SHANGHAI Y EL EUROSTOXX SUBEN, EL NIKKEI CAE

Wall Street abre en rojo tras los aranceles, mientras Europa y Asia cierran en verde

Tras la promesa del fin de semana, el presidente Donald Trump ha impulsado finalmente la subida del 10% actual al 25% en los aranceles a importaciones chinas valoradas en 200.000 millones

Foto: Una foto de archivo del presidente de EEUU y el presidente de China. (Reuters)
Una foto de archivo del presidente de EEUU y el presidente de China. (Reuters)

Tras días sufriendo por el riesgo de guerra comercial, las primeras bolsas en abrir el viernes cotizan en verde pese a la subida de los aranceles por parte de EEUU. Mientras que la bolsa de Shanghai —que recibió la noticia de la decisión del Gobierno de Donald Trump a sus 12:00 horas del mediodía— cerró la sesión con un alza del 3%, el parqué europeo, el Eurostoxx 50, va camino a cerrar el día con un alza del 0,3%. El Ibex 35, a su vez, gana un 0,4% en un día en el que ha recibido varias publicaciones de resultados. El S&P 500 y el Dow Jones, sin embargo, ahondan las caídas de esta semana y se dejan un 0,9% cada uno.

Después de prometerlo mediante su cuenta de Twitter el fin de semana pasado —y desencadenando una posterior oleada de caídas bursátiles en todos los mercados del mundo—, el presidente Donald Trump ha impulsado finalmente la subida del 10% actual al 25% en los aranceles a importaciones chinas valoradas en 200.000 millones de dólares, enturbiando así las negociaciones con Pekín para contener la guerra comercial entre las dos mayores economías mundiales.

La cena de trabajo que mantuvo este jueves el jefe negociador de China, el viceprimer ministro Liu He, con el encargado de comercio exterior de EEUU, Robert Lighthizer, y el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, no cambió los planes de Washington. Liu volverá a reunirse este viernes con los negociadores estadounidenses, en un intento de lograr un pacto que permita retirar, rebajar o contener el impacto de los aranceles. China, con todo, también ha avisado en un comunicado del Ministerio de Comercio que tomará "las contramedidas necesarias".

Y pese a todo, los inversores respiran tranquilos. La única gran bolsa a nivel mundial que cae es la de Japón, con el Nikkei perdiendo un 0,27%. Pero en Europa, sin embargo, las bolsas respiran tranquilas: el DAX alemán sube un 0,7%, el CAC 40 crece un 0,3% y solo el FTSE 100 londiense cae (un 0,2%). En España, el Ibex 35 avanza un 0,50%, con IAG y Acciona como cara y cruz de la bolsa tras presentar sus respectivas cuentas del primer trimestre. Además, el selectivo también ha recibido los resultados de una de sus empresas de mayor capitalización bursátil, Telefónica, que cae un 0,44% pese a anunciar una subida del beneficio del 11% entre enero y marzo. Al otro lado del Océano Atlántico, los futuros del S&P 500 ya caían un 0,22%, esperando a que la bolsa abra a las 9:30 neoyorquinas.

Según explica Juan José Fernández-Figares, analista de Link Securities, "a corto plazo los índices y muchos valores están muy sobrevendidos". "Además, esperan que, al final, aunque no sea de forma inmediata, EEUU y China alcancen un acuerdo comercial", matiza el experto. "De todas formas, de no ser así, China está dispuesta a inyectar fuertes estímulos en su economía para contrarrestar el impacto de las tarifas en su crecimiento económico y en las empresas afectadas —eso ha tranquilizado de momento a los inversores—".

"Para entender este rebote, cabe recordar la fuerte caídas que acumula la bolsa desde comienzos de semana", explica Felipe López Gálvez, analista de Self Bank. "El mercado ya había descontado que la subida de aranceles entrase en vigor, por lo que no ha pillado por sorpresa su implantación hoy viernes. Lo que muestran el viernes las bolsas es el tono conciliador que ha utilizado Liu He esta madrugada, recordando que una guerra comercial no favorece a ninguna de las dos partes".

"Confiamos en que al final uno de los dos bandos ceda y tengamos un acuerdo comercial en las próximas semanas", considera Felipe López Gálvez, analista de Self Bank. "Las consecuencias del no logro de la firma del acuerdo es perjudicial tanto para Estados Unidos y China, como hemos observado en los descensos en las bolsas de ambos países durante esta semana".

Desde la rama de análisis de Bankinter, los analistas también esperan la resolución del caso con cautela. "La estrategia negociadora de Trump y los vaivenes en la posición de China generan inquietud", estiman. "El desenlace más probable es que no se formalice un acuerdo en el corto plazo, pero que no se suspendan las negociaciones... Veremos".

Y otro tanto para UBS. En un informe matutino, el banco suizo ha explicado que aun no reduce exposición al riesgo porque su escenario base sigue siendo que EEUU y China finalmente lleguen a alguna forma de acuerdo. "Ambos países tienen fuertes incentivos para llegar a un acuerdo y no esperamos una ruptura absoluta de las negociaciones", explican los analistas. "Creemos que China posiblemente haya sobreestimado el deseo estadounidense de un acuerdo rápido y que está dispuesta a mantener vivas las negociaciones —de ser así, las represalias de China posiblemente sean moderadas—".

De hecho, desde UBS no esperan gran volatilidad. "Tras la caída de los mercados esta semana, se ha descontado parte del riesgo. De aquí en adelante, creemos que los mercados se tranquilizarían con una respuesta mesurada de China, indicios de un nuevo plazo para concluir las negociaciones y la ausencia de preparativos para nuevos aumentos arancelarios en Estados Unidos". Asimismo, los analistas concluyen que su "posicionamiento táctico general es el viernes es de quedarse neutral frente al riesgo: las posiciones sobreponderadas favorables a activos de riesgo en acciones mundiales y japonesas y en bonos soberanos de mercados emergentes se ven contrarrestadas por posiciones infraponderadas en acciones de la zona euro y del Reino Unido y por nuestras posiciones contracíclicas".

Trump no tiene prisa

El mandatario republicano ha asegurado el viernes que no tiene "prisa" para cerrar un acuerdo comercial con China. "Las conversaciones con China siguen de una forma muy agradable. No hay ninguna mujer de darse prisa, ya que China está pagando unos aranceles del 25% a Estados Unidos por 250.000 millones de dólares de bienes y productos", ha expresado el dirigente del Ejecutivo en su perfil oficial de la red social Twitter.

Los aranceles elevados este viernes se suman a los que ya estaban aprobados sobre importaciones por valor de 50.000 millones de dólares (44.461 millones de euros). "Estos pagos masivos van directamente al Tesoro de Estados Unidos y el proceso para aprobar nuevos aranceles sobre los 325.000 millones de dólares restantes ya ha comenzado", ha añadido.

Asimismo, Trump, que ha cuantificado los ingresos anuales por aranceles en más de 100.000 millones de dólares (88.923 millones de euros) ha asegurado que generan "más riqueza para el país que un trato comercial fenomenal de cualquier tipo".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios