vencimiento de opciones y futuros

Cuádruple hora bruja: así se reinicia la especulación en bolsa

Este viernes las bolsas vivirán la primera cuádruple hora bruja del año, en la que coinciden los vencimientos de futuros y opciones sobre los índices en Europa y Estados Unidos

Foto: Un muñeco que representa a una bruja. (Pexels)
Un muñeco que representa a una bruja. (Pexels)

En las bolsas hay muchos tipos de inversores, desde los fondos que operan a largo plazo hasta los que se exponen con derivados. Para estos últimos el tercer viernes del último mes de cada trimestre es especial. Como este 16 de marzo, en el que coinciden los vencimientos de futuros y opciones sobre índices bursátiles y acciones.

Muchos gestores célebres como Warren Buffett distinguen al inversor del especulador. El primero sería el que compra una acción pensando en el largo plazo porque ve atractiva la compañía. El segundo es más cortoplacista y tiende a aprovecharse de los derivados para construir sus posiciones.

Entre estos derivados están las opciones, que son derechos que otorgan la posibilidad pero no la obligación de adquirir ('call') o vender ('put') un activo, y que tienen como vencimiento el tercer viernes de cada mes. También están los futuros, que determinan las condiciones de una operación sobre un activo en un plazo determinado, y cuya liquidación coincide cuatro veces al año.

Al principio se llamó triple hora bruja a todos los terceros viernes del tercer mes de cada trimestre, ya que expiraba la duración de opciones sobre índices, opciones sobre acciones y futuros sobre índices. Pero el nacimiento de los futuros sobre acciones en 2002 convirtió en cuádruple hora bruja al tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre.

Los futuros se liquidan al cierre del mercado "para evitar que un gran bróker ejecutara una orden y diera la vuelta al índice, como ocurría en el pasado, por eso también existe la subasta de cierre que lleva el resultado final del Ibex a las 17:38 horas", recuerda Eduardo Bolinches, colaborador de ActivTrades.

El proceso de liquidaciones o ejecuciones de opciones y, en muchos casos, nuevos contratos, se produce durante la sesión y es el que dispara el volumen de negociación en las horas clave: a las 12:00 horas con el Euro Stoxx, a las 13:00 horas con el DAX alemán, a las 16:00 horas con el CAC 40 francés, a las 16:45 horas con el Ibex 35 y desde las 14:30 horas en Wall Street, donde no hay futuros sobre acciones al estar prohibidos.

Suma cero

El mercado de opciones y futuros es de suma cero. Para que unos ganen y otros pierden. El vencimiento es el día límite en el que se puede ejecutar el contrato, algo que ocurre especialmente con las opciones, más ilíquidas y generalmente con apalancamiento. Aunque muchos operadores se apuntan la pérdida o ganancia contable y renuevan su posición para el siguiente vencimiento (‘roll-over’).

Muchos traders intentan su jugada a última hora. A corto plazo pueden mover el mercado, pero no cambiar la tendencia

Los contratos se liquidan por diferencias, en función del beneficio o pérdida de la operación, o con la entrega del activo subyacente del derivado. El gestor que regula estas operaciones es el Mercado Oficial de Futuros y Opciones Financieros (MEFF).

La hora bruja o ‘quadruple witching’ puede aumentar la volatilidad, que se disparó al inicio de febrero y se ha moderado en las últimas semanas. “Muchos traders intentan su jugada a última hora. A corto plazo pueden mover el mercado”, afirma Carlos Doblado, fundador de Ágora Asesores Financieros, pero recuerda que “no alteran la tendencia”.

Mercados
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios