posiciones cortas

De DIA a Bankinter: grandes éxitos y fracasos de los bajistas en la bolsa española

La CNMV dejará de publicar en 2019 los agregados de posiciones cortas. Durante estos años, DIA ha batido el récord con un 24,86% del capital

Foto: Damian Lewis y Paul Giamatti en la serie 'Billions'
Damian Lewis y Paul Giamatti en la serie 'Billions'

"Los bajistas no son perniciosos o negativos per se", recuerdan en el seno de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que reducirá la transparencia sobre la información de las posiciones cortas para seguir la misma línea que Europa.

"No somos carroñeros. Somos glóbulos blancos, acabando con las empresas malas, ganando a nuestros inversores, previniendo burbujas". La cita procede de la serie 'Billions', en la que uno de sus protagonistas, Bobby Axelrod (interpretado por Damian Lewis), es gestor de un 'hedge fund' que defiende que su labor contribuye a una mayor eficiencia del mercado.

Los cortos ponen el foco en problemas de empresas que han pasado desapercibidos para el resto del mercado o se pueden equivocar

En la CNMV son de la misma opinión. "Los cortos ponen el foco en problemas de empresas que han pasado desapercibidos para el resto del mercado o se pueden equivocar como el resto de inversores", aseguran fuentes de la CNMV. Hay varios ejemplos en ambas direcciones, aunque entre los más claros están DIA y Bankinter.

En el primer caso, DIA ostenta el récord de ataque bajista en el periodo en el que el supervisor ha publicado el agregado de las posiciones cortas sobre las empresas españolas entre 2010 y 2018, ya que la última vez será el próximo 26 de diciembre. La cadena de supermercados ha sufrido un ataque bajista por encima del 10% del capital desde septiembre de 2015, alcanzando el máximo histórico del 24,86% en julio de 2017. El último registro, hasta el 7 de diciembre, fue del 14,66%.

Los 'hedge funds' han acabado teniendo razón con DIA, que se hunde más de 90% en bolsa en 2018, pese a rebotar un 5% este viernes, y ha sido expulsada del Ibex 35 con una capitalización de 225 millones, frente a los 3.000 millones de hace dos años. En medio de este periodo bajista para la compañía, el ruso Mikhail Fridman se hizo con el 29%, Goldman Sachs ha estado especulando con derivados y préstamos de acciones, y se han disparado las dudas sobre la sostenibilidad financiera del grupo, que prepara una ampliación de 600 millones con el respaldo de Morgan Stanley.

Cuando los bajistas empezaron a acosar a DIA hasta convertir al valor en el más acechado de la bolsa española las acciones acababan de marcar máximos históricos por encima de los 7 euros. De hecho, era un valor recurrente en las carteras de algunos de los gestores españoles de fondos más reconocidos. Algunos de ellos han permanecido en la cadena de supermercados hasta el último desplome tras el verano, e incluso los hubo que entraron este año, como Francisco García Paramés, presidente de Cobas.

Acierto en DIA

"Los bajistas de DIA son una moda", aseguró una gestora de fondos hace dos años. Pero no ha sido así. Han seguido insistiendo y han tenido premio, mientras que los inversores institucionales han tenido que admitir el error y asumir pérdidas. En este caso, los 'hedge funds', como sugieren desde la CNMV que ocurre a menudo, vieron un problema o amenaza que el resto del mercado no detectó.

Pero los 'hedge funds' más agresivos también han tenido grandes equivocaciones y, por lo tanto, pérdidas con sus inversiones en España. Desde que la CNMV empezó a publicar las sumas de posiciones cortas de más del 0,2% en 2010, el banco más atacado ha sido Banco Popular, que no acabó bien. Pero el segundo mayor ataque fue contra Bankinter en 2011 y 2012, que en los periodos en los que no hubo prohibición de cortos, los 'hedge funds' sumaron más del 6% del capital apostado contra el banco.

En aquel momento, había grandes nubarrones sobre la banca española, con un agujero que salió a la luz con los decretos de Guindos y forzó el rescate con dinero público de varias entidades. Bankinter, como una de las más pequeñas, estuvo en la diana de los bajistas ante la posibilidad de que tuviera un déficit de provisiones no reconocido como ocurrió con Banco Popular, pero no fue así.

Bankinter cotizó por debajo de los 2 euros en 2012, con mínimos en 1,6 euros en abril. El récord de bajistas se produjo el 18 de mayo de 2012, con un 6,75% del capital apostado contra las acciones de la entidad, y el valor cerca de sus mínimos. Desde entonces, Bankinter sube en bolsa un 350%.

De hecho, desde los máximos de bajistas y mínimos en la cotización, a mediados de 2012, las dos cifras siguieron una tendencia contrapuesta. Las acciones comenzaron a rebotar y los 'hedge funds' iniciaron su huida con pérdidas, a diferencia de las grandes ganancias que obtuvieron invirtiendo contra otros bancos españoles.

Más allá de DIA, el mayor ataque bajista en la bolsa española desde 2010 se produjo contra Meliá. Las posiciones cortas alcanzaron el 16,8% del capital del grupo hotelero en julio de 2014. Por su parte, los cortos sumaron el 15,45% de Técnicas Reunidas en noviembre de 2017, o el 12,4% en Banco Popular en abril de 2017, dos meses antes de su resolución.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios