"las divisas están manipuladas"

Tensión monetaria: ¿está China usando el yuan contra EEUU en la guerra comercial?

El gigante asiático está flexibilizando su política monetaria ante una ralentización de su crecimiento, pero EEUU está convencido de que esto es la guerra (de divisas)

Foto: Billetes del renminbi chino y un billete de dólar. (Reuters)
Billetes del renminbi chino y un billete de dólar. (Reuters)

La guerra de divisas, hermana pequeña de la guerra comercial, asoma las orejas: el Banco Popular de China inyectó el lunes 502.000 millones de yuanes (74.000 millones de dólares) para intentar revitalizar su economía, apenas días después de que el presidente estadounidense Donald Trump acometiese contra la debilidad de la según él "manipulada" divisa china, en un momento en el que la diferencia entre las monedas de ambos paises se encuentra en máximos históricos.

A su vez, la divisa del gigante asiático continuaba el martes en el débil precio de 6,79 yuanes por dólar. A mediados de junio, el valor del renminbi emprendió una tendencia bajista que, para los últimos días de julio, ya acumula una caída de más del 5% respecto al dólar, 9.38% desde el precio de abril, cuando la moneda tocó su precio más alto de 2018. La inyección de dinero del lunes es la más grande jamás hecha a través del mecanismo de crédito a medio plazo del banco central - una herramienta creada en 2014 para proporcionar créditos de tres a doce años a los bancos comerciales.

China movía ficha unos días después de que el presidente de EEUU alegase el viernes que estaba "preparado para ir a por los 500", es decir, a imponer aranceles a todos los bienes aceptados en 2017 procedentes de China, que ascienden a un total de 505.500 millones de dólares en total, cuando de momento las tarifas por parte de EEUU a China se encuentran en los 200.000 millones de dólares .

No obstante, no es la primera medida de flexibilación económica que lleva a cabo el país asiático desde que empezaron las tensiones comerciales con EEUU: ya a finales de junio, el banco central chino rebajaba la cantidad de dinero que el Banco Popular de China requiere a los bancos comerciales como reserva, liberando así alrededor de 700.000 millones de yuanes (108.000 millones de dólares) al mercado.

"Aunque el Banco Popular de China ha insistido en una posición neutral, creemos que la medida es un paso adelante hacia una política monetaria más flexible, lo cual no es nada más que oportuno dadas la ralentización del crecimiento y unas tensiones comerciales crecientes", explicaba entonces en una nota Wei Yao, economista de Société Générale especializado en China. La medida entró en efecto el 5 de julio, justo un día antes de que entrasen en vigor los aranceles impuestos entre China y EEUU.

"No haremos del yuan un arma"

El viernes, Trump cargaba contra el país asiático y la UE al tuitear que "China, la Unión Europea y otros han estado manipulando sus divisas y tipos de interés a la baja, mientras que EEUU está aumentando sus tipos a la vez que el dólar se fortalece más y más cada día que pasa - disminuyendo nuestro gran márgen de competitivad. Como de costumbre, el campo de juego no está al mismo nivel... ". Ese mismo viernes, el yuan alcanzaba mínimos de un año contra su rival estadounidense, a 6,81 unidades por dólar.

A su vez, el secretario del Tesoro de EEUU, decía ese mismo día a Reuters, que la organización estaba "estudiando muy de cerca si [China] había manipulado la divisa", justificando que sospechaba de las caídas porque a principios del año la divisa había estado subiendo de forma estable.

​​Ranko Berich, director de análisis de Monex Europe explica que la "causa principal de la debilidad del yuan no es la intervención monetaria de las autoridades chinas". "En cambio, un dolar americano fuerte debido a una Reserva Federal fuerte ha sido el factor principal", añade el analista, que avisa de que la debilidad de renminbi había subido mucho en 2017, por lo que el cambio de tendencia este año no significan que la divisa esté infravalorada de forma dramática.

Además, matiza Berich, el yuan se ha fortalezido también ante otras divisas de paises emergentes comparables. "Es probable que las autoridades chinas eviten una debilidad más fuerte del yuan por el temor a que esto desencadene salidas de capital como los que vimos durante la rápida depreciación de 2015", considera el analista, añadiendo que, dada que la política monetaria y fiscal china continúa moderadamente flexible, "es probable que el renminbi se debilite más pero debido a factores fundamentales, no manipulación".

Aunque es cierto que, dado el contexto de la guerra comercial, un dólar fuerte comprometería aun más el balance contable estadounidense, tampoco es seguro que las autoridades chinas estén realmente respondiendo a la guerra comercial de Trump con la divisa. Al final, la economía doméstica del gigante asiático no pasa por su mejor racha, habiendo crecido un 6,7% interanual durante el segundo trimestre, su ritmo más lento desde 2016, en un momento en el que el país se enfrenta a un serio problema de deuda.

A principios de mes, el gobernador del banco central de China, Yi Gang, prometía "mantener el tipo de cambio del yuan estable a un nivel razonable y equilibrado", mientras que Sun Guofeng, director del instituto de investigación financiera del banco, justificaba el declive del renminbi en los cambios de expectativas del mercado e insistía en que "China defiende el multilateralismo, la globalización, el mercado libre y pautas basadas en directrices internacionales, y no hará del tipo de cambio del yuan un arma con la que lidiar con los conflictos comerciales".

Mercados

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios