Nosotros también lo hemos hecho con nuestras carteras gestionadas", explican desde una de las 10 mayores gestoras españolas. "Estamos muy cerca del final del ciclo económico global y el susto del año pasado nos recordó que conviene aumentar la prudencia"; añaden.

¿Y dónde se está yendo todo ese dinero? De momento, a liquidez, a pesar de que los tipos de interés están en negativo, con lo cual no se puede esperar rentabilidad, y la probabilidad de perder poder adquisitivo aumenta porque el coste de la vida sigue subiendo. De hecho, entre los fondos monetarios y los de renta fija a muy corto plazo, que son las tipologías más conservadoras, las entradas netas ascienden a casi 2.000 millones de euros en este inicio de año.

Hay tres entidades donde estos movimientos de recogida de beneficios y giro hacia un perfil más conservador se están dando de un modo especial: CaixaBank, donde ha habido salidas netas de fondos de bolsa superiores a los 1.300 millones de euros desde enero; Santander, con 440 millones de euros de reembolsos netos, y Sabadell, con 254 millones de euros.

No en todas las entidades sale dinero de bolsa. También las hay donde los flujos sí son positivos tras estos cuatro primeros meses del año. En BBVA ha habido entradas netas de 161 millones; en Mutuactivos, de 56 millones; en Amundi Iberia, de casi 50 millones; y en Santalucía AM y Abante Asesores, ligeramente por encima de los 31 millones de euros.

Eso sí, incluso las entidades positivas con la bolsa han recortado su peso tras las fuertes subidas: "Seguimos apostando por la renta variable, pero rebajamos nuestra exposición táctica desde el 55% al 50%, con el objetivo de tener margen de maniobra para aprovechar las oportunidades que se puedan presentar en los próximos meses", explican desde Abante en su informe mensual.

Llegados a este punto, ¿qué deben hacer los inversores particulares, aumentar o reducir su peso en bolsa? Los asesores financieros recomiendan aprovechar estos momentos, en los que no hay una euforia particular ni un pánico desatado, para analizar con mente fría cuál es nuestro perfil de riesgo y a qué plazo estamos realmente de la inversión. Ello nos indicará si debemos modular o no el nivel de renta variable que tenemos en las carteras. Sabiendo que la bolsa ha sido históricamente el activo más rentable a largo plazo, pero también el más volátil a corto.

Conoce tu perfil inversor:


Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios