AVISA DEL IMPACTO EN LOS INGRESOS

Tesla se desploma en bolsa tras unos datos de entregas peores de lo esperado

Los analistas están preocupados por la capacidad de la empresa de alcanzar algún día la estabilidad y de cumplir con sus promesas. Tesla avisa de dificultades de entrega fuera de EEUU

Foto: Un coche de Tesla
Un coche de Tesla
Autor
Tiempo de lectura3'

Tesla vuelve a sufrir otro torbellino bursátil. La compañía se deja un 9% en los primeros movimientos de la bolsa de Nueva York después haber presentado anoche, tras el cierre del mercado, sus datos de entrega y producción de automóviles —unas cifras en 'decrescendo' que, por tanto, han decepcionado estrepitosamente a analistas y mercados—.

El fabricante de coches eléctricos anunció el miércoles la entrega de alrededor de 63.000 coches en total durante el primer semestre —cerca de un 31% menos que lo entregado el trimestre anterior—. De este total, 50.900 entregas fueron del Model 3 y 12.100 de modelos más antiguos. El consenso de analistas recogido por FactSet, con todo, esperaba unas entregas totales de 76.000. Por otro lado, la compañía dirigida por Elon Musk produjo 77.100 vehículos (62.950 del Model 3s y 13.140 de otros modelos más antiguos).

Y es que la propia Tesla ha reconocido en un comunicado que estos números la ponen en un aprieto. El fabricante de coches eléctricos ha avisado de que sus ingresos se verán "negativamente impactados por unos volumenes de entregas menores de lo esperado y ajustes de precios". La empresa tiene unas expectativas de entrega de entre 360.000 y 400.000 coches para el total de 2019. Con todo, también dijo que uno de los desafíos era intentar entregar coches a lugares de todo el mundo cuando estos solo se fabrican en su planta de San Francisco Bay Area —matizando que alrededor de 10.600 unidades no habían sido contabilizadas en el total de entregas porque todavía estaban en tránsito hacia los consumidores.

"Aunque pensamos que los resultados de entregas presionarán a las acciones de Tesla, esto corrobora nuestra creencia en que las expectativas de la empresa en cuanto a volúmenes para los productos en 2019 son demasiado altas y que la demanda será más baja según los subsidios se moderen en EEUU", explican en su informe los analistas de Goldman Sachs, que consideran que esto va a lastrar las estimaciones de ebitda y flujo de caja libre de Tesla.

El CEO de Tesla, Elon Musk. (Reuters)
El CEO de Tesla, Elon Musk. (Reuters)

Lo mismo opinaron los analistas de Citi, que consideran que "pese a que puede que los entusiastas de Tesla miren más allá de la decepción en las entregas del Model 3, las cifras de los modelos S y X también dan pie a preocupaciones legitimas en cuanto a los márgenes de la empresa, particularmente dado el riesgo de que haya aun más canibalización del nuevo Modelo Y".

No en vano, no es la primera vez que la automovilística decepciona con estas cifras. Ya en enero, la empresa caía otro 10% después de quedarse por debajo de las expectativas con estos datos, inquietando a los inversores con su habilidad de alcanzar una base financiera sostenible. "Al final, dado el progreso más lento de lo esperado con la producción del Model 3, malos casos pasados de producción, problemas de log´istica y ahora posiblemente dificultades para entregar vehículos en Europa y China, consideramos que todavía queda tiempo para que las ventas y producción del Model 3 alcance una escala masiva", expresaron los analistas de Bank of America, que también están preocupados por los flujos de caja de la automovilística.

Asimismo, la empresa cotiza con un sesgo negativo de más del 14%. Y es que hace apenas unos meses, en los resultados del tercer trimestre de 2018, que Tesla alcanzó por primera vez la senda del beneficio, tras casi dos décadas de pérdidas; por lo que todavía quedan muchas promesas por demostrar.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios