apuestas de los 'hedge funds'

Los bajistas ponen el foco en Bankia, BBVA y Sabadell con 1.000 millones

Los fondos de cobertura elevan en un 15% su inversión bajista contra estas entidades en dos semanas. En el acumulado del año, han duplicado su apuesta

Foto: Inversores bajistas. (iStockphoto)
Inversores bajistas. (iStockphoto)

La banca sigue sufriendo en bolsa, cotizando en general muy infravalorada, con el valor bursátil por debajo del que figura en libros. Pero los bajistas aún ven oportunidad de que mantenga la tendencia negativa, ya sea por su exposición a mercados emergentes o por la sensibilidad al euríbor, después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya tumbado sus previsiones. La apuesta contra Bankia, Sabadell y BBVA roza los 1.000 millones de euros, un 15% más que hace dos semanas.

Bankia y Banco Sabadell son los más presionados, según las estadísticas que publica la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Los niveles de euríbor que usan las dos entidades como referencia en sus planes estratégicos se alejan de la realidad ante el desplazamiento que ha habido a lo largo del año de las expectativas de subidas de tipos de interés, pasando de marzo de 2019 a no antes del verano del próximo año.

Los ‘hedge funds’ han alcanzado un nuevo récord en Bankia, con un 5,2% del capital. Esto es, se juegan 550 millones contra el banco parcialmente nacionalizado. Se trata de la mayor apuesta individual contra un banco español desde el fin de Banco Popular, mientras que —excluyendo a esta entidad— no se veían porcentajes similares en la banca desde 2011 y 2012, los peores años para el sector financiero, en plena crisis de deuda y reestructuración.

Hay dos razones que justifican este repunte, explicadas por el propio José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia. Por una parte, la apuesta por que la normalización del ‘precio del dinero’ sea lenta y tardía, por la sensibilidad de la entidad al 'precio del dinero'. Por otra, la presencia del Estado en el capital, ya que es un potencial vendedor de acciones. La propia ministra de Economía, Nadia Calviño, reconoció este lunes que la “baja” cotización hace que sea mal momento para vender.

Presencia del Estado

El Fondo de Reestructuración y Ordenación Bancaria (FROB) posee el 60% del capital, y tiene como plazo límite para la desinversión el final de 2019, aunque el mercado da por hecho que habrá una nueva prórroga. En cualquier caso, hay un círculo vicioso por el que la presencia del Estado incentiva las inversiones bajistas y estas dificultan la privatización. De hecho, cada vez que el Estado ha realizado una colocación de acciones ha intentado sorprender al mercado para evitar que los ‘hedge funds’ refuercen sus posiciones ante una posible caída y, con ello, tumben la cotización antes de que se materialice la venta.

Aunque la amenaza de los bajistas no es algo que preocupe en exceso en la sede de Bankia, ya que fuentes de la firma recuerdan que las posiciones cortas se redujeron con la colocación del 7% del capital en diciembre para aumentar después. "Es un tema coyuntural, por la peculiaridad de que el Estado tiene que vender su participación antes de que acabe 2019 y que no responde a ningún tipo de duda sobre nuestro modelo de negocio", añaden estas mismas fuentes.

Tanto Bankia como Sabadell tenían en las previsiones para el euríbor a 12 meses, en los planes estratégicos presentados para este año, que se acercaría a cero este 2018 para consolidarse en positivo en 2019 y rozar el 1% en 2020. En el caso del Sabadell, su negocio en España también tiene una dependencia relevante a los tipos de interés, aunque el mayor castigo en bolsa lo ha sufrido por TSB, su filial británica, tanto por las condiciones de Reino Unido en pleno Brexit como por la integración informática que acabó derivando en un impacto de 203 millones que incluye provisiones por 92,4 millones y ha provocado el despido del CEO en las islas, Paul Pester.

Así, los ‘cortos’ han incrementado la presión desde el 1,46% del capital hasta el 1,66% en el banco presidido por Josep Oliu, lo que supone una inversión en corto de 130 millones de euros. La apuesta se ha duplicado en el acumulado de 2018, tras empezar el año en el 0,81%. En Bankia, también ha crecido más del 100%.

En el caso de BBVA, la entidad presidida por Francisco González cotiza a 0,8 veces su valor en libros, pese a ser el único banco español junto a Bankinter que supera con su rentabilidad el coste del capital. Sin embargo, la entidad sufre por su exposición a emergentes, especialmente Turquía y la crisis de la lira, que amenaza con un impacto de 500 millones para el banco. Los bajistas han pasado en dos semanas del 0,56% al 0,76%, pese a la recuperación en bolsa de la entidad los últimos días tras la subida de tipos en Turquía, lo que supone una inversión bajista de 280 millones.

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios